Auto 8601 de marzo 11 de 1994 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN TERCERA

LLAMAMIENTO EN GARANTIA

EL JUEZ NO LO PUEDE HACER OFICIOSAMENTE

EXTRACTOS: «Cabe recalcar aquí que el señor procurador apelante revela alguna confusión en torno a la interpretación que le da al numeral 3º del artículo 207 del CCA (46 del Decreto 2304). Porque esta norma hay que entenderla en función de la demanda misma, respetando en primer término el querer del demandante, quien es, en principio, el que señala la parte demandada, bien singular o plural. Se entiende esto en los casos en que no se configure por pasiva un litisconsorcio necesario; evento en el cual el juzgador deberá citar a juicio, aun de oficio, a los litisconsortes no demandados desde el auto admisorio de la demanda y aun en etapa posterior para integrar el contradictorio, en los términos y con los alcances del artículo 83 del C. de P.C.

El auto cuya nulidad se busca, el de 14 de diciembre de 1992, se limitó a resolver el recurso de reposición interpuesto contra el auto admisorio. Auto que, como lo ha sostenido reiteradamente la jurisprudencia, es un simple auto de trámite y como tal sólo susceptible del mencionado recurso en los términos del artículo 180 del CCA Recurso que lo debe resolver siempre el mismo juez que lo dictó cuando además no decida una suspensión provisional.

No puede afirmarse válidamente que el auto de 14 de diciembre que resolvió dicho recurso decidía también la petición de intervención de unos terceros; porque esta intervención, cuando no es pedida directamente por el actor en su demanda, tiene otras oportunidades; las que dentro del proceso administrativo se abren con la fijación en lista. Por esta razón, en los procesos contractuales y de reparación en dicha fijación la parte demandada o el Ministerio Público podrán hacer el llamamiento en garantía.

Llamamiento que, para los efectos de repetición de lo que tenga que pagar la entidad pública de resultar condenada, ha venido aceptándose en múltiples oportunidades en esta jurisdicción.

En otros términos, y a modo de conclusión, se anota:

a) Es el actor quien señala la persona o las personas que conforman la parte demandada.

b) El juzgador, al admitir la demanda, debe aceptar dicho extremo en la forma propuesta, a menos que estime que por pasiva se da un litisconsorcio necesario y ordene de oficio la citación.

c) En el caso de un posible litisconsorcio facultativo por pasiva, vb.gr. varios sujetos responsables con la administración de un hecho perjudicial no demandados todos, el juzgador, si nadie pide la citación de éstos al proceso, no podrá vincularlos oficiosamente al mismo.

Situación parecida se da con la posibilidad que existe en la ley para llamar al funcionario que con su conducta dolosa o gravemente culposa en el ejercicio de sus funciones pudo comprometer la responsabilidad del ente público, con fines de repetición para el evento en que éste resultare condenado.

Aquí, sólo será posible esa intervención por la vía del llamamiento en garantía a solicitud de la parte demandada o del Ministerio Público. En esta hipótesis el auto que decida ese llamamiento será obra de la Sala y no del ponente».

(Auto de marzo 11 de 1994. Expediente 8601. Consejero Ponente: Dr. Carlos Betancur Jaramillo).

_________________________________________________