Auto 33951 de mayo 26 de 2010

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN PENAL

Proceso Nº 33951

Aprobado Acta Nº 168

Magistrado Ponente:

Dr. Alfredo Gómez Quintero

Bogotá, D.C., veintiséis de mayo de dos mil diez.

Vistos:

Se pronuncia la Sala sobre la petición elevada por el defensor del solicitado en extradición por el gobierno de los Estados Unidos de América, Oscar Ruiz Correa, renunciando a los términos establecidos para el ejercicio de sus derechos.

Antecedentes

1. Mediante nota verbal 2743 del 3 de noviembre de 2009, el gobierno de los Estados Unidos de América a través de su embajada en esta ciudad solicitó al de Colombia por conducto del Ministerio de Relaciones Exteriores, la detención provisional del ciudadano colombiano Oscar Ruiz Correa con fines de extradición, pues la Corte Distrital de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York lo requiere para comparecer en juicio, toda vez que allí se emitió en su contra la acusación Nº 09 – CR – 0154 (STL), dictada el 18 de Marzo de 2009, en la cual se le formulan cargos por los delitos federales de narcóticos y lavado de dinero.

2. Adelantado el trámite de la solicitud de extradición por el Ministerio del Interior y de Justicia, el Fiscal General de la Nación mediante resolución del 5 de febrero de 2010, decretó la captura de Oscar Ruiz Correa, diligencia que se llevó a cabo el 8 de febrero de 2010 por miembros de la Policía Nacional.

3. La Embajada de los Estados Unidos de América, a través de la nota verbal 0734 del 7 abril de 2010, formalizó la solicitud de extradición de Oscar Ruiz Correa, y allegó la documentación traducida y legalizada de acuerdo con lo dispuesto en esta materia por el Código de Procedimiento Penal Colombiano.

4. El Ministerio de Relaciones Exteriores de nuestro país, mediante Oficio DAJI.E. 0790 de 7 de abril de 2010 manifestó que “En atención a lo establecido en nuestra legislación procesal penal interna, me permito manifestarle que por no existir convenio aplicable al caso es procedente obrar de conformidad con el ordenamiento procesal colombiano”, razón por la cual el Ministerio del Interior y de Justicia remitió a esta honorable Corte la documentación relacionada con este asunto, teniendo en cuenta que se encuentran reunidos los requisitos formales exigidos en las disposiciones aplicables al caso.

5. El ciudadano requerido en extradición otorgó poder a un abogado de confianza, quien presenta memorial en el que después de hacer una relación de las circunstancias que llevaron a su representado a inmiscuirse en la conducta por la cual se solicita su extradición, manifestando su voluntad de renunciar a “términos de notificación, traslado y práctica de pruebas”, para que en su lugar la extradición sea tramitada a la mayor brevedad posible.

Consideraciones

Es pacífico el criterio de la Sala según el cual, en el trámite de extradición todos los intervinientes gozan de los mismos derechos e idénticas garantías y facultades concebidas por el legislador para los sujetos procesales(1).

Por consiguiente, resulta viable que la defensa del ciudadano requerido en extradición manifieste que renuncia a sus derechos en el trámite, porque así lo admite el artículo 122 del Código de Procedimiento Civil, aplicable en virtud del principio de integración previsto en el artículo 25 de la Ley 906 de 2004.

“ART. 122.—Renuncia de términos. (Artículo modificado por el artículo 1º, numeral 66 del Decreto 2282 de 1989): Los términos son renunciables total o parcialmente por los interesados en cuyo favor se concedan. La renuncia deberá hacerse verbalmente en audiencia o por escrito autenticado como se dispone para la demanda, o en el acto de la notificación personal de la providencia que lo señale”.

Desde luego que la renuncia de uno de los involucrados en el trámite de extradición no puede afectar el eventual interés de los demás sujetos intervinientes, quienes pueden hacer uso de acuerdo con sus particulares perspectivas legales, para pedir pruebas, para alegar sobre el mérito de la controversia, para exigir garantías, para verificar el cumplimiento de las formalidades.

El trámite de extradición no involucra solamente a la persona requerida y a su defensor; también tiene facultad de intervenir ante la Corte, y ante el Gobierno Nacional (en impugnación de las resoluciones que adopte en el resorte de su competencia) el agente del Ministerio Público (C.N., art. 277, L. 201/95, art. 87, literal d) y D. 262/2000, art. 29).

De manera que la petición de la defensor contractual de Oscar Ruiz Correa, en la que manifiesta que renuncia a los trámites de la extradición por su expresa voluntad de acudir ante la autoridad que lo requiere (L. 906/2004, art. 500), no afectará la intervención de los demás sujetos involucrados en el trámite para la solicitud de pruebas que consideren necesarias y para la presentación de las alegaciones de fondo en relación con la solicitud que se formula al Estado colombiano.

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia en Sala de Casación Penal,

RESUELVE:

ACEPTAR la renuncia a los términos presentada por el apoderado del ciudadano colombiano Oscar Ruiz Correa, conforme a las consideraciones señaladas en la motivación de esta decisión.

Cópiese, notifíquese y cúmplase.

Magistrados: María del Rosario González de Lemos—José Leonidas Bustos Martínez—Sigifredo Espinosa Pérez—Alfredo Gómez Quintero—Augusto Ibáñez Guzmán—Jorge Luis Quintero Milanés—Yesid Ramírez Bastidas—Julio E. Socha Salamanca—Javier Zapata Ortiz.

Teresa Ruiz Núñez, Secretaria.

(1) Cfr. Autos de extradición, radicado 31878 del 5 de agosto de 2009; radicado 31025 del 19 de febrero de 2009; radicado 31023 del 6 de mayo de 2009; radicado 31876 del 3 de junio de 2009, entre otros.