Auto 2339 de mayo 22 de 1991 

SALA CONSTITUCIONAL

ASAMBLEA CONSTITUCIONAL

SUS DISPOSICIONES DE TRÁMITE NO TIENEN CONTROL

Ref.: Proceso 2339. Demanda de inconstitucionalidad contra la proposición modificatoria del Reglamento de la Asamblea Constitucional, nuevo artículo 46, aprobada en la sesión plenaria del 1º de mayo de 1991; y contra el Acto Constituyente número 1 de 1991, emanado de la misma asamblea.

Magistrado Ponente:

Dr. Pedro Augusto Escobar Trujillo

Bogotá, D.E., mayo veintidós de mil novecientos noventa y uno.

El ciudadano Alfredo Castaño Martínez presenta demanda para que la Corte declare la inconstitucionalidad de los siguientes actos proferidos por la Asamblea Constitucional actualmente reunida y cuyos textos transcribe:

a) "Proposición modificatoria del Reglamento de la Asamblea Constitucional, nuevo artículo 46'''', aprobada en la sesión plenaria del 1º de mayo de 1991.

b) Acto Constituyente Nº 1 de 1991, por medio del cual se dictan unas disposiciones constitucionales''''.

Para resolver sobre la admisión de la demanda, la Corte considera:

1. Como lo tiene definido la corporación en jurisprudencia reiterada, la naturaleza del acto es elemento que determina su competencia para avocar el conocimiento de un asunto sometido a su juicio de constitucionalidad. Por consiguiente, además de verificar el cumplimiento de los requisitos puramente formales del libelo conforme al Decreto 432 de 1969, corresponde a la Corte —Sala Constitucional— en esta oportunidad adentrarse en el examen de dicho factor con miras a determinar si ha de dar impulso al proceso correspondiente.

2. A la Asamblea Constitucional, convocada y elegida por los ciudadanos colombianos en los comicios del 9 de diciembre de 1990 en virtud de lo dispuesto por el Decreto-Legislativo 1926 del mismo año (declarado parcialmente exequible por la Corte Suprema de Justicia mediante sentencia número 138 del 9 de octubre de 1990), le fue adscrita por el pueblo de modo transitorio la capacidad para elaborar un acto de reforma a la Carta. Y aunque en este mandato se concretó un procedimiento extraordinario de reforma, no es dable ver allí una revolucionaria solución de continuidad con el orden jurídico-político imperante en la sociedad colombiana.

3. A la luz de estas ideas, debe puntualizarse que para los solos efectos del procedimiento extraordinario acogido, se hizo obviamente abstracción del artículo 218 de la Constitución que regula el trámite de las reformas constitucionales adelantadas por el Congreso de la República, pues si bien tal disposición mantiene hasta ahora vigencia, no resulta aplicable, por su mismo contenido normativo, a la actuación de la asamblea. Esa la razón por la cual a esta entidad, dentro del marco de su autonomía, le es inherente la potestad de darse las reglas necesarias para su propio gobierno, así como las que sean conducentes al cumplimiento de su función.

Se distinguen entonces las normas instrumentales tendientes a garantizar el trámite y aplicación de los actos reformatorios de la Constitución, las cuales, así tengan estirpe constitucional, son eminentemente temporales o provisionales, como que forzosamente agotan su cometido al culminar las sesiones de la Asamblea y pueden ser en el entretanto modificadas por ésta cuantas veces lo estime conveniente (art. 74 del reglamento interno de organización y funcionamiento de la asamblea, Gaceta Constitucional número 66), del acto reformatorio definitivo de la Carta, con vocación de vigencia permanente, en cuya expedición consiste el objeto propio de dicho cuerpo. Este acto según el mismo reglamento (art. 44), se conformará mediante "la compilación de sus decisiones en un solo texto constitucional que expedirá al terminar el período de sesiones'''' requiere ser aprobado y codificado como texto final (art. 45 ibídem).

4. Es claro para la sala que la proposición aprobada para introducir el nuevo artículo 46 del reglamento hoy elevado a rango constitucional, se encuadra, según su propio tenor literal, en la categoría de las normas instrumentales y que igual alcance ha de darse al Acto Constituyente número 1 de 1991, proferido como consecuencia de dicha reforma reglamentaria y en concordancia con ella; el cual, por lo explicado, no tiene la virtualidad de enmendar definitivamente la Constitución. Ambos proveen mecanismos para facilitar los trabajos de la Asamblea, en orden al logro de su alta misión institucional.

5. Como resultado de examinar los actos acusados tanto por su forma como por su contenido material, concluye la Corte que los mismos escapan a la competencia de esta corporación en cuanto al examen de su constitucionalidad, de conformidad con el artículo 214 C.N.

Por lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia —Sala Constitucional— en ejercicio de sus atribuciones,

RESUELVE:

INADMITESE la demanda incoada por el ciudadano Alfredo Castaño Martínez contra la Proposición modificatoria del Reglamento de la Asamblea Constitucional, nuevo artículo 46, aprobada en la sesión plenaria del 1º de mayo de 1991 y contra el Acto Constituyente número 1 de 1991, emanado también de la citada asamblea.

Contra esta providencia procede el recurso de reposición para ante la sala. En firme esta decisión, archívese el expediente.

Notifíquese y cúmplase.

Pablo J. Cáceres Corrales—Pedro Augusto Trujillo, Presidente—Rafael Méndez Arango—Fabio Morón Díaz—Simón Rodríguez Rodríguez—Jaime Sanín Greiffenstein.

Miguel Antonio Roa Castelblanco, Secretario (E).

____________________________