Auto 2015-00115 de septiembre 28 de 2017

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

Exp.: 08-001-2333-000-2015-00115-01

Consejero Ponente:

Dr. Roberto Augusto Serrato Valdés

Actor: Valores e Inversiones Von Lignau Padilla S.A.S.

Demandado: Alcaldía Distrital de Barranquilla - Secretaría de Control Urbano y Espacio Público

Bogotá, D. C., veintiocho de septiembre de dos mil diecisiete.

La Sala el recurso de apelación oportunamente interpuesto por la parte actora en contra del auto de 1º de septiembre de 2015, proferido por el Tribunal Administrativo del Atlántico - Sala de Decisión Oral - Sección “B”, mediante el cual rechazó la demanda por no haber sido subsanada en debida forma.

I. Antecedentes

Mediante escrito presentado el 30 de abril de 2015 ante la Oficina de Servicios Judiciales del Consejo Seccional de la Judicatura del Atlántico (fls. 1 a 202), la sociedad Valores e Inversiones Von Lignau Padilla S.A.S., a través de apoderado judicial, en ejercicio del medio de control de nulidad y restablecimiento del derecho consagrado en el artículo 138 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo - CPACA, presentó demanda en contra de la Alcaldía Distrital de Barranquilla - Secretaría Distrital de Control Urbano y Espacio Público, en la que elevó las siguientes pretensiones:

“[…]

Primera. Declarar la NULIDAD ABSOLUTA de la Resolución 0604 de abril 23 de 2014, expedida por la Secretaría de Control Urbano y Espacio Público de la Alcaldía Distrital de Barranquilla, mediante la cual se ordena el cierre definitivo de actividades comerciales desarrolladas por el establecimiento de comercio Pizza Rústica Pasta & Salad ubicado en la Calle 88 Nº 44-10 L5 de esta ciudad, de propiedad de mi representada.

Segunda. Declarar la NULIDAD ABSOLUTA de la Resolución 1586 de septiembre 08 de 2014, expedida por la Secretaría de Control Urbano y Espacio Público de la Alcaldía Distrital de Barranquilla, mediante la cual confirmó la Resolución 0604 de Abril 23 de 2014.

Tercera. A título de Restablecimiento del Derecho, solicito al despacho el restablecimiento de los derechos de mi patrocinada Valores e Inversiones Von Lignau Padilla S.A.S. en los siguientes aspectos.

3.1. Iniciando el trámite legal señalado en el Decreto 0212 de 2014, con la garantía del debido proceso, pudiendo ejercer mi representada, su derecho de Audiencia y de Defensa.

3.2. Reconociendo los perjuicios materiales que ha sufrido mi representada, por cuanto desde el operativo realizado el 17 de agosto de 2012, ha decaído el negocio por la forma irregular en que irrumpieron los funcionarios distritales al establecimiento y el costo de honorarios de abogado, para la interposición de las diferentes acciones de tutela y ahora el proceso de Nulidad y Restablecimiento del Derecho.

Los perjuicios materiales los estimo de la siguiente manera:

1. Pérdida de ingresos por la suma de $281.672.228,94

2. Honorarios de Abogados, estipulados en $100.000.000.

Cuarta. Que se condene a la entidad demandada, al pago de los intereses moratorios a partir de la ejecutoria de la sentencia, de las sumas que por virtud del fallo aquí apetecido se ordenen reconocer y pagar, de conformidad con el Artículo 192 del CPACA, inciso 3º.

Quinta. Que se condene en costas y al pago de agencias en derecho a la parte demandada.

[…]”.

