Auto 2013-02592 de enero 27 de 2014

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN CIVIL

Magistrado Ponente:

Dr. Fernando Giraldo Gutiérrez

AC167-2014

Rad.: 1100102030002013-02592-00

Bogotá, D.C., veintisiete de enero de dos mil catorce.

Se emite el pronunciamiento correspondiente en relación con la demanda de revisión formulada por Ludys Bayona Galvis contra las sentencias dictadas el 27 de octubre de 2011 y el 22 de agosto de 2012, por los juzgados Primero y Sexto de Familia de Barranquilla dentro de los procesos ordinarios de unión marital de hecho y sociedad patrimonial entre compañeros permanentes, el primero instaurado por Mónica María Vallejo Henao contra Fernando Andrés Molina Henao y los menores XXXX y XXXX y los herederos indeterminados del causante Tomás Molina Suárez, y el segundo por la aquí recurrente frente a Mónica Henao Vallejo, en representación de sus hijos XXX, XXX y XXX y los sucesores indeterminados de Tomás Molina Suárez.

Antecedentes

1. La impugnante afirma que convivió con Tomás Molina Suárez entre el año 2006 y el 11 de junio de 2010, fecha en la que este falleció.

2. Indica que ante el Juzgado Sexto de Familia de la capital del Atlántico promovió el citado juicio, en el que Mónica Henao Vallejo y Ronald Molina Mendoza “declararon falsamente”, al asegurar que Mónica y Tomás “nunca se había separado”, cuando en realidad si lo estuvieron a partir de 2006, lo que se prueba con “la citación que hace la Comisaría de Familia de Barranquilla”.

3. Expresa que en la sentencia de 22 de agosto de 2012 emitida por el prenombrado juzgador —desestimatoria de sus súplicas—, fueron soporte fundamental las referidas declaraciones; y que esa determinación la ratificó el 22 de febrero de 2013, el superior jerárquico.

4. Manifiesta que mientras se surtía el precitado proceso, Mónica Henao Vallejo adelantó otro en el Juzgado Primero de Familia de la misma ciudad, para que se declarara la unión marital de hecho de ella con Tomás Molina Suárez, al que no fue vinculada, por lo que allí actuado es nulo según el numeral 9º del artículo 140 del Código de Procedimiento Civil.

5. Con respaldo en las causales primera y sexta del artículo 380 del Código de Procedimiento Civil, la recurrente ataca el fallo proferido por el Juzgado Sexto de Familia de Barranquilla, en tanto que invoca el motivo séptimo de idéntica norma para censurar la sentencia del otro estrado.

6. El recurso extraordinario fue radicado ante el Tribunal Superior del Distrito Judicial de la capital del Atlántico, que en auto de 9 de octubre de 2013 rechazó el libelo porque “se extrae que este Tribunal Superior mediante sentencia del 22 de febrero de 2013, confirmó el fallo de primer grado, cuya revisión se solicita (de 22 de agosto de 2012 proferido por el Juzgado Sexto de Familia de Barranquilla)” (fls. 3 y 4 del cdno. 4).

Consideraciones

1. El numeral segundo del artículo 26 del Código de Procedimiento Civil establece que los tribunales superiores de Distrito Judicial conocen, en única instancia, “del recurso de revisión contra las sentencias dictadas por los jueces de circuito, municipales, territoriales y de menores”; mientras que la Corte, de acuerdo con el precepto 25 de la misma codificación prevé que “conoce en Sala de Casación Civil... De los recursos de revisión que no estén atribuidos a los tribunales superiores”.

2. Esta corporación al respecto ha precisado que “a la Sala de Casación Civil de la Corte Suprema de Justicia incumbe adelantar los recursos extraordinarios de revisión únicamente cuando se intentan contra sentencias pronunciadas por los Tribunales Superiores de Distrito Judicial, por lo que deviene palmario que la misma carece de competencia para asumir el conocimiento cuando se plantean contra fallos emitidos por los jueces civiles del circuito” (CSJ, S.C., auto de 16 de enero de 2012, Rad. 2011-02278-00).

3. La acumulación de recursos de revisión, ha enseñado la jurisprudencia de la Corte, no está contemplada en el Código de Procedimiento Civil, pero, ella es viable, acudiendo a las reglas adjetivas de interpretación, bajo el cumplimiento de específicos supuestos.

En efecto, se precisó en providencia de 28 de junio de 2013, Rad. 2010-00346-00, que

...dado que no se encuentra expresamente consagrada la ‘acumulación de recursos de revisión’, cabe acotar que el artículo 5º del Código Procesal Civil, establece que ‘[c]ualquier vacío en las disposiciones del presente Código, se llenará con las normas que regulen casos análogos, y a falta de éstas con los principios constitucionales y los generales de derecho procesal’ y el numeral 8º del precepto 37 ibídem, estatuye que es deber del juez ‘[d]ecidir aunque no haya ley exactamente aplicable al caso controvertido, o aquélla sea oscura o incompleta, para lo cual aplicará las leyes que regulen situaciones o materias semejantes, y en su defecto la doctrina constitucional, la costumbre y las reglas generales de derecho sustancial y procesal’.

Con apoyo en los referidos parámetros se concluye que es procedente juntar para culminar su trámite y decisión final las pluricitadas ‘impugnaciones extraordinarias’, en virtud de que la sentencia cuya revisión se pretende es la misma, coinciden al menos en una de las causales en que se fundamentan, comportan idéntico procedimiento, los aquí intervinientes igualmente lo fueron en las instancias y en ninguna de dichas actuaciones se ha proferido fallo (resaltado fuera del texto).

4. En el presente caso, la demanda de revisión involucra sentencias dictadas en diferentes procesos, uno de ellos culminado en primera instancia por el Juzgado Primero de Familia de Barranquilla el 27 de octubre de 2011, y el otro en segundo grado por el Tribunal Superior del Distrito Judicial de la misma ciudad.

La precitada corporación, frente al libelo radicado, analizó, exclusivamente, su competencia en relación con el asunto que se surtió en dos instancias, omitiendo referirse sobre el primero, respecto del cual es competente, según lo reglado por el artículo 26 del Código de Procedimiento Civil.

En ese orden de ideas, el rechazo de la opugnación extraordinaria resultó apresurado, pues, era preciso que el tribunal estableciera lo atinente a los dos procesos, la eventual procedencia de la acumulación, y luego sí impartiera la determinación en derecho correspondiente.

Y como así no lo hizo, es menester devolverle el expediente, para que proceda de conformidad, pues, en las condiciones en las que se enviaron las diligencias, no le es viable aún a la Corte dictar decisión alguna.

Decisión

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Civil,

RESUELVE:

1. DEVOLVER a la Sala Civil-Familia del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Barranquilla la demanda de revisión de la referencia, por ser prematura su remisión, de conformidad con lo explicado en la parte motiva de esta providencia.

2. COMUNICAR lo decidido a la demandante y a su apoderado.

Notifíquese.

Magistrado: Fernando Giraldo Gutiérrez.