Auto 30978 de enero 28 de 2008 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

TRANSACCIÓN DE LAS PRETENSIONES LABORALES

Ocurrida mientras el proceso se encuentra en casación.

EXTRACTOS: «Procede la Sala a resolver lo pertinente sobre la solicitud formulada por el apoderado de las demandantes, en el sentido de ser aprobada la transacción acordada por las partes y sus apoderados, que consta en el documento suscrito por estos, que obra a folios 34 a 36 del cuaderno de la Corte, previas las siguientes

Consideraciones de la Corte

En documento suscrito por las partes y sus apoderados, debidamente autenticado, según sus términos, se llegó a un arreglo transaccional, mediante el cual la entidad demandada, se comprometió a pagar a las actoras la suma de $ 22.500.000, “... dentro de los cuarenta y cinco (45) días hábiles siguientes a la aceptación y aprobación por parte de la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia, de la transacción y consecuente desistimiento de la acción en contra de la entidad promotora de salud organismo cooperativo Saludcoop EPS y de las empresas del grupo Saludcoop”.

Dicho pago, según se estipuló, cubre todas las pretensiones de la demanda y las costas procesales e implica el desistimiento de la acción impetrada por ambas partes, por lo que se estipuló en el parágrafo del numeral octavo, lo siguiente:

“Las partes de común acuerdo solicitan a los magistrados de la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia dé por terminado el proceso ordinario de responsabilidad civil instaurado por las señoras Inés Orozco Gómez y Fulvia Offir Gómez actuando en su nombre propio y representación una vez se verifique el pago por parte de la entidad demandada, mientras ello ocurre solicitamos se sirva decretar la suspensión del proceso citado”.

De tiempo atrás tiene dicho esta Sala que la casación no es una tercera instancia, sino que se trata de un recurso extraordinario cuyo fin primordial es el de unificación de la jurisprudencia nacional, mediante el contraste de la sentencia recurrida con la ley, motivo por el cual no conoce del juicio, sino en el evento excepcional de la prosperidad del recurso.

Bajo este entendido se ha considerado por esta corporación que resulta impropio solicitarle, como ocurre en este caso, que, como consecuencia de la transacción, se declare terminado el proceso, porque tal declaración no encaja dentro de sus atribuciones.

Así lo sostuvo con gran claridad la Corte en el auto del 5 de octubre de 1956 (G.J. LXXXIII, nums. 2171 a 2173, pág. 549), que no obstante su antigüedad aún mantiene vigencia, por conservarse en la actualidad, en esencia, la regulación y fines del recurso extraordinario previstos desde ese entonces, por lo que se hace pertinente para el caso, transcribir lo dicho en esa ocasión:

“Aun cuando pueda decirse que el recurso de casación es parte del proceso, no es dable entenderlo como una prolongación del juicio, o una tercera instancia, por ser este un medio extraordinario de impugnación que atiende, no a las pretensiones de la demanda inicial, sino a la confrontación de la sentencia con la ley, en miras a una correcta interpretación y aplicación de esta, aunque secundariamente y por consecuencia se produzcan decisiones que incidan en el objeto material del juicio”.

Por consiguiente, solicitar que la Sala ‘declare terminado el juicio’, es improcedente, ya que tal declaración no encaja dentro de sus atribuciones. En cambio, y si lo que los señores apoderados de las partes desean es que el negocio no siga su curso, pueden proponer el desistimiento del recurso, que es lo conducente para el fin perseguido”.

En estas circunstancias no cabe a las partes otro camino que ajustar su acuerdo de transacción, si lo deciden, para encaminarlo al desistimiento del recurso, bajo las condiciones y en los términos que ellas consideren pertinentes, para obtener que el proceso no siga su curso, que es, en últimas, lo que parece ser su querer.

Por lo anterior, no se accede a la solicitud propuesta».

(Auto de 28 de enero de 2008. Radicación 30978. Magistrado Ponente: Dr. Francisco Javier Ricaurte Gómez).

______________________________