El proceso fue asignado por reparto al doctor Luis Eduardo Cerra Jiménez, Magistrado de la Sección “B” de la Sala de Decisión Oral del Tribunal Administrativo del Atlántico, quien mediante auto de 27 de mayo de 2015 (fls. 205-207) dispuso su inadmisión, señalando que la parte actora; i) “… no allegó documento que demuestre que es la propietaria del establecimiento de comercio Pizza Rústica Pasta & Salad, por lo cual deberá aportar el documento idóneo que lo acredite como tal”; ii) “… la parte actora deberá precisar cuáles son los actos demandados, aportándolos de manera íntegra y legible y allegar la correspondiente constancia de notificación…”; iii) “… la actora a través de un cuadro estimó la cuantía señalando el valor de la pérdida de ingresos del establecimiento de comercio Pizza Rústica & Salad desde enero de 2012 hasta el año 2015. Advierte el tribunal que de acuerdo a lo manifestado por el demandante en los hechos de la demanda los perjuicios se habrían causado desde la fecha en que se realizó la visita el día 17 de agosto de 2012 y el acta de decomiso Nº 0401-12 de 17 de agosto de 2012 […] hasta la fecha en que fue dejado sin efectos el Acta de Decomiso Nº 0401-12 mediante fallo de tutela proferido el 15 de enero de 2013 […] igualmente, desde la fecha en que habrían sido cerradas efectivamente las actividades comerciales desarrolladas por el establecimiento de comercio […] hasta la fecha de presentación de la demanda, debiendo estimar la cuantía en tal sentido..:”; iv) “… en cuanto a los gastos de honorarios, la parte actora deberá indicar cuál fue el profesional del derecho que llevó a cabo la gestión judicial, el motivo de ésta, el valor de los honorarios profesionales pagados y los soportes de ello. Igualmente, deberá razonar la cuantía dando cumplimiento a lo establecido en el artículo 157 del CPACA, es decir, sin tener en cuenta los frutos, intereses, multas o accesorios…”.

Ahora bien, el apoderado judicial de la parte actora, el 18 de junio de 2015, radicó ante la Secretaría del Tribunal Administrativo del Atlántico, un escrito mediante el cual solicitó al despacho de conocimiento “… el impulso a la demanda de la referencia…”, en el cual precisó:

“[…]

Quiero anotar que he consultado diariamente mi correo electrónico, el cual suministré para recibir notificaciones y no me ha sido notificado auto alguno, siendo un imperativo realizarme la notificación a través de este medio […] solicito que de haber sido expedido auto dentro de la demanda de la referencia, se me notifique a través del correo electrónico que suministre para ello, el cual es oscricaballero_@hotmail.com. El mismo correo fue suministrado con la demanda, el cual aparece de la siguiente manera: oscricaballero_@hotmail.com donde el espacio que existe entre la o de mi apellido y la @ es la rayita al piso que hace parte del correo electrónico.

Tampoco he podido consultar los estados electrónicos, porque en la página de la Rama Judicial, Tribunales Administrativos - Tribunal Administrativo del Atlántico - Despacho 002 que corresponde al ponente de este demanda (sic), no aparecen colgados ningunos estados de este año, de ese despacho [...] Las actuaciones anteriores devienen en violación al Debido Proceso, por no poder ejercer los derechos de defensa y contradicción.

[…]”

II. La providencia apelada

La Sección “B” de la Sala de Decisión Oral del Tribunal Administrativo del Atlántico,(1) mediante auto de 1º de septiembre de 2015 (fls. 214-219), rechazó la demanda por no haber sido subsanada en debida forma. Dicha corporación sustentó su decisión con los siguientes argumentos:

“[…]

A pesar de las afirmaciones del apoderado de la parte demandante, es preciso señalar que el auto del 27 de mayo de 2015, el cual inadmitió la demanda y concedió 10 días para su corrección, fue notificado por Estado Nº 040 del 28 de mayo de 2015, tal como obra en sello impreso al final (fl. 207 del expediente), el cual fue publicado en la siguiente ruta de la página web de la rama judicial - Tribunales Administrativos - Atlántico, Barranquilla - Estados Electrónicos - 2015 - Despacho 02 - Dr. Luis Eduardo Cerra Jiménez o a través del siguiente link: https://www.ramajudicial.gov.co/documents/2192921/5582868/ESTADO+040+%282%29.pdf/92d394f1-1c7e-43c6-b090-603ad5b9d9fc y no en la ruta que señala el apoderado del actor. A continuación se reproduce el pantallazo de la publicación en la mencionada página web, dentro del cual se observa el hipervínculo en el cual el Despacho 02 - Dr. Luis Eduardo Cera Jiménez publicó estado electrónico el día 28 de mayo de 2015.

[…]

Aunado a lo anterior, en la Secretaría del Tribunal Administrativo del Atlántico, también se fijó físicamente en cartelera el contenido del Estado 040 de 28 de mayo de 2015 y mediante informe fechado 26 de junio de 2015, la secretaría del Tribunal da cuenta al despacho ponente que el plurimencionado auto de 27 de mayo de 2015 se encuentra debidamente ejecutoriado y notificado (fl. 213).

