Auto 2013-00493 de julio 17 de 2014

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA – SUBSECCIÓN B

Exp.: 11001-03-25-000-2013-00493-00

No. Interno: 0996-2013

Consejero Ponente:

Dr. Gerardo Arenas Monsalve

Actor:Augusto Rico García

Demandado: Nación – Ministerio de Vivienda, Cuidad y Territorio

Bogotá, D.C., diecisiete de julio de dos mil catorce.

El Consejero Ponente decide la solicitud de suspensión provisional presentada junto con la demanda de nulidad de algunos apartes del Decreto 1469 de 2010.

Antecedentes

El señor Augusto Rico García en ejercicio del medio de control de nulidad consagrado en el artículo 137 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, en adelante CPACA, pretende que suspenda de manera provisional algunos apartes del Decreto 1469 de 2010 “Por el cual se reglamentan las disposiciones relativas a las licencias urbanísticas; al reconocimiento de edificaciones; a la función pública que desempeñan los curadores urbanos y se expiden otras disposiciones”, entre los cuales se encuentran: i) el numeral 8 del artículo 102 del Decreto1469 de 2010; ii) las expresiones “provisional” y “provisionalmente”, contenida en el inciso tercero del parágrafo segundo del artículo 87 y en los artículos 101, 103 y 104 del Decreto 1469 de 2010, y iii) el inciso segundo del parágrafo 2 del artículo 87 del Decreto 1469 de 2010.

El señor Augusto Rico García, para sustentar la medida cautelar de suspensión de los apartes del acto acusado, expone los argumentos que a continuación se sintetizan:

i) Considera el demandante que debe suspenderse provisionalmente el numeral 8 del artículo 102 de Decreto 1469 de 2010, por ser violatorio del artículo 9º numeral 7 de la Ley 810 de 2003 y del artículo 7º de la Ley 588 de 2000. Para demostrar la violación alegada, el demandante realizó la siguiente transcripción:

Disposiciones vulneradasNorma acusada
Ley 810 de 2003, artículo 9º, numeral 7. “Mientras se expide la ley de que habla en el numeral 4 de este artículo, a los curadores urbanos se les aplicarán, en lo pertinente, las normas establecidas en el Estatuto de Notariado y Registro para los casos de vacancia en el cargo, vacaciones y suspensiones temporales y licencias”. Artículo 102 numeral 8 del Decreto 1469 de 2010: “Faltas absolutas. Se consideran faltas absolutas de los curadores urbanos, las siguientes:
(…)
8. La terminación del período individual para el cual fue designado. (…)”

Art. 7º de la Ley 588 de 2000
Continuidad del servicio notarial. No se podrá remover de su cargo a los notarios que se encuentren participando en el concurso aquí previsto, salvo por las causales establecidas en la ley. (…)
 

El demandante anotó que el Gobierno Nacional excedió su facultad reglamentaria al establecer como causal de faltas absolutas de los curadores, la terminación del periodo individual para el cual fue designado, pasando por alto que en caso de vacancia del cargo(1), a los curadores urbanos se les debe aplicar las normas establecidas en el Estatuto de Notariado y Registro, por remisión expresa del numeral 7 del artículo 9º de la Ley 810 de 2003.

Sostiene que el numeral 8 del artículo 102 del Decreto 1469 de 2010 es violatorio del artículo 7º de la Ley 588 de 2000, por cuanto el numeral acusado desconoce que a los curadores urbanos se les debe aplicar lo dispuesto en el Estatuto de Notariado y Registro, el cual dispone que los notarios que se encuentren participando en el concurso no podrán ser removidos de su cargo.

Así, el Gobierno al disponerse que es falta absoluta, la terminación del periodo individual del curador, le impide a dicho servidor continuar en ejercicio del cargo mientras se realice el concurso, lo cual —insiste— contraría el Estatuto de Notariado y Registro, aplicable a los curadores, por cuanto a los notarios se les da la posibilidad de seguir en el cargo si se encuentra participando en el concurso.

