Auto 3673 de noviembre 19 de 2004 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN QUINTA

EJECUCIÓN DE SENTENCIA DE NULIDAD ELECTORAL

MEDIOS DE IMPUGNACIÓN CONTRA LOS ACTOS QUE SE ADOPTEN

Consejero Ponente:

Dr. Darío Quiñones Pinilla

Radicación interna: 3673

Actor: Carlos Humberto Rojas Joven. Electoral

Bogotá, D.C., diecinueve de noviembre de dos mil cuatro.

Se decide el recurso sobre el recurso de apelación interpuesto por el apoderado del señor Eder Enrique España contra la decisión adoptada en desarrollo de la audiencia de escrutinio practicada el 19 de octubre de 2004 por el Tribunal Administrativo del Huila.

Antecedentes

El Tribunal Administrativo del Huila, mediante sentencia del 13 de abril de 2004, confirmada por el Consejo de Estado el pasado 19 de agosto, declaró la nulidad del acta parcial del escrutinio de votos, formulario E-26, en cuanto declaró la elección del señor Eder Enrique España como alcalde del municipio de Palestina para el período 2004 a 2007. Igualmente, declaró nulos los votos emitidos en favor de aquel en las mesas 11 y 12 en los comicios celebrados el 26 de octubre de 2003, y ordenó la realización de un nuevo escrutinio con exclusión de los votos emitidos en esas mesas por el señor Eder Enrique España.

El auto recurrido.

El 19 de octubre de 2004 la Sala Quinta de Decisión del Tribunal Administrativo del Huila se constituyó en audiencia para practicar el nuevo escrutinio para la elección de alcalde del municipio de Palestina, conforme a lo dispuesto en las sentencias antes mencionadas, y en desarrollo de la misma procedió a restar del total de votos contabilizados a favor del señor Eder Enrique España en las elecciones del 26 de octubre de 2003, los que obtuvo en las mesas 11 y 12 (114 y 108, respectivamente, para un total de 222). Así, el nuevo escrutinio arrojó el siguiente resultado:

CandidatoVotos obtenidosVotos anuladosResultado nuevo escrutinio
Carlos Humberto Rojas Joven1.287 1.287
Eder Enrique España1.2982221.076

En consecuencia, declaró elegido al Señor Carlos Humberto Rojas Joven como alcalde del municipio de Palestina “... para el período que empieza a contabilizarse a partir de la fecha y hasta el 31 de diciembre de 2007”.

El recurso.

El apoderado del demandado interpuso el recurso de apelación contra esa decisión, con fundamento en los argumentos que se pueden resumir de la siguiente manera:

a) La decisión del tribunal se calificó de judicial cuando es de carácter administrativo conforme a diversos criterios expuestos por el Consejo de Estado;

b) En el nuevo escrutinio solo se tomaron en cuenta las actas de los jurados de votación formularios E-14 correspondientes a las mesas 11 y 12, cuando se debió retrotraer la actuación al estado inicial, esto es al momento mismo de los escrutinios realizados en su debida oportunidad.

Advirtió que los demás motivos de inconformidad los plantearía en el trámite de la segunda instancia.

La oposición.

El apoderado del señor Carlos Humberto Rojas Joven manifestó su oposición con la concesión del recurso de apelación. Considera que el mismo debió rechazarse de plano, pues la diligencia de audiencia de nuevos escrutinios no pone fin al proceso sino que se limita a cumplir el proceso que finalizó con la sentencia de segunda instancia. Aduce que interpretar lo contrario implicaría dilatar los procesos de manera injustificada e ir en contra de los postulados de la prevalencia del derecho sustancial, dado que lo que se pretende es reabrir debates jurídicos ya definidos.

Consideraciones

El recurso de apelación interpuesto por el apoderado del señor Eder Enrique España contra la decisión adoptada en desarrollo de la audiencia de escrutinio realizada el 19 de octubre de 2004 es improcedente y, en consecuencia, se rechazará. En apoyo de esa conclusión se tiene en cuenta lo siguiente:

La Sala de esta Sección Quinta del Consejo de Estado venía sosteniendo que los actos mediante los cuales la jurisdicción contencioso administrativa declara una elección como consecuencia de la decisión adoptada en el trámite de un proceso de nulidad de carácter electoral son de naturaleza administrativa y no judicial, pues el proceso culmina con la ejecutoria de la sentencia que declara la nulidad del acto de elección acusado y ordena la práctica de un nuevo escrutinio.

Así, en sentencia del 6 de junio de 1996, dijo:

“Sin duda erró el a quo en las apreciaciones jurídicas que lo llevaron a inadmitir la demanda, por cuanto el acto con el cual un Tribunal Administrativo o el Consejo de Estado, en su caso, declaran la elección es de naturaleza administrativa y no judicial. El proceso judicial culmina con la ejecutoria de la sentencia que anula la anterior declaratoria de elección y ordena la práctica de nuevo escrutinio, correspondiendo su cumplimiento a un organismo jurisdiccional pero en sede administrativa. De no ser así quedaría por fuera de control legal el nuevo acto declaratorio de elección, lo que es inaceptable; tampoco existe inconveniente de orden jurídico para que del proceso de nulidad contra el nuevo acto declaratorio de elección conozca la jurisdicción de lo contencioso administrativo en el respectivo grado funcional, pues de entenderse impedidos los integrantes de la respectiva, Sala o sección se abre la posibilidad de integrarla con conjueces” (1) .