Cabe resaltar que la providencia de 27 de mayo de 2015, mediante la cual se inadmitió la demanda, fue comunicada el día 28 de mayo de 2015, al correo electrónico oscricaballero@hotmail.com (fl. 208), el que fue aportado con la demanda, tal como se observa a folio 15 del expediente y el cual no contiene dentro de los caracteres alfabéticos que lo conforman el guion bajo o ‘raya al piso’.

Ahora, el actor manifestó en el escrito de 18 de junio de 2015, que su correo electrónico es oscricaballero_@hotmail.com; sin embargo, dicho correo no corresponde al aportado con la demanda, pues aquél no tiene el carácter guion bajo, el cual inmediatamente lo convierte en una dirección de correo electrónico diferente a la aportada inicialmente y de la cual no se tenía noticia al momento de la publicación del estado electrónico Nº 040 de 28 de mayo de 2015 el cual fue comunicado por el correo institucional ese mismo día a la dirección de correo electrónico aportada con la demanda, esto es, oscricaballero@hotmail.com.

Es evidente que los correos electrónicos informados en ambos escritos son diferentes y, que el demandante aportó un nuevo correo electrónico en el escrito de 18 de junio de 2015; sin embargo ello no desvirtúa que sí le fue notificada la providencia del 27 de mayo de 2015 al correo que inicialmente aportó con el escrito de demanda, el cual es oscricaballero@hotmail.com, lo cual está probado mediante constancia de notificación obrante en el expediente a folio 208, la cual se hace en concordancia con lo dispuesto en el artículo 205 del CPACA.

Encontrándose el auto de 27 de mayo de 2015 debidamente ejecutoriado y notificado, y excesivamente vencido el término de diez (10) días legalmente otorgado a la parte actora para que subsanara las deficiencias de la demanda señaladas en dicho auto, se entenderá no subsanada la misma.

[…]

Por lo anterior, se rechazará la demanda por no haber sido subsanadas todas las deficiencias señaladas en el auto fechado 27 de mayo de 2015, en la oportunidad otorgada para ello.

[…]”.

III. Fundamentos del recurso de apelación

El apoderado judicial de la parte actora presentó oportunamente recurso de apelación en contra del auto que rechazó la demanda, manifestando que el Tribunal Administrativo del Atlántico, Sala de Decisión Oral, Sección “B”, no le notificó debidamente dicha providencia y, por tanto, desconocía las deficiencias del escrito de demanda y lo que la misma ordenaba que debía corregirse, señalando para el efecto, lo siguiente:

“[…]

El suscrito presentó la demanda de Nulidad y Restablecimiento del Derecho de la referencia al día 30 de abril de 2015 […] en vista de la tardanza en la admisión de la demanda, el 18 de junio presenté escrito en el tribunal, en el cual solicitaba impulso del proceso, por cuanto habían transcurrido más de 45 días, sin que tuviera razón del resultado de la demanda […] para mi sorpresa se me informa que la demanda se mantuvo en secretaría por el término de diez (10) días, desde el 29 de mayo hasta el 12 de Junio de 2015; es decir, el término había precluido […] el suscrito siempre consultó los estados electrónicos en la ruta https://www.ramajudicial.gov.co/web/tribunal-02-administrativo-de-atlantico/95, […] en el auto mediante el cual se rechaza la demanda, el M. P. indica que utilizaba un link equivocado, porque la ruta correcta era otra, que señala en la parte final del folio 2 del auto impugnado…

El artículo 196 del CPACA señala que ‘Las providencias se notificarán a las partes y demás interesados con las formalidades prescritas en este Código y en lo no previsto, de conformidad con lo dispuesto en el Código de Procedimiento Civil’ [...] el artículo 205 del CPACA señala que: Además de los casos contemplados en los artículos anteriores, se podrán notificar las providencias a través de medios electrónicos, a quien haya aceptado expresamente este medio de notificación’ […] el suscrito suministró su dirección de correo electrónico para la notificación de los autos que expidiera el despacho del M. P., sin embargo, en el correo electrónico aportado no he recibido ninguna notificación […] en el auto impugnado se indica que ahora pretendo suministrar un correo electrónico diferente al aportado con la demanda, lo cual no es cierto, porque desde un comienzo aporté el mismo correo electrónico, solo que cuando el correo sale subrayado totalmente, no es notable la rayita la piso como lo indiqué en el escrito de junio 18 del presente año.

