Auto 29428 de octubre 8 de 2008 

•CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN PENAL

DELITOS DE INJURIA O CALUMNIA

Condiciones de la retractación.

EXTRACTOS: «Al tenor de lo dispuesto por el artículo 225 de la Ley 599 de 2000, no habrá lugar a responsabilidad si el autor o partícipe de la injuria o la calumnia, se retractare voluntariamente antes de dictarse sentencia de primera o única instancia, siempre que la publicación se haga a costa del responsable, en el mismo medio y con las mismas características en que se difundió la imputación o en las que señale el funcionario judicial, en los demás casos.

No procede el inicio de la acción, si la retractación o rectificación se hace pública antes de formularse la denuncia.

Retractarse, ha entendido la Sala, es revocar lo endilgado, desdecir del agravio irrogado a la víctima, es abonar el crédito moral del injuriado, aceptar la inexistencia del hecho, admitir la falsedad de la imputación punible. En consecuencia, es necesario que sea voluntaria, que el sujeto activo reconozca su autoría o participación en la ofensa, ya que nadie puede retractarse de un agravio no inferido. Es la excusa afincada en el arrepentimiento del ofensor en procura de reparar la lesión inferida al honor del sujeto pasivo de la ofensa.

En el proceso de constatación de la presencia de sus elementos, el operador judicial no puede contraerse a revisar formalmente el texto, sino que debe ejercer un control material de su contenido, de los medios utilizados, de la forma de divulgación, entre ellos, de los presupuestos de oportunidad, frecuencia y difusión, de modo que evidencie el restablecimiento del derecho supuestamente lesionado o cuando menos la reducción mayúscula del daño ocasionado, ha dicho la Sala en decisión del 18 de diciembre de 2001, en el radicado 17120.

Con el escrito de sustentación de los recursos de reposición y apelación, el procesado aportó certificación expedida por el director de la emisora “Ondas de Ibagué”, acreditando la rectificación y retractación que hizo en las emisiones del 7 de mayo y el 6 de junio de 2007, de lo manifestado en la entrevista del 29 de noviembre de 2005, a objeto de ser exonerado de responsabilidad penal, acorde a las previsiones del artículo 225 del Código Penal.

La certificación expresa que en las emisiones del noticiero “Al Minuto” transmitidas durante la franja del medio día en el horario de las 12 y 15 minutos del 7 de mayo y del 6 de junio de 2007 en el horario de las 12.25, “hizo las aclaraciones sobre las preguntas del periodista”.

“Que las aclaraciones a la preguntas (sic) del periodista manifestando en el espacio del día 29 de noviembre de 2005 sobre las horas del medio día, en donde expresara que la doctora Isabel..., fiscal de la seccional de..., y en donde se investigaba al señor alcalde del municipio de Saldaña, señor José..., por el presunto delito de peculado por apropiación y otros, relacionado con el contrato de suministro de papelería para el municipio de Saldaña, tenía conocimiento por versiones que recibiera de personas residentes en el municipio de Saldaña Tolima, que la doctora Isabel... la habían visto ingiriendo licor con el contralor del departamento del Tolima, Mariano..., en el municipio de..., aclaró y rectificó, que en ningún momento ha visto a la doctora Isabel..., fiscal seccional de..., ingiriendo licor con el señor contralor departamental del Tolima en el municipio de..., en cuanto a que no ha sido testigo presencial de esta situación y por esa razón no le consta tales hechos”.

Este texto demuestra el incumplimiento de los presupuestos de la retractación, es claro que el procesado no desdijo lo dicho en la inicial entrevista, por el contrario lo corroboró, tampoco dio muestras de arrepentimiento y de querer restablecer los posibles daños morales ocasionados a la víctima, ya que no admite la mendacidad de las afirmaciones y desecha su autoría y participación en ellas, ratificando que fueron los vecinos de Saldaña quienes le hicieron saber de la dedicación de la funcionaria judicial al consumo de bebidas embriagantes conjuntamente con el contralor departamental, motivo por el cual ahora asevera no haberlos visto personalmente, no ser testigo presencial de los hechos, ni constarle su ocurrencia.

No está demás precisar que atribuyéndosele al aforado el delito de injurias indirectas agravadas previstas en los artículos 221, 222 y 223 del Código Penal, por haber hecho las expresiones en un medio de comunicación poniendo en boca de otras personas las manifestaciones supuestamente lesivas del patrimonio moral del querellante, estas se mantienen incólumes, intactas, al reiterar en la retractación que no fue él sino terceras personas quienes hicieron las aseveraciones, por no constarle los hechos.

Si, como el procesado lo ha venido sosteniendo en la actuación se considera inocente de los cargos, es el trámite procesal el medio legal adecuado para demostrarla y no retractarse de lo dicho sin aceptar su responsabilidad, ni reparar el daño supuestamente causado a la querellante.

En fin, será inadmitida la retractación hecha por el incriminado».

(Auto de 8 de octubre de 2008. Radicación 29428. Magistrado Ponente: Dr. Julio Enrique Socha Salamanca).

_________________________________________