Auto AL3118 de mayo 18 de 2016

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

AL3118-2016

Radicación 62231

Acta 17

Magistrado ponente:

Dr. Gerardo Botero Zuluaga

Bogotá, D.C., dieciocho de mayo de dos mil dieciséis.

Resuelve la Corte lo que en derecho corresponde, respecto de la solicitud presentada por el apoderado sustituto de la parte recurrente, respecto del auto que declaró desierto el recurso de casación impetrado por María Lilalba Ceballos Hurtado contra la sentencia proferida por el Tribunal Superior de Cali, el 30 de noviembre de 2012, dentro del proceso ordinario adelantado por la recurrente contra el Instituto de Seguros Sociales hoy Colpensiones.

I. Antecedentes

Mediante el escrito que obra a folio 41 del cuaderno de la Corte, el apoderado judicial de la parte recurrente, solicita que se anule el “auto que declara desierto el recurso de casación” y en consecuencia “se admita el desistimiento del recurso y se revoque la multa impuesta al suscrito, por ser el mismo atentatorio del artículo 29 de la Constitución Política (...)”.

Adujo el memorialista, que el mencionado auto es nulo por cuanto “no se observó el poder de sustitución que fue conferido al suscrito, pues el mismo indica que (…) es conferido con las mismas facultades con las que se extendió el principal (...) de desistir y renunciar”. Por lo que “al no haber leído de manera detenida el poder inicial y el de sustitución conferida, el juzgador excede sus facultades (...) imponiendo una sanción ante la que no hay lugar (...)”.

De manera subsidiaria solicitó expedir a su costa copia auténtica del “memorial de sustitución del poder, auto de reconocimiento de personería del suscrito y del auto que declara desierto el recurso (...)”.

Mediante auto calendado 10 de julio de 2013, esta Sala admitió el recurso de casación interpuesto por la parte recurrente contra la sentencia proferida por el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cali, el 30 de noviembre de 2012 y ordenó correr el traslado de ley a la impugnante.

Con proveído del 11 de septiembre de esa misma anualidad, se reconoció personería jurídica al abogado Fabián Alfreidy Murillo Camacho, en los términos y para los efectos del memorial allegado por la apoderada principal de la actora; acto seguido, el apoderado de la parte recurrente, mediante escrito radicado en la secretaría el 4 de octubre de 2013, mismo día en que vencía el término para sustentar el recurso de casación, presentó escrito de desistimiento

La Sala, mediante auto del 22 de octubre de 2013, previo a resolver sobre el desistimiento del recurso, concedió un término de 5 días para que el profesional en derecho allegara la facultad expresa para desistir.

Vencido el término concedido, no se dio cumplimiento al proveído anterior como tampoco se sustentó el recurso casación dentro del término concedido, razón por la cual, el 22 de enero de 2014, se declaró desierto el recurso y se impuso multa de diez (10) salarios mínimos legales mensuales vigentes, al doctor Fabián Alfreidy Murillo Camacho, de conformidad con lo previsto en la Ley 1395 de 2010.

Contra esa decisión, dicho apoderado interpuso recurso de reposición, el cual fue rechazado de plano por extemporáneo (fls 36 a 40), ya que el mismo fue radicado solo hasta el día 3 de febrero de 2014.

II. Consideraciones

Respecto a la facultad para desistir del recurso de casación, la Sala venía sosteniendo que para el efecto, se requería que la misma fuera expresa, de conformidad con el art. 343 del C.P.C. aplicable por remisión al 145 del C.P.T y de la S.S., norma que dispone, que no pueden “desistir de la demanda”, entre otros, “los apoderados que no tengan facultad expresa para ello”.

Sin embargo, reexaminado el tema puntual, la Sala rectificó el anterior criterio, y ahora señala, que no se requiere de la facultad expresa para desistir de los recursos interpuestos dentro de un proceso judicial.

En el contexto que antecede y descendiendo al caso que se estudia, observa la Sala que si bien, mediante auto de 22 de octubre de 2013, se concedió un término de 5 días para que se allegara la facultad para desistir, y como vencido dicho término no se dio cumplimiento al proveído anterior ni se sustentó el recurso de casación, el 22 de enero de 2014 se declaró desierto el recurso y se impuso multa al doctor Fabián Alfreidy Murillo Camacho; lo cierto es que de conformidad con este nuevo criterio, el desistimiento del recurso de casación interpuesto en tiempo por el procurador judicial de la parte recurrente, contra la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Buga el 30 de noviembre de 2012, resulta suficiente para resolver favorablemente los pedimentos del memorialista.

Adicionalmente de dicho pedimento es dable deducir, que la falta de sustentación del recurso, no se dio por negligencia del apoderado, lo que constituiría la conducta constitutiva de la sanción, sino que se traduce en que actuó conforme a los deberes profesionales, desistiendo del recurso y devolviendo el expediente, con la advertencia, de que no encontraba mérito para dar trámite a la pensión solicitada.

Así las cosas, teniendo en cuenta que para desistir de los recursos interpuestos dentro de un proceso judicial no se requiere de la facultad expresa, y como en este asunto no se advierte mala fe, temeridad, ni falta de probidad o lealtad del profesional en derecho que representa los intereses de la recurrente, esta Sala considera que los motivos expuestos por el memorialista resultan atendibles para admitir el desistimiento del recurso de casación, dar al traste con la multa que le fuere impuesta a través del auto de 22 de enero de 2014 con fundamento en el artículo 49 de la Ley 1395/2010 y en consecuencia dar por terminado el proceso.

Finalmente cumple aclarar que con esta nueva postura la Sala recoge y modifica cualquier otro criterio en sentido contrario.

III. Decisión

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral,

RESUELVE:

Primero: ADMITIR el desistimiento presentado por el apoderado de la parte demandante recurrente, y en consecuencia, dar terminado el presente proceso.

Segundo: REVOCAR la multa impuesta al abogado Fabián Alfreidy Murillo Camacho identificado con la cédula de ciudadanía N° 80.763.369 y T.P. 178.360 del C.S.J.

Tercero: COMUNICAR lo resuelto en esta providencia al Consejo Superior de la Judicatura para lo de su cargo.

Notifíquese y Cúmplase.

Magistrados: Jorge Luis Quiroz AlemánGerardo Botero ZuluagaJorge Mauricio Burgos RuizFernando Castillo CadenaClara Cecilia Dueñas QuevedoRigoberto Echeverri BuenoLuis Gabriel Miranda Buelvas.