Auto 752 de julio 24 de 1992 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN QUINTA

SOLICITUD DE SUSPENSIÓN PROVISIONAL

FORMULADA EN LA CORRECCIÓN DE LA DEMANDA

EXTRACTOS: «Como se lee en la doctrina que sirvió de apoyo a la decisión que, con ponencia de quien redacta la presente, adoptó esta Sección Quinta de la Corporación con fecha diciembre 6 de 1990 (Exp. No 0490. Actor: Luis Angel Martínez Sendoya), no ha existido uniformidad de criterio respecto de la procedencia de la solicitud de suspensión provisional formulada en el libelo de corrección de la demanda. En la providencia en cita se resolvió por su procedencia, en tanto en otras ocasiones se ha decidido lo contrario.

Ello llevó al reexamen cuidadoso de la cuestión, concluyendo por acoger el criterio de hermenéutica que manda atender al tenor literal de la norma, cuyo sentido es claro, para considerar improcedente toda solicitud de suspensión provisional que no se formule “... antes de que sea admitida ...'''' la demanda. Ello significa que si la corrección se propone antes de la admisión de la demanda y en ella se solicita la medida cautelar en mención, habrá de resolvérsela en el auto dicho, mientras que cuando se la formula en escrito posterior al pronunciamiento se la desestimará por extemporánea.

Refuerza ese criterio la circunstancia de que al tenor del numeral 1º del art. 152 del CCA, es oportuna la solicitud de suspensión propuesta antes que la demanda sea admitida, y no, como es para la corrección de la demanda, hasta “... antes de que quede en firme el auto que la admita ...'''' (art. 66 de la Ley 96 de 1985), estableciendo clara distinción para el ejercicio de esos dos derechos procesales.

Además, la norma últimamente indicada fija, como condición extintiva del derecho a presentar la solicitud en mención, la expedición de proveído admisorio de la demanda, auto distinto y con efectos propios, aunque con unidad jurídica para la finalidad que se pretende, del admisorio de la corrección de la demanda.

Este criterio lleva, por consecuencia, a tener como acertado el pronunciamiento del a-quo, cuando se abstuvo de resolver de la solicitud de suspensión provisional contenida en el libelo de corrección presentado después de admitida la demanda».

(Auto de julio 24 de 1992. Expediente 0752. Consejero Ponente: Dr. Amado Gutiérrez Velásquez).

____________________________