Advierte que el Gobierno al convertir la terminación del período en una falta absoluta, le impide al curador urbano seguir ejerciendo el cargo ante tal hecho, en calidad de interino, cuando el alcalde no haya abierto el concurso de mérito o cuando a pesar de haberse abierto, este no ha concluido o cuando se haya declarado desierto, pagando injustificadamente la negligencia del alcalde que no convocó el concurso de méritos por lo menos 6 meses antes del vencimiento del periodo individual de los curadores urbanos.

ii) De otra parte, el demandante solicita la suspensión provisional de la expresión provisional” contenida en los artículos 101 y 103 del Decreto 1469 de 2010 y la expresión “provisionalmente contenida en el inciso tercero del parágrafo segundo del artículo 87 y en los artículos 103 y 104 del Decreto 1469 de 2010, por ser violatorios de los artículos 9º numeral 7 de la Ley 810 de 2003, del artículo 148 del Decreto Ley 970 (sic) de 1970 y de los artículos 2º y 7º de la Ley 588 de 2000. Para sustentar el cargo realiza el siguiente parangón:

Disposiciones vulneradasNorma acusada
Ley 810 de 2003, artículo 9º, numeral 7. “Mientras se expide la ley de que habla en el numeral 4 de este artículo, a los curadores urbanos se les aplicarán, en lo pertinente, las normas establecidas en el Estatuto de Notariado y Registro para los casos de vacancia en el cargo, vacaciones y suspensiones temporales y licencias”.
Decreto Ley 970 (SIC) de 1970, art. 148. Habrá lugar a designación en interinidad:
1) Cuando el concurso sea declarado desierto, mientras se hace el nombramiento en propiedad.
2) Cuando la causa que motive el encargo se prolongue más de tres meses, mientras ella subsista o se hace la designación en propiedad.
Ley 588 de 2000, art. 2º. Propiedad e interinidad. El nombramiento de los notarios en propiedad se hará mediante concurso de méritos.
En caso de vacancia, si no hay lista vigente de elegibles, podrá el nominador designar notarios en interinidad, mientras el organismo competente realiza el respectivo concurso.
De igual modo se procederá cuando el concurso sea declarado desierto.
El organismo rector de la carrera notarial realizará directamente los exámenes o evaluaciones académicas o podrá hacerlo a través de universidades legalmente establecidas, de carácter público o privado.
Dichas pruebas estarán destinadas a medir los conocimientos de los concursantes.
Ley 588 de 2000, art. 7º. Continuidad del servicio notarial. No se podrá remover de su cargo a los notarios que se encuentren participando en el concurso aquí previsto, salvo por las causales establecidas en la ley.
El notario que reemplace al que no supere el concurso o al que se retire por las causas previstas en la ley, prestará la garantía necesaria para asegurar la continuidad en la prestación del servicio notarial, de acuerdo con lo que determine el reglamento del organismo rector.