Posteriormente, en providencia del 30 de septiembre de 1999 (2) rectificó esa posición en cuanto consideró que las diligencias y providencias que le corresponde dictar al Consejo de Estado o a los tribunales administrativos (práctica del escrutinio, la declaración de elección y la entrega de credenciales) a continuación de la sentencia y para su ejecución, constituyen decisiones de carácter judicial y en tal virtud pueden ser impugnadas mediante los recursos y conforme a las reglas del proceso. En esa oportunidad la Sala advirtió lo siguiente:

“Así, la declaración de elección que se haga como resultado del escrutinio y que debe proferirse en la misma diligencia en que se practique el escrutinio, es auto interlocutorio, como se infiere del artículo 302 del Código de Procedimiento Civil.

Ese auto ha de considerarse notificado el día en que se profiera ... y proceden contra el mismo los recursos de reposición o apelación, según los casos, conforme a los artículos 180 y 181, numeral 3º, del Código Contencioso Administrativo”.

Y en providencia del 7 de noviembre de 2002 (3) la Sala reiteró que los actos o pronunciamientos que se adopten como consecuencia de un nuevo escrutinio realizado en cumplimiento de una sentencia de nulidad electoral, constituyen decisiones judiciales y no administrativas. Sin embargo, en esa oportunidad rectificó la posición anterior sobre la procedencia del recurso de apelación contra las mismas, para señalar que, en términos de los artículos 180 y 181 del Código Contencioso Administrativo, aquellas solo son susceptibles del recurso de reposición. Dijo, en lo pertinente, lo siguiente:

“(...) se trata de una decisión judicial y no administrativa, proferida mediante interlocutorio de la Sala de Decisión en audiencia pública, que se notificó en estrados, y como tal susceptible del recurso de reposición que debió interponerse en la misma audiencia, conforme a los artículos 180 y 181 del Código Contencioso Administrativo...

Según se desprende de la correspondiente acta de audiencia pública de escrutinio ..., contra el acto acusado el representante judicial del señor ... Presentó recurso de reposición y subsidiario de apelación, sobre los cuales decidió el tribunal en el sentido de no acceder a modificar la providencia recurrida y rechazar por improcedente el recurso de alzada, quedando así en firme el auto que declaró la elección en cumplimiento de la sentencia del 14 de junio de 2002 de esta Sala”.

No obstante lo anterior, la jurisprudencia de esta sección a partir del año 1999, ha admitido la procedencia de la acción de nulidad de carácter electoral contra el acto que declara una elección como consecuencia de una sentencia electoral, pero solo en el evento de que la impugnación esté basada “... en causales subjetivas relativas a las calidades e inhabilidades de quien resultara elegido con ocasión del nuevo escrutinio...”.

De manera que, conforme a la jurisprudencia de la Sección Quinta, acogida por esta Sala: (i) el proceso de nulidad de carácter electoral termina con la ejecutoria de la sentencia que declara la nulidad del acto de elección acusado y ordena la práctica de un nuevo escrutinio; (ii) las decisiones mediante las cuales el Consejo de Estado o los tribunales administrativos, según las reglas de competencia, declaran una elección como consecuencia del escrutinio practicado en cumplimiento de la sentencia que pone fin al proceso electoral, son de carácter judicial; (iii) esas decisiones constituyen autos interlocutorios de Sala de Decisión dictados en diligencia judicial; (iv) contra los mismos, conforme al artículo 180 del Código Contencioso Administrativo, solo procede el recurso de reposición, pues no aparecen dentro de la enumeración de los autos que de acuerdo con el artículo 181 ibídem, son susceptibles del recurso de apelación; (v) la elección declarada como consecuencia de la ejecución de una sentencia judicial puede ser objeto de control judicial cuando la controversia se sustente en causales subjetivas de quien resultó elegido en virtud del nuevo escrutinio.

En esta forma, la Sala rechazará, el recurso de apelación interpuesto por el apoderado del demandado contra el auto que declaró la elección del señor Carlos Humberto Rojas Joven como alcalde del municipio de Palestina, dictado en desarrollo de la diligencia de escrutinio practicada el 19 de octubre de 2004 en cumplimiento de la sentencia dictada el 13 de abril de 2004 por el Tribunal Administrativo del Huila, confirmada por el Consejo de Estado el pasado 19 de agosto.

Por lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Quinta,

RESUELVE:

1. Recházase, por improcedente, el recurso de apelación interpuesto por el apoderado del señor Eder Enrique España contra el acto que declaró la elección del señor Carlos Humberto Rojas Joven como alcalde del municipio de Palestina, dictado en desarrollo de la diligencia de escrutinio practicada el 19 de octubre de 2004.

2. Ejecutoriado este auto regrese el expediente al tribunal de origen.

Notifíquese y cúmplase.

Magistrados: María Noemí Hernández Pinzón, Presidenta—Reinaldo Chavarro Buriticá—Filemón Jiménez Ochoa—Darío Quiñónez Pinilla.

Virgilio Almanza Ocampo, Secretario.

(1) Expediente 1591

(2) Expediente 2336. En el mismo sentido, auto del 20 de septiembre de 2002, expediente 3030.

(3) Expediente 2002-0515, radicación interna 3045.

_______________________________