Auto AL2530-2016 de abril 27 de 2016

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

AL2530-2016

Radicación: 45496

Acta 14

Magistrado Ponente:

Dr. Rigoberto Echeverri Bueno

Bogotá, D.C., veintisiete de abril de dos mil dieciséis.

Sería del caso que esta Sala procediera a emitir sentencia frente al recurso extraordinario de casación interpuesto por LUZ MARINA ROA DE ROMERO, en el proceso ordinario laboral que promovió contra la CONGREGACIÓN DE LOS HERMANOS DE LAS ESCUELAS CRISTIANAS, COMO PROPIETARIA DE LA INSTITUCIÓN ACADEMIA LA SALLE SAN BENILDO, de no ser porque la Corte observa la existencia de una causal de nulidad, que impide el pronunciamiento de fondo.

Antecedentes

Luz Marina Roa de Romero instauró demanda laboral contra la Congregación de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, como propietaria de la Institución Academia la Salle San Benildo, para que, previos los trámites del proceso ordinario laboral, se declarara la existencia de una relación laboral entre las partes, desde el 20 de enero de 2002 hasta el 30 de noviembre de 2004 y que, como consecuencia, se condenara a la demandada al pago de los salarios adeudados, indemnización por terminación sin justa causa del contrato de trabajo, prestaciones sociales, indemnización moratoria, perjuicios morales e indexación.

El a quo, en sentencia de 28 de noviembre de 2008, absolvió a la demandada de todas las pretensiones de la demanda.

Apeló la demandante y el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, en sentencia del 9 de diciembre de 2009, confirmó en su totalidad la decisión de primera instancia.

Inconforme con la anterior decisión, la actora interpuso recurso de casación, el cual fue admitido por esta corporación, mediante auto de 12 de mayo de 2010, en el que también se ordenó correr traslado a la parte recurrente por el término legal, mismo dentro del cual se recibió demanda de casación suscrita por Teresa del Pilar Cubillos García, quien indicó actuar como apoderada de la actora “según poder anexo”.

Dicha demanda, la cual contiene nota de presentación personal de la referida abogada, fue calificada por esta corporación en auto de 14 de julio de 2010 y, la parte opositora, mediante escrito de oposición presentado en tiempo, solicitó declarar desierto el recurso de casación, toda vez que «la doctora TERESA DEL PILAR CUBILLOS GARCÍA (sic) no se encuentra facultada para presentar demanda de casación laboral…».

Luego de presentada la oposición, se ingresó el expediente al despacho para ser fallado.

Consideraciones

En el presente caso, la Sala observa que, a pesar de que el escrito de demanda va acompañado de nota de presentación personal de quien dice ser la apoderada de la recurrente y de que en dicho escrito aquélla afirma presentar la demanda con «poder anexo», lo cierto es que, una vez revisado el expediente, se pudo constatar que dicho poder no reposa dentro del proceso.

La anterior situación se enmarca dentro de una de las causales de nulidad, referente a la indebida representación de las partes, establecida en el numeral 7º del artículo 140 del Código de Procedimiento Civil, aplicable al presente caso por remisión del artículo 145 del Código Procesal Laboral y de la Seguridad Social, nulidad saneable, a la luz del artículo 144 de dicho estatuto procesal civil.

Ahora bien, en virtud de lo anterior y de lo consagrado en el artículo 145 del Código de Procedimiento Civil, atinente a la declaración oficiosa de la nulidad, la Corte procederá a ponerla en conocimiento de la parte afectada, esto es, la parte recurrente, para que dentro de los tres días siguientes al de la notificación (que se debe realizar a la luz del CPC, art. 320, nums. 1º y 2º), dicha parte la alegue, de lo contrario, «ésta quedará saneada y el proceso continuará su curso; en caso contrario, el juez la declarará».

Decisión

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral,

RESUELVE:

PONER EN CONOCIMIENTO de la parte recurrente la nulidad existente dentro del proceso, de acuerdo con la parte considerativa de esta providencia.

Notifíquese y cúmplase.

Magistrados: Jorge Luis Quiroz Alemán, Presidente de Sala—Gerardo Botero Zuluaga—Jorge Mauricio Burgos Ruiz—Fernando Castillo Cadena—Clara Cecilia Dueñas Quevedo—Rigoberto Echeverri Bueno—Luis Gabriel Miranda Buelvas.