Auto 2006-00123 de enero 22 de 2014

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN CIVIL

AC061-2014

Rad.: 05001-3103-011-2006-00123-01

Magistrado Ponente:

Dr. Fernando Giraldo Gutiérrez

Bogotá, D.C., veintidós de enero de dos mil catorce.

Se resuelve lo pertinente respecto de la admisión del recurso de casación contra la sentencia de 26 de agosto de 2013, proferida por la Sala Especializada en Restitución de Tierras del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Antioquia, dentro del proceso ordinario de Carolina Vahos Coronado, Magdalena Múnera Lopera y Nataly Rodríguez Múnera contra Sociedad Transportadora de Urabá S.A. y Seguros Colpatria S.A.

Antecedentes

1. Los accionantes reclamaron de las demandadas la indemnización de los daños y perjuicios ocasionados en accidente acaecido el 13 de enero de 2004 (fls. 1 al 13, cdno. 1).

2. La primera instancia culminó con sentencia del Juzgado Adjunto al Undécimo Civil del Circuito de Medellín, accediendo parcialmente a las pretensiones (fls. 836 al 860).

3. Impugnada la decisión por ambas partes, se dispuso su envío a la Sala Civil del Tribunal Superior de Medellín (fl. 868, cdno. 1).

4. La oficina de reparto entregó las actuaciones a la Sala Civil Especializada en Restitución de Tierras del Tribunal de Antioquia, pero esta ordenó remitirlo a donde indicó el a quo (fls. 1 al 8, cdno. 6).

5. Esa corporación propuso conflicto de competencia y pidió a la Corte resolverlo, por tratarse de una diferencia surgida entre dos salas de diferente tribunal (fls. 3 al 5, cdno. 7).

6. En auto de 22 de febrero de 2013, proferido en Sala Unitaria por la honorable magistrada Ruth Marina Díaz Rueda, se adjudicó el diligenciamiento a quien primero lo recibió (fls. 6 al 12, cdno. 8).

7. La Sala Especializada en Restitución de Tierras desató la alzada mediante sentencia de 23 de agosto de 2013, en la cual se modificaron los montos de las condenas. La opositora Sociedad Transportadora de Urabá S.A. recurrió en casación y se concedió por el ad quem (fls. 89 y 136 al 137, cdno. 6).

Al llegar el expediente a la Sala para surtir la impugnación extraordinaria, fue asignado a este despacho el 29 de noviembre de 2013 (fl. 5, cdno. 9).

Consideraciones

1. Dispone el artículo 19 del Decreto 1265 de 1970 que “[p]ara el reparto de los negocios en las corporaciones se observarán las siguientes reglas: (...) 3. Cuando un negocio haya estado al conocimiento de la sala se adjudicará en el reparto al magistrado que lo sustanció anteriormente”.

2. Se desprende del precepto transcrito que a la honorable Ruth Marina Díaz Rueda le corresponde conocer este asunto por haber intervenido en él con antelación, más concretamente, cuando dirimió el conflicto de atribuciones relativo al Despacho que debía tramitar la segunda instancia, lo que pone en evidencia que ya lo “sustanció anteriormente”.

3. Este es el criterio que ha sostenido la Corte, entre otros, en pronunciamientos de 14 de abril de 2008, 26 de agosto de 2011, 21 de mayo de 2013 y 23 de octubre de 2013, radicaciones 2008-00411, 2008-00008, 2007-0007 y 2009-00337, respectivamente.

Decisión

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Civil,

RESUELVE:

1. No asumir el conocimiento de este asunto por corresponderle, según las normas de reparto, a la magistrada Ruth Marina Díaz Rueda.

2. Prevenir a la secretaría que cumpla lo aquí ordenado.

Notifíquese.

Magistrado: Fernando Giraldo Gutiérrez.