Auto 2013-02805 de noviembre 20 de 2014

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN QUINTA

Consejero Ponente:

Dr. Alberto Yepes Barreiro

Rad.: 25000-23-41-000-2013-02805-02

Actor: Juan Francisco Forero Gómez

Demandado: Notario Sesenta y Seis del Círculo Notarial de Bogotá

Bogotá D.C., veinte de noviembre de dos mil catorce.

EXTRACTOS: «II. Consideraciones

2.1. De las solicitudes de aclaración y adición.

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 290 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, norma especial electoral, hasta los dos días siguientes al de la notificación de una sentencia podrán las partes o el Ministerio Público pedir que aquella se aclare.

Ahora bien, el Código General del Proceso sobre la materia establece que la sentencia no es revocable ni reformable por el juez que la pronunció. Sin embargo, indica que “podrá ser aclarada, de oficio o a solicitud de parte, cuando contenga conceptos o frases que ofrezcan verdadero motivo de duda, siempre que estén contenidas en la parte resolutiva de la sentencia o influyan en ella”.

Por otra parte, el artículo 287 del Código General del Proceso, aplicable al caso por virtud del artículo 306 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, ante la ausencia de norma expresa que regule la materia en el estatuto procesal administrativo, sobre la adición de sentencias dice:

“ART. 287.—Adición. Cuando la sentencia omita resolver sobre cualquiera de los extremos de la litis o sobre cualquier otro punto que de conformidad con la ley debía ser objeto de pronunciamiento, deberá adicionarse por medio de sentencia complementaria, dentro de la ejecutoria, de oficio o a solicitud de parte presentada en la misma oportunidad.

El juez de segunda instancia deberá complementar la sentencia del inferior siempre que la parte perjudicada con la omisión haya apelado; pero si dejó de resolver la demanda de reconvención o la de un proceso acumulado, le devolverá el expediente para que dicte sentencia complementaria.

Los autos solo podrán adicionarse de oficio dentro del término de su ejecutoria, o a solicitud de parte presentada en el mismo término.

Dentro del término de ejecutoria de la providencia que resuelva sobre la complementación podrá recurrirse también la providencia principal”.

Asimismo, el artículo 291 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, advierte que contra el auto que niegue la adición no procede recurso alguno.

Sobre la adición de sentencias Hernán Fabio López Blanco es preciso en indicar:

“Puede acontecer que el juez al tomar su determinación dejó de resolver parte de las solicitudes que estaban para su consideración de manera especial cuando es sentencia lo que profirió, de ahí que si tal cosa ocurrió puede el funcionario de oficio o a petición de parte complementar lo resuelto (...). Téngase muy presente que la adición no puede ser motivo para violar el principio de inmutabilidad de la sentencia por el mismo juez que la dictó y es por eso que so pretexto de adicionar no es posible introducir ninguna modificación a lo ya definido, pues se trata es de agregar, de pronunciarse sobre pretensiones no estimadas pero no de reformar las ya consideradas; en suma, de proveer adicionalmente pero sin tocar lo ya resuelto”(1).

2.2. De las peticiones de aclaración y adición elevadas en el marco de este proceso.

No escapa a la Sala que las solicitudes de aclaración y adición presentadas por los señores Dairo Baquero Muñoz, Paulina Gómez González, Notaria Única de El Santuario - Antioquia y Mario Alberto Ramírez Giraldo, Notario Único del Círculo de Silvania provienen de ciudadanos que nunca fueron parte del proceso, por lo que, se impone rechazarlas por cuanto quienes las formularon no tienen la legitimación que valide su actuación en esta instancia procesal, muy a pesar de la naturaleza pública que caracteriza a este medio de control especial.

Ahora bien, sobre las solicitudes de aclaración presentadas por el Ministerio de Justicia y del Derecho y el demandante, se tiene que el artículo 290 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, señala que la solicitud de aclaración de la sentencia debe presentarse hasta los dos días siguientes a su notificación, así:

“ART. 290.—Aclaración de la sentencia. Hasta los dos (2) días siguientes a aquel en el cual quede notificada, podrán las partes o el Ministerio Público pedir que la sentencia se aclare. La aclaración se hará por medio de auto que se notificará por estado al día siguiente de dictado y contra él no será admisible recurso alguno. En la misma forma se procederá cuando la aclaración sea denegada”.

