Auto 2013-02863 de enero 17 de 2014

REPÚBLICA DE COLOMBIA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN CIVIL

AC021-2014

Rad.: 11001-02-03-000-2013-02863-00

Bogotá, D.C., diecisiete de enero de dos mil catorce.

Se decide sobre la admisibilidad de la demanda presentada por Yennys Grethel Gamboa Guerrero para obtener el exequátur de la sentencia dictada el 14 de enero de 2008 por el Juzgado de Breda, Sala de Derecho Civil, Sección Derecho de Familia, Sala Simple, Holanda, mediante la cual se decretó el divorcio del matrimonio civil celebrado entre la interesada y Luis Filipe Moreira Da Luz, se liquidó la sociedad conyugal y se fijó manutención a favor de la demandante.

Al efecto, se considera:

1. El artículo 695 del Código de Procedimiento Civil, disciplina el trámite de exequátur y supedita la admisión de la demanda a la observancia de las exigencias establecidas en los numerales 1º a 4º del artículo 694 ídem, en cuanto expresa que la Corte la rechazará si hace falta alguna de ellas.

2. El numeral 3º del referido precepto 694, dispone que la decisión objeto de homologación deberá encontrarse “ejecutoriada de conformidad con la ley del país de origen”.

3. Examinada la sentencia materia de exequátur, se advierte que no fue acompañada de la constancia de encontrarse ejecutoriada conforme a la ley de Holanda, por cuanto al examinar la traducción de la decisión, en ésta no se indica si la providencia alcanzó firmeza, por el contrario expresa que «contra la presente sentencia existe la posibilidad de apelación: a. por el solicitante y los interesados; dentro de los tres meses a partir de la firma de la presente sentencia; b. por uno de los esposos que no comparezca dentro de los tres meses a partir de la firma de la notificación de la presente sentencia o dentro de los tres meses a partir de estar en firme de forma diferente y en concordancia del artículo 820, párrafo 2 del Rv; c. por otros interesados dentro de los tres meses a partir de la firma de la presente sentencia o después de su conocimiento de una u otra forma» (fl. 13). Luego, entonces, no hay claridad acerca de la ejecutoria de la sentencia para la cual se depreca el exequátur, circunstancia que ineludiblemente conduce al rechazo de la demanda.

4. Con fundamento en lo dicho en precedencia, y con base en lo preceptuado en los artículos 694 y 695 del Código de Procedimiento Civil, se resuelve:

Primero: RECHAZAR la demanda de exequátur a que se alude en la parte inicial de esta providencia.

Segundo: Devuélvanse los anexos sin necesidad de desglose.

Tercero: Reconocer al abogado Filemón Torres Vásquez como apoderado judicial de la solicitante, en los términos y para los efectos del memorial obrante a folios 1 y 2.

Notifíquese y cúmplase.

Magistrado: Jesús Vall de Rutén Ruiz.