Auto 2014-00010 de febrero 24 de 2014

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN QUINTA

Radicación: 11001-03-28-000-2014-00010-00

Consejero Ponente:

Dr. Alberto Yepes Barreiro

Actor: Enrique Antonio Celis Durán

Demandada: Luz Helena Echeverry Gudiño

Electoral - Auto que devuelve por competencia

Bogotá, D.C., veinticuatro de febrero de dos mil catorce.

EXTRACTOS: «II. Consideraciones

1. Competencia

Corresponde al consejero ponente decidir sobre la competencia para continuar con el trámite y conocimiento del proceso de la referencia

2. La competencia para conocer de las demandas de nulidad contra nombramientos de los empleos públicos de los niveles asesor, profesional, técnico o asistencial realizados por una autoridad del orden nacional, corresponde a los tribunales administrativos en única instancia.

Para comprender las reglas de competencias en asuntos como el que es objeto de análisis, es necesario las normas que las contienen, pues si bien el legislador en su redacción utilizó, en algunos casos, indebidamente unos términos, no por ello se puede concluir que no exista una asignación de competencia clara. Veamos:

El numeral 12 del artículo 151 del CPACA, establece que los tribunales administrativos en única instancia conocerán de los procesos:

12. De los de nulidad contra el acto de elección de los empleados públicos del orden nacional de los niveles asesor, profesional, técnico y asistencial o el equivalente a cualquiera de estos niveles efectuado por las autoridades del orden nacional, los entes autónomos y las comisiones de regulación.

La competencia por razón del territorio corresponde al tribunal del lugar donde el nombrado preste o deba prestar los servicios (resaltado fuera de texto).

Es verdad que de una lectura literal de esta norma, se podría concluir, a priori, que la competencia de los tribunales está referida única y exclusivamente a los actos elección de los empleados públicos de los órdenes que se indican en ella.

Sin embargo, esta Sección, en diferentes oportunidades, ha tenido la oportunidad de concluir que cuando el legislador empleó la acepción “elección” para referirse al acto de designación de un empleado público del orden asesor, profesional, técnico y asistencial o el equivalente a cualquiera de estos niveles, lo hizo de una manera anti técnica y errada, pues en esos niveles, en aplicación de las normas que rigen la función pública, no se elige, es decir, no hay acto de elección propiamente dicho, sino nombramientos, a través de actos legales y reglamentarios que vinculan de manera subjetiva al ciudadano con la administración.

En un primer momento, por ejemplo, en auto de 12 de noviembre de 2013, la consejera Susana Buitrago Valencia, señaló que la competencia en un proceso electoral en el que se demandaba la nulidad del acto de nombramiento de la señora Mariana Bolívar Rodas en el cargo de segundo secretario de relaciones exteriores, código 2114, grado 15, de la planta global del Ministerio de Relaciones Exteriores correspondía en única instancia a los tribunales administrativos de conformidad con el numeral 12 del artículo 151 del CPACA(2).

La anterior providencia fue objeto del recurso de súplica, y por auto de 4 de diciembre de 2013, el resto de integrante de la Sección la confirmó. El apoderado del Ministerio de Relaciones Exteriores solicitó su aclaración porque consideraba que la norma que se aplicó solo hacía referencia a elecciones de empleados públicos y, en el caso particular, se trataba de un nombramiento.

En esa oportunidad, la Sala dejó sentada su posición en el sentido de indicar que el término “acto de elección” a que hace referencia el numeral 12 del artículo 152 del CPACA, es una imprecisión técnica; toda vez que los empleados públicos de los niveles asesor, profesional, técnico y asistencial son nombrados y no electos mediante ningún mecanismo especial para ello. Se reitera, entonces, que siendo evidente que nunca hay elección propiamente dicha de empleados públicos asesores o del nivel profesional o asistencial, la expresión acto de elección ha de entenderse en el contexto del artículo y no aisladamente.

Por lo tanto, en el asunto de la referencia, por tratarse de un nombramiento de un empleado público del nivel profesional efectuado por una autoridad del orden nacional, la competencia, sin discusión alguna, corresponde a los tribunales administrativos en única instancia; y en ese sentido, se equivoca el ponente del auto que remitió el expediente por competencia a esta corporación, al afirmar que el numeral 12 del artículo 152, por referirse a actos de elección y no de nombramiento no puede ser aplicada(3).

En suma, y reiterando lo dicho por la Sala en anteriores oportunidades, no hay duda que el término “acto de elección”, contenido en el numeral 12 del artículo 152 del CPACA, hace referencia a nombramientos y no a la provisión de cargos mediante el sistema de elección, como lo podía ser el del Procurador, Fiscal General, Contralora, etc., funcionarios que son empleados públicos electos y no nombrados.

En ese orden de ideas, y reiterado la interpretación que la Sección Quinta ha hecho del contenido del numeral 12 del artículo 152 del CPACA, la competencia en el presente proceso corresponde a los tribunales, en este caso, al de Cundinamarca y en única instancia, por tratarse de un nombramiento efectuado por una autoridad del orden nacional, de un empleado público del nivel profesional. En consecuencia, se ordenará la devolución del expediente al tribunal de origen para que continúe con el trámite de ley.

En virtud de lo expuesto se

RESUELVE:

DEVOLVER el proceso al tribunal de origen por las razones expuestas en la parte motiva de esta providencia, para que continúe con el trámite de ley.

Notifíquese y cúmplase.»

(2) Consejo de Estado. Sección Quinta, C.P. Susana Buitrago Valencia. Auto de 12 de noviembre de 2013, radicación 2013-00228-01. Actor: Nancy Benítez Páez.

(3) Consejo de Estado. Sección Quinta, C.P. (E): Alberto Yepes Barreiro. 16 de diciembre de 2013, radicación 2013-00228-01. Actor: Nancy Benítez Páez. Electoral - Auto de aclaración. Esta misma postura, se esgrimió en auto de 28 de enero de 2014, radicación 11001-03-28-000-2014-00003-00. Actor: Enrique Antonio Celis Durán. Accionada: Natalia Andrea Suescún Pozas.