Auto 2014-00100 de febrero 25 de 2014

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN CIVIL

Rad.: 11001-02-03-000-2014-00100-00

AC789-2014

Magistrado Ponente:

Dr. Fernando Giraldo Gutiérrez

Bogotá, D.C., veinticinco de febrero de dos mil catorce.

1. Se rechaza, artículo 695-2 del Código de Procedimiento Civil, la anterior solicitud de exequátur respecto de la sentencia de 11 de septiembre de 2008, proferida por la Corte Superior del Condado de Merced California, Estados Unidos, mediante la cual se decretó el divorcio del matrimonio contraído entre Luz Myriam Riveros Sánchez y Libardo Valenzuela Reyes.

Lo anterior porque no se cumplió a cabalidad el requisito de aportar, con la copia del original del pronunciamiento a homologar, “su traducción en legal forma”, lo que también impide deducir que se encuentre ejecutoriado de conformidad con la ley del país de origen, según lo exige el numeral 3º del artículo 694 del Código de Procedimiento Civil.

Téngase en cuenta que la calidad de intérprete oficial no se acredita con la certificación que expide el mismo profesional, ni la copia simple del acto administrativo concediendo la respectiva licencia (fls. 24 al 23).

Para tal efecto se debe cumplir el requerimiento del artículo 6º de la Resolución 4300 de 2012 del Ministerio de Relaciones Exteriores, que en su inciso segundo establece que “[t]odo documento que venga en idioma diferente del castellano apostillado o legalizado por el país de origen podrá ser traducido al idioma castellano por un traductor oficial y con el fin de ser válido en Colombia deberá legalizarse la firma del traductor oficial” (resaltado extraño al texto).

2. Se ordena devolver los anexos, sin necesidad de desglose.

3. Ejecutoriada esta providencia, se archivará la actuación.

Notifíquese.

Magistrado: Fernando Giraldo Gutiérrez.