Auto 2013-801-052 de mayo 24 de 2013

Superintendencia de Sociedades  

Partes

Cooperativa de Trabajo Asociado Constructores de Paz (Construpaz) contra Compañía Productora de Caucho San Pedro (Caucho San Pedro) S.A.

Asunto

Artículo 24 del Código General del Proceso

Trámite

Proceso verbal

Número del proceso: 2013-801-052

Bogotá, D.C., mayo veinticuatro de 2013.

I. Antecedentes

1. El 21 de mayo de 2013, Cooperativa de Trabajo Asociado Constructores de Paz (Construpaz), presentó ante este despacho una demanda de impugnación de las decisiones adoptadas en la reunión ordinaria de la asamblea de accionistas de Compañía Productora de Caucho San Pedro S.A., celebrada el 21 de marzo de 2013 y que constan en el acta 14.

2. En el escrito presentado, la demandante solicitó el decreto de una medida cautelar consistente en suspender los efectos de las decisiones adoptadas en la mencionada reunión ordinaria de la asamblea de accionistas de la demandada.

II. Consideraciones del despacho

Este despacho se ha pronunciado en múltiples oportunidades acerca de los presupuestos que deben acreditarse para establecer la procedencia de medidas cautelares en conflictos societarias(1). Tales presupuestos han sido derivados de lo previsto en el artículo 590 del Código General del Proceso, así como de la aplicación de esta norma en los diversos casos sometidos a consideración de esta delegatura. Es así como, para decretar medidas cautelares de la naturaleza solicitada, debe efectuarse un cuidadoso análisis de los elementos de juicio disponibles, a fin de analizar las probabilidades de éxito de la demanda y evaluar el interés económico del demandante, según se expresa a continuación.

Las probabilidades de éxito de las pretensiones formuladas en la demanda

El primero de los presupuestos mencionados consiste en un examen preliminar de los diferentes elementos de juicio disponibles en esta etapa del proceso, para efectos de determinar, con alguna precisión, las probabilidades de éxito de las pretensiones formuladas por el demandante. Este presupuesto se deriva de la denominada apariencia de buen derecho a que alude el artículo 590 del Código General del Proceso. Como lo ha explicado el despacho en varios pronunciamientos, este análisis preliminar no conlleva, en forma alguna, un prejuzgamiento que le impida al juez pronunciarse más adelante acerca del fondo del asunto(2). Al tratarse de una valoración previa de las pruebas disponibles cuando se solicita la medida cautelar, es perfectamente factible que, al momento de dictar sentencia, se llegue a una conclusión diferente de la expresada en el auto de medidas cautelares(3).

Formuladas las anteriores precisiones, se analizará ahora la solicitud presentada ante este despacho, a fin de estimar, de modo preliminar, si en la demanda se acreditó que las pretensiones tienen una probabilidad de éxito que justifique el decreto de una medida cautelar.

En el presente caso, la demandante le solicitó al despacho el decreto de una medida cautelar consistente en suspender los efectos de las decisiones adoptadas en la reunión ordinaria de la asamblea de accionistas de Compañía Productora de Caucho San Pedro S.A., celebrada el 21 de marzo de 2013 y que constan en el acta 14. Para justificar esta solicitud, la demandante sostuvo que las decisiones que constan en el acta 14, son nulas toda vez que del acta no es posible concluir que las decisiones fueron aprobadas por las mayorías requeridas para ello, así como también por el hecho de que el orden del día consignado en el acta no fue el que se siguió en la reunión.

De conformidad con el material probatorio aportado con la demanda, el Despacho encuentra que, al revisar el acta 14 en la que constan las decisiones adoptadas en la citada reunión ordinaria de la asamblea de accionistas, en efecto no se encuentra consignado el número de votos con que fueron aprobadas dichas decisiones. De igual manera se puede apreciar que pese a que en el acta se establece un orden del día, el mismo no fue seguido estrictamente en la reunión, pues pese a ser abordados todos los puntos, de acuerdo con el acta, estos no fueron abordados en el orden indicado.

Pese a lo anterior, el despacho considera que el hecho de que en el acta no conste el número de votos con que fue aprobada cada decisión, ello sea suficiente para acreditar la nulidad absoluta de las determinaciones concernientes. En cuanto a que no se haya seguido el orden del día establecido al iniciar la reunión, ello tampoco es causal de nulidad de acuerdo con la ley, máxime si se tiene en cuenta que se trató de una reunión ordinaria, en la que es posible abordar temas diferentes a los que se establece en la convocatoria o en el orden del día. Por lo demás, la sociedad demandante no acreditó la posible existencia de otras causales de nulidad respecto de las decisiones controvertidas.

Así las cosas, el despacho debe concluir que aún no es posible estimar, con algún grado de certeza, las probabilidades de éxito de la demanda. Este análisis solo podrá efectuarse cuando se cuente con suficientes pruebas para establecer, a lo menos en forma preliminar, la posible existencia de una nulidad que vicie las decisiones. Lo anterior no obsta para que, una vez aportadas los elementos probatorios correspondientes, el despacho pueda considerar nuevamente este presupuesto para la procedencia de la medida cautelar solicitada(4).

A la luz de lo anterior, el despacho debe concluir que no se acreditaron los presupuestos exigidos en el artículo 590 del Código General del Proceso para el decreto de medidas cautelares.

En mérito de lo expuesto, el superintendente delegado para procedimientos mercantiles,

RESUELVE:

Negar la solicitud presentada por el apoderado de Cooperativa de Trabajo Asociado Constructores de Paz, en el sentido de decretar una medida cautelar respecto de ciertas decisiones adoptadas por la asamblea general de accionistas de la Compañía Productora de Caucho San Pedro S.A.

Notifíquese y cúmplase.

(1) Cfr. autos 801-002289 del 20 de febrero de 2013 y 800-016014 del 19 de noviembre de 2012. Las providencias mencionadas pueden consultarse en la sección de jurisprudencia de la página de la Superintendencia de Sociedades, disponible en la siguiente dirección: www.supersociedades.gov.co/pmercantiles.html

(2) Cfr. Auto 801-001488 del 1º de febrero de 2013.

(3) En efecto, durante el curso del proceso pueden surgir elementos de juicio que le resten fuerza a los argumentos empleados por el juez para aceptar o rechazar la cautela. Cfr. Auto [...].

(4) Esta posibilidad surge de la derogatoria expresa del artículo 690 del Código de Procedimiento Civil, según consta en el literal b) del artículo 626 del nuevo Código General del Proceso.