Se observa que el fallo objeto de aclaración fue notificado personalmente(2) al Ministerio de Justicia y del Derecho mediante mensaje dirigido al buzón electrónico para notificaciones judiciales el 29 de octubre de 2014(3), lo que implica que la parte tenía hasta el 31 de octubre para solicitar su aclaración. Pese a lo anterior, la petición presentada tiene fecha de recibo del 4 de noviembre de 2014(4) por lo que resulta a todas luces extemporánea.

Igual situación se presenta con la solicitud de aclaración presentada por el demandante, toda vez que este fue también notificado de la decisión personalmente(5) el 29 de octubre de 2014(6) y su petición fue presentada el 7 de noviembre de ese año(7), es decir, 4 días después de lo exigido por el artículo 290 ibídem.

Finalmente, respecto de la solicitud del demandado de aclaración y adición de la sentencia en el sentido de indicarse qué pasa con los derechos de los concursantes que tenían mejor derecho y no se les respetó, se tiene que, si bien la petición se realizó en tiempo, las razones que el solicitante aduce para que proceda la aclaración o adición de sentencia no encajan con la finalidad de estos medios procesales.

El de la aclaración, por cuanto la inquietud que le asalta al demandado no se genera por oscuridad en la parte resolutiva de la providencia, ni tampoco tiene origen en expresiones de la parte motiva en conexidad con aquella.

Y, con respecto a la adición, toda vez que en el fallo dictado por la Sala Electoral de esta corporación resolvió íntegramente sobre los extremos de la Litis y dio respuesta al único problema jurídico que se derivaba de la fijación del litigio efectuada al efecto(8), este es, el de la ilegalidad que se le atribuía al acto acusado por el desconocimiento del principio del mérito.

En efecto, la nulidad electoral declarada, evidentemente tuvo como origen el desconocimiento de la lista de elegibles ante la omisión del Consejo Superior de la Carrera Notarial en convocar —a efectos de designación—, a quienes habiendo participado también para acceder al cargo de notario en Bogotá aceptaron ser nombrados en una notaría de inferior categoría.

Así las cosas, aquellas inquietudes adicionales que asalten al demandado, por ser planteamientos ajenos a las argumentaciones expuestas por las partes en el proceso, escapan de la competencia de esta Sección y materializan una verdadera consulta. Pues bien, no escapa a la Sala que dentro de sus funciones no se encuentra asignada ninguna de tipo consultivo.

En consecuencia, las solicitudes de aclaración y adición elevadas por el demandado serán negadas.

III. RESUELVE:

1. NEGAR las solicitudes de aclaración y adición de sentencia elevadas por el apoderado del demandado.

2. RECHAZAR las solicitudes de: adición presentada por el señor Dairo Baquero Muñoz; aclaración, presentada por la señora Paulina Gómez González, Notaria Única de El Santuario - Antioquia; aclaración y adición presentadas por el señor Mario Alberto Ramírez Giraldo, Notario Único del Círculo de Silvania; aclaración, presentada por el Ministerio de Justicia y del Derecho; y, aclaración, presentada por el demandante.

Notifíquese y cúmplase».

(1) Hernán Fabio López Blanco. Instituciones de Derecho Procesal Civil Colombiano. Tomo I. Parte General. Undécima Edición. Dupre Editores. 2012.

(2) En los términos del último inciso del artículo 197 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo y del 203 del mismo estatuto. En efecto se observa que la notificación personal de la sentencia se efectuó mediante correo electrónico como se evidencia en el folio 745.

(3) Folio 745.

(4) Folios 766 y 767.

(5) En los términos del último inciso del artículo 197 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo y del 203 del mismo estatuto. En efecto se observa que la notificación personal de la sentencia se efectuó mediante correo electrónico como se evidencia en el folio 738.

(6) Folio 738.

(7) Folios 778 al 782.

(8) Ahora bien, si el accionado consideraba que la litis debía fijarse de una manera diferente, no es este el momento procesal para controvertirlo, ni mucho menos adicionar aspectos nuevos.