•SALA DE CASACIÓN PENAL

PROHIBICIONES DE LIBERTAD PROVISIONAL

EXCEPCIONES CUANDO NO SE REQUIERE TRATAMIENTO PENITENCIARIO

EXTRACTOS: «El Tribunal Superior otorga al procesado el beneficio de la libertad caucionada, prevista en la causal 1a del art. 439 del Código de Procedimiento Penal, sin mencionar la prohibición del numeral 4o del artículo 441 ibídem, motivo por el cual se desconoce su criterio al respecto.

En pronunciamientos anteriores la Corte ha negado la concesión de la libertad provisional, cuando el delito por el que se procede está incluido en la lista del numeral 4o del citado artículo 441, con el argumento de que la prohibición es perfectamente clara, y no se puede desconocer su tenor literal con el pretexto de consultar su espíritu.

La regla de interpretación del artículo 27 del Código Civil, a lo cual se refiere el Ministerio Público, dice:

“Cuando el sentido de la ley sea claro, no se desatenderá su tenor literal a pretexto de consultar su espíritu.

Pero bien se puede, para interpretar una expresión oscura de la ley, recurrir a su intención o espíritu, claramente manifestados en ella misma o en la historia fidedigna de su establecimientó''.

En el caso de la prohibición en comento, el sentido no es claro, puesprecisamente resulta un contrasentido, que una persona que cumple el requisito de la pena y no requiere de tratamiento penitenciario, tenga que esperar en detención hasta la sentencia condenatoria para que le puedan conceder la libertad. Como se trata de eventos en los cuales la sanción es arresto o prisión que no exceda de tres años, descontará en prisión toda la pena o una buena parte de ella, mientras se llega a la sentencia, para que allí le reconozcan que no requería estar en prisión el tiempo que ya estuvo.

El tenor literal del artículo 441 es: “no tendrá derecho a la libertad provisional con fundamento en el numeral 1o del artículo 439 de este códigó'', y el numeral 1o dice: “Cuando en cualquier estado del proceso estén demostrados los requisitos establecidos para suspender condicionalmente la ejecución de la sentencia. En este caso la libertad no podrá negarse con base en que el detenido provisionalmente necesita de tratamiento penitenciarió''.

Esto permite inferir, que la prohibición de libertad provisional se refiere a la que se otorga con fundamento en el requisito puramente objetivo de la condena de ejecución condicional, pero no comprende los casos en que se cumple además la consideración subjetiva de no requerir tratamiento penitenciario. Dicho en sentido contrario, en los casos previstos en el artículo 441, se puede negar la libertad cuando el procesado requiere de tratamiento penitenciario.

Esta interpretación sugerida por doctrinantes y expositores nacionales y propuesta por el Ministerio Público, considera la Sala que se ajusta a una debida apreciación sistemática de la ley, y evita situaciones contradictorias e injustas, que constituyen motivo suficiente para variar la jurisprudencia en aras de una mejor administración de justicia. Además, este entendimiento coincide con el propósito del legislador de que la excarcelación constituya la norma general.

Con esta motivación, el auto recurrido será confirmado también en cuanto a la libertad provisional concedida al imputado».

(Auto de julio 31 de 1991. Radicación 5749. Magistrado Ponente: Dr. Ricardo Calvete Rangel).

____________________________________