Auto 2013-01751 de enero 16 de 2014

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN CIVIL

Magistrada Ponente:

Dra. Margarita Cabello Blanco

Ref.: Expediente 11001 02 03 000 2013-01751 00

Bogotá, D.C., dieciséis de enero de dos mil catorce.

Se decide el conflicto de competencia negativo que involucra a los Juzgados Primero y Tercero de Familia de Tunja, pertenecientes al Distrito Judicial con sede en esa misma ciudad, y al Juzgado Segundo Promiscuo de Familia de Duitama, adscrito al Distrito Judicial de Santa Rosa de Viterbo, para conocer del proceso de disminución de cuota alimentaria y regulación del régimen de visitas que promueve el señor XXXX respecto de su menor hijo XXXX.

Antecedentes

1. El señor XXXX presentó ante los juzgados de familia de Tunja demanda en contra de su menor hijo XXXX en la que solicita reducción de la cuota alimentaria vigente y que se establezca un régimen de visitas. Dicho escrito fue repartido al Juzgado Tercero de Familia de esa ciudad.

2. Como sustento fáctico de su pretensión, el actor manifestó que en la sentencia de divorcio proferida el 10 de febrero de 2011 por el Juzgado Primero de Familia de Tunja le fue asignada la cuota alimentaria respecto de la que pretende ahora una disminución. Asimismo afirmó que tiene a cargo el mantenimiento de su madre, de su hermana —quien es menor y se encuentra en condición de discapacidad—, y de otra hija, también menor de edad.

También aseveró que se encuentra desempleado; que la madre del menor demandado “no le ha permitido verlo ni compartir con él y tampoco [l]e ha dado a conocer el lugar en el que se encuentran viviendo en la actualidad” (fl. 7 cdno. 1); y que solicitó “audiencia de conciliación de reducción de cuota alimentaria (...) la cual fue imposible de realizar por la imposibilidad de notificación de la madre” de su menor hijo.

3. En dicho libelo el actor indicó que se encuentra domiciliado en Tunja, y en lo atinente a la parte demandada afirmó que ignora “el domicilio o residencia actual de la señora XXXX”, madre del menor demandado (fls. 9-10 cdno. 1).

4. El Juzgado Tercero de Familia de Tunja, autoridad que por reparto recibió en un primer momento la actuación, advirtió que en ese despacho “cursa el proceso de custodia y cuidado personal entre las mismas partes”, en cuyo trámite “la señora XXXX claramente manifiesta su cambio de domicilio a (...) la ciudad de Duitama (...) y por consiguiente el domicilio del menor y su progenitora es en esa ciudad”.

Con apoyo en esa premisa, rechazó de plano la demanda por falta de competencia, y dispuso su remisión al Juzgado Promiscuo de Familia de Duitama (fls. 27-28 cdno. 1).

5. El Juzgado Segundo Promiscuo de Familia de Duitama, al que le fue asignado entonces el asunto, adujo que “[c]omo el proceso donde se fijó la cuota alimentaria cursa en el Juzgado Primero de Familia de Tunja (...) se considera que ese es el Juzgado competente”, por lo que también renegó de su competencia para conocer del proceso y envió la actuación al despacho últimamente mencionado.

6. Finalmente, el Juzgado Primero de Familia de Tunja, tras invocar lo normado en los artículos 8º del Decreto 2272 de 1989 y 139 del Código del Menor, concluyó que de dicho proceso debe conocer “el juez del lugar de la residencia del menor, para el caso que nos ocupa el Juzgado Segundo de Familia de Duitama (...) y no donde se ventiló el proceso primigenio de fijación de cuota, por ser esta interpretación contra legem y además lesiva de los derechos del menor”. Con apoyo en esa argumentación decidió negarse a aprehender el conocimiento del asunto, planteó conflicto de competencia y remitió la actuación a la Corte.

7. Surtido el trámite correspondiente ante esta corporación, se procede a dirimir el conflicto.

Consideraciones

1. Resulta pertinente resaltar que el conflicto de competencia que se resuelve fue planteado entre juzgados adscritos a distritos judiciales diferentes, de suerte que la Corte Suprema de Justicia es la autoridad encargada para dirimirlo, según lo señalan armónicamente los artículos 28 del Código de Procedimiento Civil, 18 de la Ley 270 de 1996 y 7º de la Ley 1285 de 2009.

2. Como se ha dicho reiteradamente, los factores de competencia determinan el juez al que el ordenamiento jurídico le ha atribuido el conocimiento de un asunto en particular, y a los efectos de resolver el conflicto que motiva este pronunciamiento, serán las normas que regulan el factor territorial de competencia jurisdiccional las encargadas de darle solución.