[…]

Del correo electrónico con el cual se hizo la notificación la suscrito, no se verificó el acuse de recibo, porque de haberlo hecho, el despacho del magistrado 002 del Tribunal Administrativo del Atlántico, hubiera verificado que no hubo recepción del mismo, debiendo proceder por los otros medios a informar al suscrito sobre el auto proferido […] el secretario no dejó constancia en el expediente del acuse de recibo, porque si verifica a través de la bandeja de entrada de su ordenador, en el sistema de notificaciones, encontrará que el suscrito no recibió la notificación del auto mediante el cual se mantuvo la demanda en Secretaría. Con el rechazo de la demanda, sin atender a las equivocaciones cometidas por el Despacho 002 del Tribunal Administrativo del Atlántico, se está violando el debido proceso de mi poderdante, por cuanto se le está venciendo sin haber comparecido aún al juicio.

[…]”.

Así las cosas, el magistrado sustanciador del proceso, mediante auto de 22 de enero de 2016, dispuso conceder el recurso de apelación y remitir el expediente a esta corporación.

IV. Consideraciones de la Sala

La sociedad Valores e Inversiones Von Lignau Padilla S.A.S., a través de apoderado judicial, presentó ante el Tribunal Administrativo del Atlántico demanda en contra de la Secretaría Distrital de Control Urbano y Espacio Público del municipio de Barranquilla, con miras a obtener la declaratoria de nulidad de las resoluciones 0604 de 23 de abril de 2014 “Por medio de la cual se ordena el cierre definitivo de actividades comerciales”, y 1586 de 8 de septiembre del mismo año “Por la cual se resuelve un recurso de reposición contra la Resolución 0604-14”, así como el consecuente restablecimiento del derecho.

El conocimiento del asunto le correspondió al doctor Luis Eduardo Cerra Jiménez, magistrado de la Sección “B” de la Sala de Decisión Oral del Tribunal Administrativo del Atlántico, quien mediante auto de 27 de mayo de 2015 inadmitió la demanda, señalando que la parte actora debía allegar al expediente: i) el documento que acredite que la demandante es propietaria del establecimiento de comercio Pizza Rústica Pasta & Salad; ii) los actos demandados, aportándolos de manera íntegra y legible y allegar la correspondiente constancia de notificación; y iii) la estimación razonada de la cuantía. Providencia que fue notificada a la sociedad demandante por estado de 28 de mayo de 2015, concediéndole el término de “… diez (10) días de plazo al demandante, para corregir y subsanar las irregularidades anotadas, so pena del rechazo de la misma…”.

El apoderado judicial de la parte actora, el 18 de junio de 2015 radicó en la Secretaría del Tribunal Administrativo del Atlántico, un escrito en el que solicitó al despacho de conocimiento “… el impulso a la demanda de la referencia…”, documento en el cual hizo precisiones respecto del correo electrónico aportado en la demanda, y al cual debía ser notificado, manifestando además que no había podido “… consultar los estados electrónicos, porque en la página de la rama judicial, tribunales administrativos - Tribunal Administrativo del Atlántico - Despacho 002 que corresponde al ponente de este demanda (sic), no aparecen colgados ningunos estados de este año, de ese despacho…”.

Así las cosas, la Sección “B” de la Sala de Decisión Oral del Tribunal Administrativo del Atlántico, mediante auto de 1º de septiembre de 2015 (fls. 214-219), rechazó la demanda al considerar que la misma no había sido subsanada en debida forma dentro del plazo concedido para el efecto, en tanto con el escrito presentado por la parte actora el 18 de junio de 2015, no se allegaron al expediente los documentos solicitados en el auto inadmisorio calendado 27 de mayo de 2015.

Respecto del escrito de 18 de junio de 2015, el a quo indicó que no le asistía la razón al apoderado de la parte actora, en tanto la publicación de los estados que profiere dicha corporación se hace en la página web de la Rama Judicial, y precisó la ruta electrónica para acceder a los mismos. Igualmente, hizo énfasis en que el auto inadmisorio de la demanda fue publicado en el estado de 28 de mayo de 2015 y enviado al correo electrónico suministrado por dicho apoderado en la demanda, correo éste que difiere del indicado en el escrito de 18 de junio y, que, por tales razones, dicha providencia, había sido debidamente notificada conforme lo dispone el artículo 201 del CPACA.