Inciso Tercero del parágrafo 2°, del artículo 87. Si ninguno de los concursantes obtiene el puntaje mínimo de que trata el parágrafo anterior o si el número de aspirantes que obtuviere un puntaje igual o superior a setecientos (700) puntos fuere inferior al número de curadurías vacantes, en el acto administrativo que contenga los resultados del concurso de méritos, se declarará total o parcialmente desierto y corresponderá al alcalde convocar uno nuevo dentro de los treinta (30) días hábiles siguientes.
En este evento, dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes, el alcalde municipal o distrital designará provisionalmente hasta que tome posesión el nuevo curador a alguno de los integrantes del grupo interdisciplinario especializado que haya apoyado la labor del curador saliente que reúna las mismas calidades exigidas para ser curador urbano o, en su defecto, a uno de los demás curadores del municipio o distrito.
Mientras se designa el reemplazo provisional del curador urbano, se entenderán suspendidos los términos para resolver sobre las solicitudes de licencia y demás actuaciones que se encontraran en trámite.
Artículo 101.  Designación provisional.
En el caso de que trata el numeral 1 del artículo anterior, corresponderá al alcalde municipal o distrital designar al curador provisional, quien deberá reunir los mismos requisitos para ser curador urbano y podrá pertenecer al grupo interdisciplinario especializado adscrito a la curaduría.
Tratándose de suspensión provisional ordenada por la autoridad competente, corresponderá al alcalde municipal o distrital designar como curador provisional al siguiente candidato de la lista de elegibles vigente mientras permanezca la medida. Si no hubiere candidatos disponibles en la lista de elegibles o si esta hubiese perdido su vigencia, el alcalde designará como curador provisional durante el término de suspensión, a uno de los demás curadores del municipio o distrito o a alguno de los miembros del grupo interdisciplinario del curador suspendido quien deberá reunir las mismas calidades exigidas para ser curador urbano.
Parágrafo. El curador provisional estará sujeto al mismo régimen de inhabilidades, incompatibilidades, impedimentos y faltas disciplinarias de los curadores urbanos.
Artículo 103. Designación del reemplazo en caso de falta absoluta. En caso de falta absoluta del curador urbano, el alcalde municipal o distrital designará en su reemplazo, y por un nuevo período individual, al siguiente candidato de la lista de elegibles vigente.
Si no hubiere candidatos disponibles en la lista de elegibles o cuando dicha lista hubiese perdido vigencia, el alcalde deberá convocar a un nuevo concurso dentro de los treinta (30) días hábiles siguientes a la fecha de presentarse la causal y mientras se surte el concurso, designará provisionalmente hasta que tome posesión el nuevo curador a alguno de los integrantes del grupo interdisciplinario especializado que haya apoyado la labor del curador saliente que reúna las mismas calidades exigidas para ser curador urbano o, en su defecto a uno de los demás curadores del municipio o distrito.
Mientras se designa el reemplazo provisional del curador urbano, se entenderán suspendidos los términos para resolver sobre las solicitudes de licencia y demás actuaciones que se encontraran en trámite.
Lo anterior, sin perjuicio de la responsabilidad disciplinaria que se derive para los funcionarios que incumplan con la obligación de designar el reemplazo provisional de manera inmediata y convocar el concurso dentro del término establecido para el efecto en el presente decreto.
Parágrafo. Ante la falta absoluta de todos los curadores urbanos de un municipio o distrito, y cuando no fuere posible cumplir con lo previsto en este artículo para la designación provisional de los mismos, la administración municipal o distrital asumirá de manera inmediata la prestación del servicio hasta tanto se designen los curadores urbanos en propiedad. En estos casos, la administración municipal o distrital no podrá cobrar expensas por el estudio, trámite y expedición de las licencias y otras actuaciones.
Artículo 104. “Entrega de archivos. Sin perjuicio de lo dispuesto en la Ley 594 de 2000 y su reglamento, el curador urbano saliente deberá entregar a quien se haya posesionado en su reemplazo, definitiva o provisionalmente, los expedientes que estuvieran cursando trámite. En caso de faltas absolutas y cuando no se hubiere designado el reemplazo del curador urbano saliente, este último deberá remitir los expedientes que estuvieren en curso, de manera inmediata, a la autoridad municipal o distrital de planeación, o la entidad que haga sus veces, la cual podrá asignar el asunto o distribuirlo por reparto entre los curadores urbanos que continúen prestando esta función.
(…)”

Las expresiones “provisional” y “provisionalmente” contenidas en los artículos transcritos infringen, a juicio del demandante, las normas invocadas, por cuanto estima que se desconoce que en caso de vacancia en el cargo de notario, si no hay lista de elegibles, podrá el nominador designar notarios en interinidad, mientras el organismo competente realiza el respectivo concurso, disposición que se aplica a los curadores urbanos por remisión expresa hasta tanto no se expida la ley de curadurías. Y además agrega, que no se podrá remover de su cargo a los notarios que se encuentren participando en el concurso previsto, salvo por las causales establecidas en la ley, como ya se anotó en el cargo anterior.

Anota el demandante que las expresiones “provisional” y “provisionalmente”, se asimilan al nombramiento en provisionalidad establecido para los cargos de carrera, por lo tanto, quedando claro que el cargo de curador urbano por ser de periodo fijo no figura dentro de los empleos de carrera, no es aplicable esta expresión sino la de interinidad, tal como lo establece el artículo 2º de la Ley 588 de 2000.

iii) El demandante también solicita la suspensión provisional el aparte subrayado del inciso segundo del parágrafo 2 del artículo 87 del Decreto 1469 de 2010, por cuanto considera que es violatorio del artículo 9 numeral 7 de la Ley 810 de 2003; los artículos 144, 148,149 y 150 del Decreto Ley 960 de 1970 y el artículo 7º de la Ley 588 de 2000.

