Auto 2005-00055 de febrero 21 de 2014

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN CIVIL

AC747-2014

Rad.: 68001-31-03-007-2005-00055-01

Bogotá D.C., veintiuno de febrero de dos mil catorce.

EXTRACTOS: «II. Consideraciones

1. De atender a lo previsto por el artículo 363 del Código de Procedimiento Civil “el recurso de súplica procede contra los autos que por su naturaleza serían apelables, dictados por el magistrado sustanciador en el curso de la segunda o única instancia, o durante el trámite de la apelación de un auto. También procede contra el auto que resuelve sobre la admisión del recurso de apelación o casación y contra los autos que en el trámite de los recursos extraordinarios de casación o revisión profiera el magistrado sustanciador y por su naturaleza hubieran sido susceptibles de apelación” [se resalta].

La exégesis del primer segmento de la norma transcrita indica que para la procedencia de este recurso se requiere que el auto atacado sea apelable, es decir que esté enlistado en el artículo 351 ejusdem como susceptible de alzada. Mientras que la segunda parte de ese precepto exige que el auto censurado sea proferido por el magistrado sustanciador.

Lo anterior revela, sin lugar a dudas, que el recurso que se interpuso contra el auto que inadmitió la demanda de casación no es susceptible de súplica, pues no fue dictado por el magistrado ponente, sino por la Sala de Casación Civil.

Ciertamente, al tenor de lo estipulado en el inciso primero del artículo 372 del Código de Procedimiento Civil, “repartido el expediente, se decidirá sobre la admisibilidad del recurso. El auto que lo admita lo dictará el ponente; el que lo niegue, la Sala, la cual ordenará que se devuelva al tribunal o juzgado que lo remitió”.

De ahí que si el artículo 29 ejusdem prevé que el auto que decide la súplica debe ser dictado por el magistrado sustanciador, sería lógica y jurídicamente inviable que este último tuviera que resolver la que se formula frente a una providencia dictada por la Sala de Casación.

Las razones expresadas permiten inferir que no es procedente el recurso interpuesto por la parte demandante, por lo que así se declarará.

III. Decisión

En mérito de lo expuesto, se RESUELVE:

1. DECLARAR IMPROCEDENTE el recurso de súplica que se interpuso contra la providencia dictada por la Sala de Casación Civil, mediante la cual se declaró inadmisible la demanda de casación, y en consecuencia, la deserción del recurso extraordinario formulado.

Notifíquese».