Por lo anterior, el apoderado judicial de la parte actora presentó recurso de apelación, en el que manifiesta que se le está vulnerado el debido proceso a su representada, al no haber sido notificado debidamente del auto inadmisorio de la demanda y, por ende, no pudo subsanar la demanda. Reiteró que no había podido ingresar a consultar los estados electrónicos publicados por el Tribunal Administrativo del Atlántico, y que no es cierto lo indicado por dicha corporación, respecto al suministro de un correo electrónico distinto para efectos de recibir notificaciones, en tanto siempre ha presentado el mismo.

Así las cosas, le corresponde a la Sala determinar si el auto de 27 de mayo de 2015, inadmisorio de la demanda fue debidamente notificado o no.

Ahora bien, el artículo 198 del CPACA dispone que los autos no sujetos a notificación personal, se notificaran por estados electrónicos. Igualmente indica que se notificarán personalmente las siguientes providencias: i) Al demandado, el auto que admita la demanda; ii) A los terceros, la primera providencia que se dicte respecto de ellos; iii) Al Ministerio Público el auto admisorio de la demanda, salvo que intervenga como demandante. Igualmente, se le notificará el auto admisorio del recurso en segunda instancia o del recurso extraordinario en cuanto no actúe como demandante o demandado y; iv) Las demás para las cuales el código ordene expresamente la notificación personal.

Dado lo anterior, el auto inadmisorio de la demanda no se encuentra dentro de los que se deben notificar personalmente, es decir, ésta providencia debe notificarse por estado; para el efecto, el artículo 201 ibídem, dispone:

“[…]

ARTÍCULO 201. Notificaciones por estado

Los autos no sujetos al requisito de la notificación personal se notificarán por medio de anotación en estados electrónicos para consulta en línea bajo la responsabilidad del secretario. La inserción en el estado se hará el día siguiente al de la fecha del auto y en ella ha de constar:

1. La identificación del proceso.

2. Los nombres del demandante y el demandado.

3. La fecha del auto y el cuaderno en que se halla.

4. La fecha del estado y la firma del Secretario.

El estado se insertará en los medios informáticos de la rama judicial y permanecerá allí en calidad de medio notificador durante el respectivo día.

De las notificaciones hechas por estado el Secretario dejará certificación con su firma al pie de la providencia notificada y se enviará un mensaje de datos a quienes hayan suministrado su dirección electrónica.

De los estados que hayan sido fijados electrónicamente se conservará un archivo disponible para la consulta permanente en línea por cualquier interesado, por el término mínimo de diez (10) años.

Cada juzgado dispondrá del número suficiente de equipos electrónicos al acceso del público para la consulta de los estados.

[…]” (negrillas de la Sala)

De acuerdo con la norma transcrita, la publicación de los estados electrónicos es la regla general para dar a conocer las providencias y, agrega, que es responsabilidad del Secretario efectuarlas. Dicha notificación deberá hacerse el día hábil siguiente al de la fecha del auto a notificar y debe permanecer para consulta al público en la página web de la rama judicial, durante todo el día. Además, se debe conservar en un archivo disponible para consulta en línea por cualquier interesado, por el término de diez (10) años.

Tal disposición ordena que el secretario deberá suscribir con su firma una certificación de la notificación por estado, en cada una de las providencias notificadas y, además, a quien haya suministrado su dirección electrónica, el Secretario enviará un mensaje de datos al correo electrónico suministrado para el efecto, con miras a informar la notificación por estado surtida dentro del respectivo proceso.

Así las cosas, a folio 207 del expediente, se observa que, respecto del auto inadmisorio de la demanda de 27 de mayo de 2015, la doctora María del Pilar González, en su calidad de Secretaria General del Tribunal Administrativo del Atlántico, indicó “Por anotación en ESTADO Nº 040 notifico a las partes la presente providencia, hoy 28-05-2015 a las 8:00 am”. Igualmente, a folio 208, aparece la impresión del mensaje enviado al correo electrónico oscricaballero@hotmail.com, en el cual se “… comunica que dentro del proceso de la referencia se dictó auto fechado 27 de mayo de 2015, a través del cual se inadmitió la demanda, y se concedió 10 días de plazo para su corrección. En la página web de la rama judicial puede accederse a la publicación del estado electrónico…”.

