Auto 2013-90073 de julio 14 de 2014

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Radicación: 47001-23-33-000-2013-90073-01(20630)

Consejero Ponente:

Dr. Jorge Octavio Ramírez Ramírez

Actor: Comunicación Celular S.A., Comcel

Demandado: Municipio de Ariguani (Magdalena)

AUTO

Bogotá, D.C., catorce de julio de dos mil catorce.

EXTRACTOS: «II. Consideraciones

2.1. Recurso de queja.

Con fundamento en lo dispuesto en el artículo 245 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, CPACA, encuentra el despacho que el recurso de queja procede para cuestionar, únicamente, las siguientes providencias: (i) la que niega el recurso de apelación; (ii) la que concede dicho recurso en un efecto diferente al debido; (iii) la que no concede el recurso extraordinario de revisión; y (iv) la que no concede el recurso extraordinario de unificación de jurisprudencia. La competencia para resolver dicho recurso es del superior del funcionario que profirió la respectiva providencia. Adicionalmente, la interposición y el trámite está reglado por el artículo 378 del Código de Procedimiento Civil.

2.2. Problema jurídico.

Teniendo en cuenta las circunstancias fácticas del caso, le corresponde al despacho(1) determinar si en el presente caso la providencia objeto del recurso es susceptible de apelación y, de ser necesario, determinar si el recurso de queja debe prosperar.

2.3. Caso concreto.

En el caso propuesto, prospera el recurso de queja, debido a que el tribunal debió dar trámite a la apelación interpuesta contra la decisión impugnada. Todo, con base en lo siguiente:

2.3.1. La decisión que declaró probada la excepción de inepta demanda, dictada en el curso de la audiencia, no se encuentra ejecutoriada.

No se encuentra ejecutoriada porque mientras no se resuelvan los recursos interpuestos, incluido el de queja, no puede decirse que haya alcanzado ese estado, más aún cuando la audiencia no ha terminado.

2.3.2. No debe perderse de vista que, de conformidad con el artículo 103 de la Ley 1437 de 2011, la finalidad de las normas procesales es la de garantizar la efectividad de los derechos.

2.3.3. La tesis que ha manejado la jurisprudencia del Consejo de Estado, en lo que tiene que ver con el punto que originó el recurso de queja, ha sido la de que si el recurso que se interpone no es el procedente, de todas maneras el juez tiene la obligación de imprimirle trámite conforme al que fuere, precisamente para garantizar el derecho de impugnación de las providencias judiciales.

En ese sentido, pueden consultarse las providencias dictadas por esta corporación el 24 de mayo de 2006 —Sección Tercera—, el 15 de abril de 2011(2) —Sección Quinta— y el 28 de febrero de 2013(3) —Sección Primera—, entre otras.

2.3.4. Esa tesis jurisprudencial aparece consagrada de manera explícita por el legislador en el parágrafo del artículo 318 del Código General del Proceso, CGP, que rige desde enero de 2014, según providencia de unificación del 25 de junio de la presente anualidad(4), de la Sala Plena de esta corporación.

Dice la referida norma:

“ART. 318.—Procedencia y oportunidades. Salvo norma en contrario, el recurso de reposición procede contra los autos que dicte el juez, contra los del magistrado sustanciador no susceptibles de súplica y contra los de la Sala de Casación Civil de la Corte Suprema de Justicia, para que se reformen o revoquen.

(...).

PAR.—Cuando el recurrente impugne una providencia judicial mediante un recurso improcedente, el juez deberá tramitar la impugnación por las reglas del recurso que resultare procedente, siempre que haya sido interpuesto oportunamente” (resaltados fuera de texto).

2.3.5. Si bien es cierto que a la fecha de celebración de la audiencia no estaba vigente el CGP, su vocación normativa, sumada a la subregla jurisprudencial expuesta es perfectamente aplicable a la decisión del caso que se estudia, razón por la cual lo que debió haber hecho la magistrada ponente fue haber concedido el recurso de apelación, habida consideración que el de reposición no era el procedente, garantizando allí sí los derechos de las partes.

2.3.5.(sic) En esas condiciones debe entenderse mal negado el recurso de apelación y, en consecuencia, debe devolverse al a quo para lo pertinente.

En mérito de lo expuesto, se

RESUELVE:

1. ESTÍMASE mal denegado el recurso de apelación interpuesto en contra de la decisión adoptada en la audiencia celebrada el 16 de octubre del año 2013, en los términos del presente auto.

2. Como consecuencia de lo anterior, COMUNÍQUESE al Tribunal Administrativo del Magdalena para que proceda de conformidad y remita, en el término de quince (15) días, contados desde la notificación de esta decisión, el expediente de la referencia.

2.(sic) NOTIFÍQUESE a las partes del proceso y al Ministerio Público.

Cópiese, notifíquese y cúmplase».

(1) Artículo 125 de la Ley 1437 de 2011.

(2) Expediente 11001-03-28-000-2010-00121-00.

(3) Expediente 11001-03-15-000-2012-01642-00.

(4) Ibídem nota 2.