3. Se trata de un asunto en el que se demanda a un menor para obtener la disminución de la cuota alimentaria que éste disfruta, en el que es preciso destacar según lo manifestado por el actor, que la señora XXXX en calidad de madre, ostenta la representación legal del demandado, razón por la que se colige que si el actor afirmó que desconoce el domicilio de ésta, ignora también el de aquél.

Lo anterior recobra importancia si se tiene en cuenta que esta corporación ha sostenido que cuando en la demanda se manifiesta la “ignorancia del domicilio y la residencia” del convocado a juicio, ese “desconocimiento determina la operancia del numeral 2º del artículo 23 del Código de Procedimiento Civil, en cuanto él refiere a la inexistencia del domicilio y/o la residencia del demandado”, y por tanto, en ese evento, el juez competente para conocer de la demanda es el del domicilio del actor (Auto 53, mar. 19/2003, exp. 2003-00037-01).

Adicionalmente, como lo ha dejado sentado la Corte, en línea de principio “la competencia territorial tratándose de asuntos contenciosos se rige por el fuero personal instituido por el artículo 23 num. 1 del Código de Procedimiento Civil, regla por virtud de la cual toda actuación de esa naturaleza debe ser iniciada en el lugar donde está domiciliado el demandado. Sin embargo, tal atribución se desplaza al juez de su residencia, cuando carece de domicilio, adscribiéndose, finalmente, a la autoridad del lugar donde está avecindado el actor, si no tiene residencia en el territorio nacional. (G.J. t. CCLII, pág. 114)”. Cfr. auto de 15 de junio de 2007, Exp. 2007-00646-00.

4. En la misma línea, se pone de relieve que no obstante ser menor de edad el alimentario, lo que determinaría que en principio el juez competente para un proceso de fijación o revisión de alimentos sea el de la residencia de esa persona (art. 139 Código del Menor), se hace necesario acudir a otros criterios de fijación de la competencia por el factor territorial si se observa que a esa misma conclusión se llegaría (consistente en que el juez competente por dicho factor en este asunto es, en principio, el de Tunja), si se diese aplicación al criterio consagrado en el num. 4º del artículo 23 del Código de Procedimiento Civil, según el cual en los procesos de alimentos es competente “el juez que corresponda al domicilio común anterior, mientras el demandante lo conserve”.

5. Se destaca, por otra parte, en relación con lo decidido por el Juzgado Tercero de Familia de Tunja en auto de 13 de marzo de 2013 (fls. 27-28 cdno. 1) —que halló soporte en documentos o piezas procesales que no obran en el expediente—, que las determinaciones judiciales deben adoptarse con apoyo en las pruebas regular y oportunamente allegadas el proceso (CPC, art. 174), y puntualmente en materia de fijación de la competencia al momento de calificar la demanda, con sustento en lo afirmado en ella.

6. Finalmente, también se advierte que no hay consagración normativa que permita concluir, como sí lo hizo el Juzgado Segundo Promiscuo de Familia de Duitama, que la asignación de la competencia para un proceso de modificación de la cuota alimentaria, le fue atribuida por el ordenamiento jurídico al juez que conoció de un asunto anterior en el que tal cuota se haya fijado o establecido.

7. Por lo expuesto, se reitera que la competencia para conocer del proceso identificado al inicio de esta providencia corresponde al Juez Tercero de Familia de Tunja (al que se le repartió originalmente el asunto), por ser el lugar del domicilio del actor según las manifestaciones contenidas en su demanda, razón suficiente para que se remita el expediente para su tramitación a dicha oficina judicial.

8. Se pone de relieve, sin embargo, que lo decidido en este pronunciamiento no cercena el derecho que asiste al demandado para reclamar contra esta asignación de competencia, si así lo considera adecuado en defensa de sus intereses, en la oportunidad que corresponda y mediante la utilización de los mecanismos idóneos.

Decisión

Por lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Civil,

RESUELVE:

el conflicto de competencia surgido entre los Juzgados mencionados en el encabezamiento de esta providencia, en razón de lo cual señala que corresponde conocer del proceso de disminución de cuota alimentaria y regulación del régimen de visitas que promueve el señor XXXX respecto de su menor hijo XXXX, al Juzgado Tercero de Familia de Tunja, de lo cual se informará mediante oficio a los Juzgados Segundo Promiscuo de Familia de Duitama y Primero de Familia de Tunja.

Notifíquese y cúmplase.

Magistrada: Margarita Cabello Blanco.