Disposiciones vulneradasNormas acusadas
Ley 810 de 2003, artículo 9º, numeral 7. “Mientras se expide la ley de que habla en el numeral 4 de este artículo, a los curadores urbanos se les aplicarán, en lo pertinente, las normas establecidas en el Estatuto de Notariado y Registro para los casos de vacancia en el cargo, vacaciones y suspensiones temporales y licencias”.
Decreto Ley 960 de 1970, art. 144.- El cargo se pierde:
1) Por aceptación de la renuncia.
2) Por ejercer otro cargo público. Sin embargo, quienes ejerzan notaría en propiedad no la perderán cuando fueren designados interinamente o por encargo para alguno en la rama jurisdiccional o en el Ministerio Público, o en otra notaría o en oficina de registro.
3) Por no presentarse el notario a desempeñarlo, vencido el término de la licencia que se le haya concedido.
4) Por destitución decretada en providencia firme.
Decreto Ley 960 de 1970, art. 148. Habrá lugar a designación en interinidad:
1) Cuando el concurso sea declarado desierto, mientras se hace el nombramiento en propiedad.
2) Cuando la causa que motive el encargo se prolongue más de tres meses, mientras ella subsista o se hace la designación en propiedad.
Decreto Ley 960 de 1970, art. 149.- Dentro del respectivo período los interinos que reúnan los requisitos legales exigidos para el cargo, tienen derecho de permanencia mientras subsista la causa de la interinidad y no se provea el cargo en propiedad; los demás podrán ser removidos libremente.
Ley 588 de 2000, art. 7. Continuidad del servicio notarial. No se podrá remover de su cargo a los notarios que se encuentren participando en el concurso aquí previsto, salvo por las causales establecidas en la ley.
El notario que reemplace al que no supere el concurso o al que se retire por las causas previstas en la ley, prestará la garantía necesaria para asegurar la continuidad en la prestación del servicio notarial, de acuerdo con lo que determine el reglamento del organismo rector.

Decreto 1469 de 2010. Artículo 87 parágrafo 2°. Si ninguno de los concursantes obtiene el puntaje mínimo de que trata el parágrafo anterior o si el número de aspirantes que obtuviere un puntaje igual o superior a setecientos (700) puntos fuere inferior al número de curadurías vacantes, en el acto administrativo que contenga los resultados del concurso de méritos, se declarará total o parcialmente desierto y corresponderá al alcalde convocar uno nuevo dentro de los treinta (30) días hábiles siguientes.
En este evento, dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes, el alcalde municipal o distrital designará provisionalmente hasta que tome posesión el nuevo curador a alguno de los integrantes del grupo interdisciplinario especializado que haya apoyado la labor del curador saliente que reúna las mismas calidades exigidas para ser curador urbano o, en su defecto, a uno de los demás curadores del municipio o distrito.
Mientras se designa el reemplazo provisional del curador urbano, se entenderán suspendidos los términos para resolver sobre las solicitudes de licencia y demás actuaciones que se encontraran en trámite.

Argumenta el demandante que en el Estatuto de Notariado y Registro, no se prevé procedimiento alguno frente a la situación de vacancia.

De otra parte, señala que con el texto acusado se vulnera el derecho al trabajo de los curadores urbanos, quienes en aplicación de lo contemplado en el artículo 7º de la Ley 588 de 2000, podrían permanecer en el cargo mientras se realiza el concurso, situación validada por el numeral 7 del artículo 9º de la Ley 810 de 2003, que remite a los casos de vacancia al Estatuto de Notariado y Registro.

Insiste el demandante en que al presentarse las causales conjuntas de declaratoria de desierto el concurso de mérito y la terminación del período de los cinco (5) años del curador urbano, en consonancia con el Estatuto de Notariado , el alcalde municipal o distrital, debe proceder a designar en interinidad al curador que venía desempeñándose en propiedad.

El Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio descorrió el traslado de la suspensión provisional oponiéndose a la declaratoria de de la medida cautelar.

Manifestó el apoderado del Ministerio, que en el presente caso no se cumple con los requisitos previstos en el artículo 231 de la Ley 1437 de 2011 (CPACA) para decretar la medida provisional, dado que la parte actora no efectuó un juicio de ponderación para argumentar porque se vulneran las disposiciones invocadas, que se debe decir están mal citadas, sino que se limitó a realizar una transcripción de diversas normas que en su sentir “no tiene nada que ver” con los cargos demandados.

Estima el apoderado del ministerio, que el demandante desconoce el fundamento normativo que invocó el Gobierno Nacional en el encabezado y la parte considerativa del Decreto 1469 de 2010 “Por el cual se reglamentan las disposiciones relativas a las licencias urbanísticas; al reconocimiento de edificaciones; a la función pública que desempeñan los curadores urbanos y se expiden otras disposiciones”(2), del que se infiere que a través del Decreto 1469 de 2010 el Gobierno Nacional recogió y armonizó en un cuerpo normativo disposiciones vigentes, entre ellas la función pública de quienes se desempeñan como curadores urbanos con el fin de evitar dispersión y proliferación normativa para darle mayor seguridad jurídica.

