Auto 2013-02808 de diciembre 16 de 2013

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN CIVIL

Expediente 11001-02-03-000-2013-02808-00

Magistrado Ponente:

Dr. Ariel Salazar Jiménez

Bogotá, D.C., dieciséis de diciembre de dos mil trece.

EXTRACTOS: «II. Consideraciones

1. Corresponde a la corporación dirimir el conflicto de competencia que involucra a despachos judiciales de Zipaquirá y Bogotá, por virtud de lo dispuesto en el artículo 28 del Código de Procedimiento Civil y 7º de la Ley 1285 de 2009, en tanto pertenecen a distritos judiciales diferentes.

2. Al tenor de lo estipulado por el primer inciso del artículo 148 del estatuto adjetivo, “siempre que el juez declare su incompetencia para conocer de un proceso, ordenará remitirlo al que estime competente dentro de la misma jurisdicción. Cuando el juez que reciba el expediente se declare a su vez incompetente, solicitará que el conflicto se decida por la autoridad judicial que corresponda, a la que enviará su actuación. Estas decisiones serán inapelables”.

A su vez, el antepenúltimo inciso del canon 85 ejusdem dispone: “El juez rechazará de plano la demanda cuando carezca de jurisdicción o de competencia, o exista término de caducidad para instaurarla, si de aquella o sus anexos aparece que el término está vencido”.

En tanto que el numeral primero del artículo 23 del referido ordenamiento preceptúa: “En los procesos contenciosos, salvo disposición legal en contrario, es competente el juez del domicilio del demandado; si este tiene varios, el de cualquiera de ellos a elección del demandante, a menos que se trate de asuntos vinculados exclusivamente a uno de dichos domicilios, caso en el cual será competente el juez de este”.

Por su parte, el numeral noveno de esa misma norma consagra: “En los proceso en que se ejerciten derechos reales, será competente también el juez del lugar donde se hallen ubicados los bienes (...)”.

3. Ahora bien, el ordenamiento jurídico prevé como uno de los factores de competencia el territorial y dentro de este, la concurrencia de dos o más foros, para determinar, a elección del demandante, a qué juez le corresponde conocer del litigio.

En ese orden, tratándose de la acción ejecutiva con garantía real, el acreedor está facultado para acudir ante la autoridad judicial del domicilio del demandado o del funcionario del lugar en el que se hallen ubicados los bienes, con fundamento en las reglas contenidas en los numerales 1º y 9º del artículo 23 de la normatividad adjetiva, transcritos(1).

4. En ese orden, si la parte ejecutante optó, por radicar la competencia del juez, con base en el foro real, esto es, el del lugar de ubicación del inmueble hipotecado, corresponde a esa oficina judicial conocer de la controversia, sin que ello sea obstáculo para que el demandado pueda suscitar una eventual discusión sobre el particular en la etapa procesal prevista para tal fin.

En consecuencia, no había ninguna razón para que el juez al que se le asignó el proceso desde un comienzo, se declarara incompetente para conocer el asunto, pues el argumento para rechazar la demanda se sustentó en que el domicilio de la sociedad ejecutada correspondía a esta capital y, por lo tanto, ese factor determinaba la competencia; sin embargo, como se advirtió, los demandantes estaban facultados para optar por el fuero real o personal, a efectos de establecerla.

De ahí que atendiendo la voluntad de los acreedores, si el inmueble materia de la garantía hipotecaria, ubicado en el municipio de Tabio, pertenece al círculo registral de Zipaquirá, según aparece en el folio de matrícula inmobiliaria, entonces es el juez de esa localidad quien está llamado a dirimir el litigio que se dejó a su consideración.

5. Por esas razones se asignará la competencia para conocer del proceso ejecutivo hipotecario al Juzgado Segundo Civil del Circuito de Zipaquirá, de lo cual se dará aviso al funcionario al juez que planteó el conflicto objeto de este pronunciamiento.

III. Decisión

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Civil,

RESUELVE:

1. Declarar que el competente para conocer el proceso es el Juzgado Segundo Civil del Circuito de Zipaquirá.

2. Remitir el expediente a ese despacho judicial para que le imparta a la demanda el trámite que legalmente corresponda.

3. Comunicar esta decisión al Juzgado Noveno Civil del Circuito de Bogotá y a los interesados.

Notifíquese y cúmplase».

(1) Auto de 27 de septiembre de 2001, Expediente 2001-00118-00, citado en providencia de 4 de octubre de 2011, Expediente 2011-01987-00.