Auto 2013-00136/51342 de octubre 10 de 2016

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN TERCERA

SUBSECCIÓN C

Consejero Ponente:

Dr. Guillermo Sánchez Luque

Rad.: 08001-23-33-000-2013-00136-01 (51342)

Actor: Primavera Aquacultura Ltda.

Demandado: Nación-Ministerio de Transporte y Otros

Referencia: Reparación Directa

Bogotá D.C., diez de octubre de dos mil dieciséis

Extractos: «Consideraciones.

1. El Consejo de Estado es competente en segunda instancia para estudiar este asunto de conformidad con el artículo 150 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, según el cual conoce de los recursos de apelación contra los autos dictados en primera instancia por los Tribunales Administrativos. En consonancia con este mandato, el artículo 243 numeral 3º prevé que el auto que ponle fin al proceso es susceptible del recurso de apelación y será dictado por el Magistrado Ponente conforme al artículo 125.

Así mismo, esta Corporación es competente en razón a la cuantía, pues el valor de la pretensión mayor asciende a $618’.000.000, suma que supera los 500 smlmv exigidos por el artículo 152 numeral 6 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, esto es, $294’750.000(1).

2. La legitimación en la causa por activa se refiere a la capacidad jurídica y procesal de la parte demandante para comparecer en juicio y, por lo mismo, para formular pretensiones.

El arrendamiento es un contrato en el que las dos partes se obligan recíprocamente, una a conceder el goce de una cosa, o a ejecutar una obra o prestar un servicio y otra a pagar por este goce, obra o servicio un precio determinado, de conformidad con lo previsto en el artículo 1973 del Código Civil.

EI contrato de arrendamiento es consensual, bien sea que se trate de un bien de naturaleza mueble o inmueble, porque no tiene por objeto transferir o constituir derechos reales sobre el bien arrendado, pues solo genera derechos personales para los contratantes.

Como no existe norma que exija solemnidad para la celebración del contrato de arrendamiento, este se puede demostrar por cualquier medio probatorio previsto en el Código de Procedimiento Civil.

3. En este caso, la sociedad demandante afirma en los hechos 12 y 14 de la demanda que comparece en calidad de arrendataria de la finca “España” para Obtener la reparación de los perjuicios ocasionados en esta, entre otros, en la infraestructura de los estanques y pérdida de la producción por el desbordamiento del canal del dique (fls. 10 y 11 cdno. 1).

La parte demandante aportó con la demanda copia simple del contrato de arrendamiento; celebrado el 1 de febrero de 2010 entre la sociedad Primavera Aquacultura Ltda. como arrendataria y Gerardo Lara Díaz como arrendador (fls. 87 a 92 cdno. 1). Esta copia simple tiene validez, porque la Sección Tercera de esta Corporación, en reciente fallo de unificación(2) consideró que tenía mérito probatorio.

La ley civil y comercial no exige la titularidad del derecho dé dominio del bien en cabeza del arrendador como requisito de existencia o validez del contrato de arrendamiento, incluso permite el arrendamiento de cosa ajena (art. 1974 del C.C).

Como se acreditó la existencia del contrato de arrendamiento y la condición de arrendataria de la sociedad demandante, esta tiene legitimación jurídica y procesal para comparecer al juicio, perseguir judicialmente sus derechos y formular pretensiones y, por ello, se revocará la decisión de primera instancia.

En mérito de lo expuesto se

RESUELVE

1. REVÓCASE el auto del 7 de mayo de 2014 proferido por el Tribunal Administrativo del Atlántico y, en su lugar, NIÉGASE la excepción previa de falta de legitimación en la causa por activa.

2. En firme esta decisión DEVUÉLVASE el expediente al Tribunal de origen.

Cópiese, Notifíquese y Cúmplase».

1 Suma que se obtiene de multiplicar el salario mínimo de 2013, $589.500, por 500.

2 Consejo de Estado, Sección Tercera, Sentencia de 28 de agosto de 2013, Rad. 25.022. El Magistrado Ponente no comparte este criterio jurisprudencial, sin embargo lo respeta y acoge. Los motivos de la disidencia están contenidos en la aclaración de voto a la Sentencia del 22 de octubre de 2015, Rad. 26.984.