Señaló que no es posible decretar la medida cautelar, por cuanto se requiere el estudio de fondo dentro de la sentencia en la que se estudie los cargos demandados, las normas invocadas y los argumentos dentro de la contestación de la demanda.

Resaltó el Ministerio que se avizora una eventual inepta demanda pues el demandante invocó como normas violadas el Decreto 970 de 1970, Por el cual se promueve la reforma de los estudios de Derecho” cuando debió sustentar su inconformidad invocando el Decreto 960 de 1960 “por el cual se expide el Estatuto del Notariado”.

Consideraciones

El competente para decidir sobre la solicitud de la medida cautelar es el Magistrado Ponente, quien determinará la procedencia de la misma, con el fin de proteger y garantizar provisionalmente, el objeto del proceso y la efectividad de la sentencia(3).

El Magistrado Ponente resolverá sobre la suspensión provisional de los efectos de los actos acusados, una vez analice el texto de los mismos y lo confronte con las normas superiores invocadas, para establecer si estas últimas se encuentran vulneradas.

Reitera el despacho que la interpretación de las normas confrontadas y la argumentación de la decisión de suspender o no el acto acusado, son garantías necesarias para la administración y para el accionante teniendo en cuenta que está frente a la suspensión provisional de los efectos de un acto administrativo, que en virtud de aquella temporalmente pierde su fuerza ejecutoria y deja de ser ejecutable.

El demandante en los cargos planteados señala que el Gobierno Nacional extralimitó su potestad reglamentaria al establecer como causal de “falta absoluta o temporal”, entendida como “vacancia absoluta o temporal” del cargo, la terminación del periodo y al considerar la posibilidad de proveer los cargos de curadores urbanos de manera provisional, desconociendo que a los curadores urbanos se les debe aplicar el Estatuto de Notariado y Registro, por tal razón lo que debería suceder es la designación de un curador en interinidad.

Como norma vulnerada señala lo establecido en el literal 7 del artículo 9º de la Ley 810 de 2003, el cual dispone “... Mientras se expide la ley de que habla en el numeral 4 de este artículo, a los curadores urbanos se les aplicarán, en lo pertinente, las normas establecidas en el Estatuto de Notariado y Registro para los casos de vacancia en el cargo, vacaciones y suspensiones temporales y licencias” (subraya fuera del texto original). Respecto a esta disposición debe anotar el Despacho que remite a lo establecido por el numeral 4 del mismo artículo, lo cual no puede ser considerado de manera aislada.

En el numeral 4 del artículo 9º se establece “…los curadores urbanos serán designados para periodos individuales de cinco (5) años y podrán ser designados nuevamente para el desempeño de esta función pública, previa evaluación de su desempeño por parte de los alcaldes municipales o distritales, en todo de conformidad con la ley que reglamente las curadurías y con los términos y procedimientos que para el efecto reglamente el Gobierno Nacional”.

Se evidencia de la trascripción atrás realizada del numeral 7 del artículo 9º de la Ley 810 de 2003, que a los curadores urbanos, mientras se expida la ley de curadurías (lo cual no ha sucedido aún), se les aplicara “en lo pertinente”, el Estatuto de Notariado y Registro en los casos de vacancia, lo cual debe ser analizado con la integralidad del conjunto normativo que regula el régimen de los notarios y registradores y con la totalidad del Decreto 1469 de 2010, el cual se realizará al proferirse la sentencia que dirima el asunto.

Así en el presente caso, no se configura la violación para que proceda la medida de suspensión provisional de las normas demandadas, pues como viene de explicarse se requiere de un amplio estudio de la facultad reglamentaria del Gobierno Nacional, que va más halla de lo previsto en el numeral 7 del artículo 9º de la Ley 810 de 2003.

Asimismo el despacho advierte que la ley reglamentada admite diversas interpretaciones, siendo una de ellas la expuesta por la parte actora y otra posible que las disposiciones reglamentarias demandadas por el actor al considerar que en casos de faltas absolutas, se rigen por los establecido en el Estatuto de Notariado y Registro y no por lo dispuesto en el Decreto 1469 de 2010.

Así se tiene que en el presente caso, el despacho considera que no es posible concluir que existe una violación de las normas invocadas por el demandante cotejándolas con los apartes acusados del Decreto 1469 de 2010, por cuanto se hace obligatorio un análisis integral de las normas que rigen la vinculación de los Notarios, Registradores y de los curadores urbanos, las cuales no fueron mencionadas por el demandante y que compete a un estudio de fondo, que permita entender los objetivos del legislador y del gobierno al regular la función pública de los curadores..

