AUTO AC008-2017/2016-03238 DE ENERO 12 DE 2017

 

Auto AC008-2017/2016-03238 de Enero 12 de 2017

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN CIVIL

Consejero Ponente:

Dr. Luis Alonso Rico Puerta

AC008-2017

Rad.:11001-02-03-000-2016-03238-00

Bogotá, D.C., Doce de enero de dos mil diecisiete.

Decide la Corte el conflicto de competencia suscitado entre los Juzgados Segundo Civil del Circuito de Villavicencio y Veintisiete Civil del Circuito de Bogotá, con ocasión del conocimiento de la demanda de responsabilidad civil contractual presentada por Hernando Pinzón Cetina contra Seguros del Estado S.A.

I. Antecedentes.

1. El actor dirigió su escrito inicial ante el «Juez Civil Del Circuito (Reparto)» de «Villavicencio - Meta», pretendiendo que se condene a «Seguros Del Estado S.A. sucursal Villavicencio» a reparar los perjuicios causados por el no pago de la indemnización derivada del siniestro cubierto por la póliza de seguro pyme - comercial 30-23-101000015.

2. El Juzgado Segundo Civil del Circuito de Villavicencio, al que inicialmente correspondió por reparto la causa, dispuso su rechazo por falta de competencia, mediante auto de 2 de septiembre de 2016, estimando que la autoridad habilitada es la del domicilio principal del extremo pasivo, el cual, según los anexos, es la ciudad de Bogotá, a quien remitió las diligencias.

3. Recibida la actuación por el Veintisiete Civil del Circuito de Bogotá, fue rehusada la atribución al considerar, en providencia de 24 de octubre de 2016, que «la demanda se dirige contra la sucursal Villavicencio de la sociedad demandada». Con el anterior fundamento, planteó conflicto y envió el expediente a esta Corporación para dirimirlo.

II. Consideraciones.

1. Compete a la Corte, mediante pronunciamiento del Magistrado Sustanciador, definir el presente asunto por cuanto involucra a dos despachos de diferentes distritos judiciales; ello, según lo dispuesto en los artículos 16 y 18 de la Ley 270 de 1996, en concordancia con los preceptos 35 y 139 del Código General del Proceso.

2. Para fijar la competencia por razón del territorio, el numeral 1º del artículo 28 del Código General del Proceso, establece como fuero general el denominado personal, así: «En los procesos contenciosos, salvo disposición legal en contrario, es competente el juez del domicilio del demandado; si son varios los demandados o el demandado tiene varios domicilios, el de cualquiera de ellos a elección del demandante.».

Por expresa disposición legal y atendiendo a las circunstancias propias de cada asunto, se han previsto otra clase de subcriterios, muchos de ellos concurrentes con el anterior, tal cual acontece con el prescrito en el numeral 3º del citado precepto relativo al lugar del cumplimiento obligacional.

Por su parte, el numeral 5º ejusdem, contiene más que un supuesto autónomo, una subregla del foro general conforme a la cual: «en los procesos contra una persona jurídica es competente el juez de su domicilio principal. Sin embargo, cuando se trate de asuntos vinculados a una sucursal o agencia, serán competentes, a prevención, el juez de aquél y el de ésta». (Destacado fuera de texto).

De esta manera, tratándose de personas jurídicas y excluidos, por supuesto, los eventos de atribución judicial privativa, se amplía el espectro de posibilidades de elección del reclamante para radicar su causa, por cuanto el legislador habilitó también para dicho propósito a los funcionarios judiciales de las sucursales o agencias vinculadas a la controversia.

3. Conforme a las premisas precedentes, la selección del promotor respecto del funcionario que originalmente refutó la aptitud legal, no es caprichosa y encuentra pleno respaldo en la analizada regla 5 del artículo 28 del Código General del Proceso.

Sobre el tema, esta Sala ha sostenido, al amparo de las previsiones del Código de Procedimiento Civil que son de total recibo en el panorama normativo actual, lo siguiente:

«Ahora bien, si en la demanda está claro que se dirige contra una agencia o sucursal debidamente registrada en Roldanillo, la subregla prevenida por el numeral 7º antes citado tiene vigencia ante la elección que ha hecho la demandante. Además, resulta acertada la escogencia de la sociedad actora, a partir de la concurrencia de fueros consagrada, esto es, podíase adelantar la ejecución tanto en el lugar del domicilio principal de la sociedad demandada como en el de su sucursal o agencia, respecto de los asuntos a ella vinculados; entonces estaba facultada la solicitante para elegir y habiendo optado por la mencionada subregla, es improcedente restringir la competencia a uno de los fueros confluyentes.» (CSJ AC 1961-2016, 7 abril. 2016, rad. 2016-00641-00).

En efecto, el vínculo que habilita formular pretensión en Villavicencio, a pesar de que el domicilio principal de la accionada Seguros del Estado S.A., sea Bogotá D.C., está debidamente sustentado en las afirmaciones de la demanda, que por demás tienen apoyo en sus anexos; todo lo cual obliga al funcionario destinatario inicial a respetar la decisión del pretensor.

Nótese que la mentada ciudad, fue enunciada con énfasis como la de ubicación de la sucursal de la sociedad llamada a juicio, la cual ciertamente es la filial que figura en la póliza de seguro de donde se busca derivar la responsabilidad civil endilgada, exactamente después de la ciudad de expedición, que también alude a Villavicencio (fl. 20, cdno. 1).

En la misma municipalidad está situado el propietario del establecimiento de comercio que funge como tomador, asegurado y beneficiario: «Odontología Social IPS / Pinzón Cetina Hernando», cuyo asiento coincide con el de la zona del riesgo trasladado y cuyo eventual cubrimiento es el objeto del acuerdo de voluntades.

Así mismo, esa es la territorialidad de la dirección denunciada por la aseguradora para recibir notificaciones y donde fue efectuado el pago de la prima y radicada la reclamación.

4. El conjunto de circunstancias destacadas dan suficiente cuenta del nexo de la sucursal con el asunto, sin que sea de recibo la imposición de condicionantes no comprendidos en la subregla, como los relativos a exclusividad y cumplimiento obligacional.

En definitiva, es la primera de las autoridades en contienda la que debe conocer del asunto, sin perjuicio de que la contraparte en el momento procesal oportuno y mediante el mecanismo legalmente autorizado, pueda controvertir esa situación.

III. Decisión.

En mérito de lo expuesto, el suscrito Magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Civil,

RESUELVE

1. DECLARAR competente al Juzgado Segundo Civil del Circuito de Villavicencio para conocer de la demanda en referencia.

2. REMITIR la actuación al citado despacho e informar lo decidido al Juzgados Veintisiete Civil del Circuito de Bogotá.

Notifíquese y Cúmplase,

Magistrado: Luis Alonso Rico Puerta.