Auto 2013-02803 de febrero 20 de 2014

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN QUINTA

Expediente: 25000-23-41-000-2013-02803-01

Consejero Ponente (E):

Dr. Alberto Yepes Barreiro

Demandante: José Agustín Segura López

Demandado: Mauricio Eduardo García-Herreros Castañeda, Notario 12 en propiedad del Círculo de Bogotá

EXTRACTOS: «II. Consideraciones

1. Competencia.

De conformidad con lo establecido en el artículo 276 del CPACA esta Sala es competente para conocer en segunda instancia de las apelaciones contra los autos susceptibles de este medio de impugnación proferidas por los tribunales administrativos.

Además, según lo dispuesto en el artículo 125 ibídem corresponde a la Sala y no al ponente proferir la providencia toda vez que se trata de la apelación del auto que resolvió rechazar la demanda.

2. Oportunidad y procedencia del recurso.

El artículo 276 del CPACA dispone:

“ART. 276.—Trámite de la demanda. Recibida la demanda deberá ser repartida a más tardar el día siguiente hábil y se decidirá sobre su admisión dentro de los tres (3) días siguientes.

El auto admisorio de la demanda no es susceptible de recursos y quedará en firme al día siguiente al de la notificación por estado al demandante.

Si la demanda no reúne los requisitos formales mediante auto no susceptible de recurso se concederá al demandante tres (3) días para que los subsane. En caso no de hacerlo se rechazará.

Contra el auto que rechace la demanda procede el recurso de súplica ante el resto de los magistrados o de reposición ante el juez administrativo en los procesos de única instancia y el de apelación en los de primera, los cuales deberán presentarse debidamente sustentados dentro de los dos (2) días siguientes al de la notificación de la decisión” (resaltado).

Como el auto que se controvierte es justamente el que rechazó la demanda, y el recurso fue presentado al día siguiente en que fue notificado, resulta pertinente proceder a resolverlo.

3. Caso concreto.

En el asunto bajo estudio, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca rechazó la demanda de acción electoral por considerar que el actor no subsanó de manera oportuna los defectos anotados en el auto de 12 de diciembre de 2013, mediante el cual se ordenó suministrar las direcciones electrónicas para las notificaciones judiciales que deben realizarse de las entidades que expidieron los actos demandados.

Al respecto, es del caso advertir que el estudio de los requisitos de la demanda para su admisión, tiene como finalidad verificar la existencia de los elementos básicos que permitan al juez dar trámite al proceso.

Es así que el estudio para admitir la demanda debe circunscribirse a determinar la existencia de los aspectos fácticos relevantes que sirven de sustento a las censuras, la prueba de estos, la precisión de las normas que el actor estima transgredidas por el acto impugnado con su respectiva explicación de la supuesta vulneración, así como también la formulación de los cargos mediante el señalamiento concreto y preciso de las irregularidades o vicios que afectan el acto acusado.

En cuanto al primer argumento esgrimido por el actor en el recurso de apelación, es pertinente señalar, tal como se puso de presente, que según lo prescrito en el artículo 162, numeral 7º, del CPACA(1) la mención a la dirección electrónica es optativa o facultativa del demandante, toda vez que no corresponde a un requisito de la demanda.

La obligación de conocer y notificar electrónicamente es de los secretarios de despacho, quienes deben consultar las páginas oficiales de las entidades demandantes o demandadas para conseguir la dirección electrónica a efectos de la notificación personal(2).

Al respecto, la Sección Quinta del Consejo de Estado ha dicho lo siguiente:

“…la indicación de las direcciones electrónicas no es un requisito que pueda dar origen a la inadmisión y posterior rechazo de la demanda, pues es obligación de los despachos judiciales conocer estas para efectuar las notificaciones mediante el envío de un mensaje al correo dispuesto con esa finalidad”(3).

Además, frente al segundo argumento de la apelación, observa la Sala que si bien es cierto el actor no aportó las direcciones electrónicas de las entidades que participaron en la expedición de los actos controvertidos, también es correcto afirmar que varias de las mismas(4) ya reposaban en el expediente.

En efecto, obran en los folios 73 y 75 del expediente las comunicaciones de la providencia de 16 de octubre de 2013 que realizó la secretaría de esta Sección del Consejo de Estado, dirigidas al correo electrónico de la Presidencia de la República y de la Superintendencia de Notariado y Registro.

En consecuencia, al Tribunal Administrativo de Cundinamarca no le era dable inadmitir, y posteriormente, rechazar la demanda, pues, como se dejó expuesto, es obligación de los despachos judiciales, mas no del demandante, conocer las direcciones electrónicas para efectuar las respectivas notificaciones.

III. La decisión

Con fundamento en lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Quinta.

RESUELVE:

1. Revocar el auto de 15 de enero de 2014 proferido por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Primera, Subsección “B”. En consecuencia, la autoridad judicial deberá proveer sobre la admisión de la demanda instaurada por el ciudadano José Agustín Segura López.

2. Ejecutoriada esta providencia, remítase el expediente al tribunal para lo de su cargo.

Notifíquese y cúmplase.»

(1) “El lugar y dirección donde las partes y el apoderado de quien demanda recibirán las notificaciones personales. Para tal efecto, podrán indicar también su dirección electrónica” (resaltado fuera de texto).

(2) Cfr. Consejo de Estado, Sección Quinta, auto de 13 de febrero de 2014, radicación 250002341 000201302809-01, C.P. Alberto Yepes Barreiro.

(3) Ibídem.

(4) La única que no reposa en el expediente es la correspondiente al Ministerio de Justicia y del Derecho.