Auto 41513 de febrero 26 de 2014

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN PENAL

Rad.: 41.513

Magistrado Ponente

Dr. Eugenio Fernández Carlier

AP871-2014

Acta Nº 53

Bogotá, D. C., veintiséis de febrero de dos mil catorce

EXTRACTOS: «Consideraciones

1. El artículo 75 numeral 2º de la Ley 600 de 2000 y el numeral 2º de la Ley 1407 de 2010 regulan la competencia de la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Penal, para conocer de la acción de revisión dirigida contra providencias proferidas por la jurisdicción ordinaria o militar.

Conforme con la Ley 600 de 2000 la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia únicamente conoce de la revisión contra sentencias, preclusión de la investigación o cesación de procedimiento, proferidas en única o segunda instancia por dicha corporación o por los tribunales superiores o fiscales que actúen ante estos.

En las actuaciones judiciales que se cumplen en la justicia penal militar la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia conoce de la revisión de sentencias o preclusiones proferidas en única o segunda instancia por la corporación o por el Tribunal Superior Militar, a decir del numeral 2º del artículo 199 de la Ley 1407 de 2010 y, de acuerdo con el artículo 203 ídem, de dicha acción conocen los tribunales superiores militares cuando las decisiones son proferidas por los juzgados penales militares de conocimiento y ha de entenderse que esta regla también se predica para las decisiones de las fiscalías que actúan ante tales despachos.

Con la demanda se allegó constancia de ejecutoria de la resolución de 24 de agosto de 2012 cuya revisión se demanda, anunciándose que fue proferida por la Fiscalía 25 Penal Militar Delegada ante el Juzgado Segundo de Brigada de la Segunda División, registro en el que se indica que las partes dentro del término legal no interpusieron recurso contra la cesación de procedimiento para el CP. Floriberto Amado Cely y SLV. Edwin Garzón Portela por el delito de homicidio.

La providencia cuestionada en la demanda de revisión en las presentes diligencias es de primera instancia, proferida por un fiscal delegado ante un juez con categoría de circuito, por lo que en virtud de lo dispuesto en los artículos 199 y 203 del Código Penal Militar, la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia no tiene competencia para conocer de la acción promovida por la Fiscal 133 Especializada de la UNDH-DIH.

Como consecuencia de lo anterior se debe remitir la actuación al Tribunal Superior Militar para lo de su competencia.

En mérito de lo expuesto la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia,

RESUELVE

1. Remitir por competencia las diligencias a las que se ha hecho referencia al Tribunal Superior Militar, por las razones expuestas en la parte motiva de esta providencia.

2. Contra esta decisión no procede recurso.

Notifíquese y cúmplase».