Auto 41950 de agosto 14 de 2013

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN PENAL

Magistrada Ponente:

Dra. María Del Rosario González Muñoz

Aprobado acta 263

Bogotá, D.C., catorce de agosto de dos mil trece.

EXTRACTOS: «Consideraciones de la Sala

1. La Sala es competente para conocer de este asunto, habida cuenta que el numeral 4º del artículo 32 de la Ley 906 de 2004 le asigna el conocimiento “de la definición de competencia cuando se trate de aforados constitucionales y legales, o de tribunales o de juzgados de diferentes distritos”, como aquí ocurre por cuanto el Juzgado Penal del Circuito de Pitalito, Huila, afirma que la tramitación del asunto no le corresponde a ese despacho, sino al Tribunal Superior de Neiva(1).

2. Conforme al artículo 54 de la Ley 906 de 2004, el incidente de definición de competencias, constituye un mecanismo ágil y expedito a través del cual el superior funcional, en caso de incertidumbre frente a este presupuesto procesal, dilucida a quién debe asignársele su conocimiento.

El incidente puede surgir a iniciativa del funcionario judicial cuando considere carecer de competencia para asumir el conocimiento del proceso o, de las partes, en los eventos en que refuten la asumida por un despacho judicial, en cuyo caso se entenderá que la parte impugna la competencia.

3. En el caso sub examine se trata de establecer cuál es el funcionario competente para resolver el recurso de apelación promovido contra la decisión que puso fin al incidente de reparación integral emitida por un juzgado de rango municipal, en este caso lo es el Juzgado Segundo Penal Municipal con Funciones de Conocimiento de Pitalito, toda vez que, se recalca, el Juzgado Penal del Circuito del mismo lugar, afirma que la tramitación del asunto no le corresponde a ese despacho, sino al Tribunal Superior de Neiva.

Pues bien, de conformidad con el canon 34, numeral 1º de la Ley 906 de 2004, las salas penales de los tribunales superiores de distrito judicial conocen “1. De los recursos de apelación contra los autos y sentencias que en primera instancia profieran los jueces del circuito y de las sentencias proferidas por los municipales del mismo distrito” (resaltado fuera de texto).

Por su parte, el artículo 88 de la Ley 1395 de 2010 que modificó el 105 de la Ley 906 de 2004, dispone:

“ART. 105.—Decisión de reparación integral. En la misma audiencia el juez adoptará la decisión que ponga fin al incidente, mediante sentencia” (resaltado fuera de texto).

De esta manera, el legislador puso fin a cualquier debate o discusión que pudiera surgir en torno a la naturaleza de la determinación por cuyo medio se finaliza al incidente de reparación integral como de hecho sucedía antes de la reforma, amén de resultar consecuente con la posibilidad de instaurar recurso de casación en su contra, con sujeción a lo normado en el numeral 4º del artículo 181 del estatuto procesal penal(2).

Basta lo anterior para colegir que la competencia para resolver el recurso de apelación interpuesto contra la sentencia que resolvió el trámite incidental de reparación de perjuicios corresponde al Tribunal Superior de Neiva, a donde se remitirá la actuación, informando de esta determinación al Juzgado Segundo Penal del Circuito de Pitalito, Huila.

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Penal,

RESUELVE:

1. DEFINIR la competencia en el sentido de determinar que el conocimiento de este asunto corresponde al Tribunal Superior del Distrito Judicial de Neiva, a donde se ordena enviar la actuación.

2. COMUNICAR, para su conocimiento, lo aquí decidido Juzgado Segundo Penal del Circuito de Pitalito, Huila.

Contra esta decisión no procede recurso alguno.

Cópiese y cúmplase».

(1) Cfr. auto radicado 24964 del 30 de mayo de 2006.

(2) Así, por ejemplo, cfr., entre otros, sentencias de febrero 19 y marzo 4 de 2009, radicados 30237 y 30487, respectivamente y fallo de tutela del 7 de diciembre de 2005 de 2009, radicado 22920.