Auto 6130 de marzo 31 de 2000 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

OBJECIÓN PRESIDENCIAL A LOS PROYECTOS DE LEY

NO TIENE CONTROL ANTE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

Ref.: Expediente 6130

Santafé de Bogotá, D.C., treinta y uno de marzo del dos mil.

La Comisión Colombiana de Juristas, la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos “Asfaddes” y la Corporación Viva la Ciudadanía, a través de apoderado y en ejercicio de la acción pública de nulidad consagrada en el artículo 84 del Código Contencioso Administrativo, presentaron demanda ante esta corporación, tendiente a obtener la declaratoria de nulidad, previa suspensión provisional, contra “... el acto en virtud del cual el señor Presidente de la República, junto con sus ministros de Justicia y de Defensa, objetó el 30 de diciembre de 1999 el proyecto de ley “por medio del cual se tipifica el genocidio, la desaparición forzada, el desplazamiento forzado y la tortura; y se dictan otras disposiciones””.

Para resolver, se considera:

Las objeciones que el Gobierno Nacional le formule a un proyecto de ley no constituyen un acto administrativo, sino que forman parte del trámite que debe surtirse dentro del procedimiento legislativo. De manera que ellas no son pasibles de control mediante el ejercicio de las acciones que se ventilan ante esta jurisdicción.

Del texto de los artículos 166 a 168 de la Constitución y de lo que en relación con los mismos precisan los artículos 197 a 203 de la Ley 5ª de 1992, se desprende que el control sobre la forma (oportunidad) y fondo (contenido) de las objeciones es labor que viene precisamente asignada al propio Congreso y a la Corte Constitucional.

A juicio de los actores, la decisión de objetar un proyecto de ley encaja dentro de los denominados actos “políticos” o “de gobierno”.

Admitiendo, en gracia de discusión, que se trata de un acto político o de gobierno, del texto de los artículos 166 a 168 de la Carta Política, se infiere que las objeciones no constituyen una decisión definitiva, sino todo lo contrario, de trámite, dentro del proceso legislativo, que en manera alguna impide su culminación. Tanto es así que puede expedirse una ley, no obstante su formulación si son desestimadas, como podrían serlo.

Fluye de lo anterior que esta corporación carece de jurisdicción para conocer de la demanda, razón por la cual habrá de inadmitirse.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera, en Sala Unitaria,

RESUELVE:

INADMÍTESE la demanda, por falta de jurisdicción.

Por la secretaría devuélvanse a los actores los anexos de la demanda, sin necesidad de desglose.

Notifíquese y cúmplase.

Gabriel Eduardo Mendoza Martelo.

_______________________________