Auto 3956 de marzo 2 de 1992 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

PAGO O CAUCIÓN PARA DEMANDAR EN IMPUESTOS

PREVALENCIA DEL ARTÍCULO 867 DEL ESTATUTO TRIBUTARIO

EXTRACTOS: «La controversia se ha limitado al tema de si es necesario prestar caución para que sea admitida la demanda contra los actos de determinación del impuesto sobre la renta. El Tribunal y el Ministerio de Hacienda han propugnado por la necesidad de prestar caución por considerar que la caución de que trata el artículo 140 del Código Contencioso Administrativo nada tiene que ver con la consignación a que se refiere el artículo 867 del estatuto tributario.

Este artículo que en su primera parte se refiere a las demandas ante el Contencioso Administrativo en materia de impuesto sobre la renta dispone que para interponerlas "no será necesario hacer la consignación del impuesto que hubiere liquidado la Administración''''; lo anterior tiene se origen en el parágrafo del artículo 9º de la Ley 8ª de 1970 que siempre se ha considerado como una norma especial y de preferente aplicación sobre la regulación general sobre pago previo o caución consignada en el Código Contencioso Administrativo, primero en el artículo 86 del código anterior al vigente (L. 167/41) y ahora en el artículo 140 del Decreto 1 de 1984.

Pero el carácter de preferente aplicación de la norma especial, no fue afectado por la inexequibilidad decretada por la Corte Suprema de Justicia a la mayor parte del texto del citado artículo 140 del Decreto 01 de 1984 —CCA—, porque el fallo citado lo que hizo en resumen fue suprimir los eventos de consignación o depósito para poder demandar y dejó a salvo y como condición única la de la caución a satisfacción del magistrado ponente. Suprimido el texto o apartes declarados inexequibles por la Corte en el fallo del 25 de julio de 1991(*), en el expediente 2273, el artículo 140 quedó así:

"ART. 140.—Si se trata de demanda de impuestos, tasas, contribuciones o multas que se exijan o de créditos definitivamente liquidados a favor del tesoro público, bastará que se otorgue caución a satisfacción del ponente para garantizar el pago con los recargos a que haya lugar en cuanto fuere desfavorable lo resuelto".

De la misma manera como se entendió antes de este fallo que la disposición de la Ley 8ª de 1970 (art. 9º) incorporada hoy en el primer inciso del artículo 867 del estatuto tributario significaba que no era necesario ni consignar, ni prestar caución para demandar ante esta jurisdicción los actos liquidatorios del impuesto sobre la renta, de la misma manera, se repite, debe entenderse hoy la prevalencia del artículo 867 del estatuto tributario.

Conviene consignar a título informativo que el 2º inciso del artículo 867 del estatuto (originado en el art. 93 de la L. 9ª/83) y que exige caución del 10% para demandar actos de liquidación del impuesto a las ventas tiene también aplicación preferente en el sentido de que la "caución a satisfacción del ponente" es la del 10% del valor discutido pero, se repite, esta norma se relaciona con demandas relativas a impuesto sobre las ventas.

De lo anteriormente expuesto se deduce que para la Sala no le asistió razón al Tribunal de Sucre para exigir caución, ni consignación alguna para admitir la demanda relativa a liquidación de impuesto sobre la renta, siendo necesario revocar la providencia que así lo dispuso».

(Auto de marzo 2 de 1992. Expediente 3956. Consejero Ponente: Dr. Jaime Abella Zárate).

(*) Véase este mismo tomo de J. y D., pág 14. N. del D.).

___________________________