Por las razones que anteceden, se negará la suspensión provisional solicitada.

En mérito de lo expuesto, el Consejero Ponente integrante de la Subsección “B”, Sección Segunda del Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo,

IV. Resuelve:

SE NIEGA LA SUSPENSIÓN PROVISIONAL del numeral 8 del artículo 102 del Decreto1469 de 2010; de las expresiones “provisional” y “provisionalmente”, contenidas en el inciso tercero del parágrafo segundo del artículo 87 y en los artículos 101, 103 y 104 del Decreto 1469 de 2010 y el inciso segundo del parágrafo 2 del artículo 87 del Decreto 1469 de 2010.

SE RECONÓCE personería jurídica al abogado Andrés Fabián Fuentes Torres, para representar a la entidad demandada, en los términos y para los efectos del poder conferido visible a folio 50 del cuaderno de la medida cautelar.

Notifíquese y cúmplase.

Magistrado: Gerardo Arenas Monsalve.

1 El demandante expone que la vacancia ha sido definida como la falta de provisión efectiva de un cargo o empleo público para que pueda cumplir su fin de atención a las necesidades de la colectividad, razón por la cual se asimila el concepto de vacancia absoluta o temporal con el de faltas absolutas o temporales tal como lo anotó la Sala de Consulta y Servicio Civil del Consejo de Estado en el concepto de 30 de abril de 2008.

2 El Decreto 1469 de 2010 en su encabezado y parte considerativa, establece: “en ejercicio de sus facultades constitucionales y legales, en especial las que le confiere el numeral 11 del artículo 189 de la Constitución Política, el artículo 99 y los numerales 3, 4 y 5 del artículo 101 de la Ley 388 de 1997, y en desarrollo del artículo 48 de la Ley 9ª de 1989, el artículo 7° de la Ley 675 de 2001, el parágrafo del artículo 7° y el artículo 9° de la Ley 810 de 2003 y el artículo 108 de la Ley 812 de 2003, y
CONSIDERANDO:
Que la Ley 388 de 1997 estableció en el numeral 7 del artículo 99 que el Gobierno Nacional establecerá los documentos que deben acompañar las solicitudes de licencia y la vigencia de las licencias, teniendo en cuenta el tipo de actuación y la clasificación del suelo donde se ubique el inmueble;
Que de acuerdo con la facultad señalada, el Gobierno Nacional ha expedido los Decretos 1052 de 1998, 1600 de 2005, 097 de 2006, 564 de 2006, 4397 de 2006, 4462 de 2006, 990 de 2007, 3600 de 2007, 1100 de 2008, 1272 de 2009 y 2810 de 2009, mediante los cuales se reglamentaron las disposiciones relativas a las licencias urbanísticas, al reconocimiento de edificaciones, a la función pública que desempeñan los curadores urbanos, a la legalización de asentamientos humanos constituidos por viviendas de interés social, entre otros asuntos;
Que se ha evidenciado la pertinencia de recoger y armonizar en un solo cuerpo normativo las disposiciones vigentes relativas al licenciamiento urbanístico, al reconocimiento de edificaciones y a la función pública que desempeñan los curadores urbanos, con el fin evitar la dispersión y la proliferación normativa, dotar de seguridad jurídica a los destinatarios de la norma y mejorar la gestión pública asociada al estudio y trámite de expedición de licencias urbanísticas; (…).

3 El artículo 239 del CPACA dispone:“Procedencia de la suspensión: En todos los procesos declarativos que se adelanten ante esta jurisdicción, antes de ser notificado, el auto admisorio de la demanda o en cualquier estado del proceso, a petición de parte debidamente sustentada, podrá el Juez o Magistrado Ponente decretar, en providencia motivada, las medidas cautelares que considere necesarias para proteger y garantizar, provisionalmente, el objeto del proceso y la efectividad de la sentencia, de acuerdo con lo regulado en el presente capítulo.
La decisión sobre la medida cautelar no implica prejuzgamiento.
Parágrafo. Las medidas cautelares en los procesos que tengan por finalidad la defensa y protección de los derechos e intereses colectivos y en los procesos de tutela del conocimiento de la Jurisdicción de lo Contencioso Administrativo se regirán por lo dispuesto en este capítulo y podrán ser decretadas de oficio.