Significa lo anterior que la Secretaría del Tribunal Administrativo del Atlántico, cumplió con lo dispuesto en el artículo 201 del CPACA, respecto de la notificación del auto de 27 de mayo de 2015, por cuanto anotó y suscribió con su firma la anotación en estado, y envió el mismo al correo electrónico suministrado por la parte actora para el efecto.

Cabe poner de relieve que el apoderado de la sociedad demandante manifiesta que dicho tribunal, envió la notificación de tal providencia a un correo electrónico distinto al suyo. Sin embargo, revisada la demanda, se observa que en el acápite de NOTIFICACIONES a folio 15, dicho apoderado manifiesta: “El suscrito en la Carrera 46 Nº 69-130 Of. 302 de la ciudad de Barranquilla, Celular 3106332335 y en mi correo electrónico oscricaballero@hotmail.com”, correo éste al que le fue enviada la notificación del auto inadmisorio de la demanda.

Por tal razón, no es del recibo de la Sala el argumento respecto de la “rayita al piso” o “guion bajo” que, en sentir de la parte recurrente, omitió la Secretaría del Tribunal al enviar el mensaje de notificación del auto inadmisorio de la demanda, en tanto la “rayita al piso” o “guion bajo”, fue aclarada en el escrito de 18 de junio de 2015, cuando, tal vez, la parte actora se dio cuenta del error cometido en el escrito de demanda, y pretendió subsanarlo con dicho escrito.

Ahora bien, en el auto de 1º de septiembre de 2015, por medio del cual se dispuso el rechazo de la demanda, el a quo informa la ruta o link para consultar el estado electrónico en el que se publicó el auto inadmisorio de la demanda, el cual es del siguiente tenor: https://www.ramajudicial.gov.co/documents/2192921/5582868/ESTADO+040+%282%29.pdf/92d394f1-1c7e-43c6-b090-603ad5b9d9fc. Tal link fue verificado por la Sala, y en él se observa el estado 040 de 28 de mayo de 2015, y que el mismo contiene la identificación plena del proceso de la referencia y la fecha del auto a notificar, eso es el auto inadmisorio de la demanda, calendado 27 de mayo de 2015. Por tal razón, se deduce que dicha providencia fue debidamente notificada. Cabe poner de relieve que, igualmente, se constató que la ruta manifestada por la parte actora, es decir: https://www.ramajudicial.gov.co/web/tribunal-02-administrativo-de-atlantico/95 arroja un aviso de error, lo cual indica que dicha ruta no es la que permite revisar los estados electrónicos publicados por el Tribunal Administrativo del Atlántico.

Manifiesta la parte recurrente en su recurso que “… aportó en la demanda, su número de celular y la dirección de notificaciones físicas, sin que por ninguna de esas formas se hubiera intentando la notificación personal del demandante…” (resalta la Sala). Al respecto, es pertinente señalar que, como se indicó en precedencia, la notificación personal debe surtirse respecto de ciertas providencias, dentro de las cuales no se encuentra el auto que inadmite la demanda, la cual debe realizarse por estado, como bien lo hizo la Sección “B” de la Sala de Decisión Oral del Tribunal Administrativo del Atlántico.

Por todo lo anterior, el auto de 1º de septiembre de 2015, por medio del cual la Sección “B” de la Sala de Decisión Oral del Tribunal Administrativo del Atlántico rechazó la demanda, habrá de confirmarse, como en efecto se dispondrá en la parte resolutiva de esa providencia.

Por lo expuesto, el Consejo de Estado en Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera,

RESUELVE:

1. CONFIRMAR el auto de 1º de septiembre de 2015, proferido por la Sección “B” de la Sala de Oralidad del Tribunal Administrativo del Atlántico, por medio del cual rechazó la demanda, conforme a las razones expuestas en la parte motiva de esta providencia.

2. En firme esta decisión devuélvase al tribunal de origen, previas las anotaciones de rigor.

Cópiese, notifíquese y cúmplase.

Se deja constancia que la anterior providencia fue leída, discutida y aprobada por la Sala en su sesión de la fecha.

Magistrados: Roberto Augusto Serrato Valdés, Presidente—María Elizabeth García González—Oswaldo Giraldo López.

1 integrada por los Magistrados Luis Eduardo Cerra Jiménez (ponente), Ángel Hernández Cano y Oscar Wilches Donado.