Auto AL6719-2016 de septiembre 14 de 2016

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

AL6719-2016

Rad. 72932

Acta 34

Magistrado Ponente:

Dr. Gerardo Botero Zuluaga

Bogotá, D.C., catorce de septiembre de dos mil dieciséis.

Adalberto Flórez Rocha VS. Fondo de Pasivo Social de Ferrocarriles Nacionales de Colombia.

Decide la Corte el recurso de reposición interpuesto por el apoderado de la parte demandante recurrente, contra el auto proferido por esta Sala el 22 de junio de 2016, que inadmitió el recurso extraordinario de casación, dentro del proceso ordinario que adelanta Adalberto Flórez Rocha contra el Fondo de Pasivo Social de Ferrocarriles Nacionales de Colombia.

Reconocer personería para actuar a Álvaro Mauricio Buelvas Jayk, con cédula de ciudadanía No. 1.067.846.954 y tarjeta profesional No. 202880 del C. S. de la J., como apoderado judicial del Fondo de Pasivo Social Ferrocarriles Nacionales de Colombia, en los términos y para los fines del poder que obra a folio 11 del cuaderno de la Corte.

I. Antecedentes

Adalberto Flórez Rocha, instauró proceso ordinario laboral contra el Fondo de Pasivo Social de Ferrocarriles Nacionales de Colombia, con el fin de que se condene al demandado al reconocimiento y pago de la pensión restringida de jubilación o pensión sanción, prevista en el artículo 8º de la Ley 171 de 1961, a partir del 6 de abril de 2009, junto con la indexación de las mesadas reconocidas y las costas del proceso.

El Juzgado Trece Laboral del Circuito de Bogotá, mediante sentencia de fecha 20 de mayo de 2014, (fls. 102 a 103) resolvió absolver a la demandada de todas y cada una de las pretensiones incoadas en su contra, declaró probada la excepción de cosa juzgada y condenó en costas a la parte demandante.

Contra dicha decisión, el actor presentó recurso de apelación, que fue resuelto por la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, mediante sentencia del 12 de marzo de 2015, modificando la providencia apelada, en el sentido de declarar probada la excepción de inexistencia de la obligación, para absolver a la demandada de todas las pretensiones incoadas en su contra e impuso costas en ambas en instancias a cargo de la parte demandante.

Posteriormente, el 22 de abril de 2015, el apoderado judicial del accionante, interpuso recurso extraordinario de casación, que fue concedido, mediante proveído del 30 de julio de 2015, para lo cual el Tribunal consideró que se había propuesto dentro del término legal, teniendo en cuenta para ello, la fecha en que el expediente quedó a disposición de las partes en la secretaría, 16 de abril 2015, y no la data en que la sentencia de segunda instancia quedó notificada en estrados, 12 de marzo del mismo año.

Remitido el expediente a la Corte, esta Sala por auto del 22 de junio de 2016, inadmitió el recurso extraordinario de casación, al considerar que se había interpuesto extemporáneamente, pues la sentencia objeto de impugnación, fue proferida por la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, el 12 de marzo de 2015 y debidamente notificada en estrados a las partes, tal como lo indica el literal b) del artículo 41 del Código Procesal del Trabajo y de la Seguridad Social, modificado por el artículo 20 de la Ley 712 de 2001, norma que establece que los efectos de esta notificación se surten desde su pronunciamiento. Que en consecuencia, el vencimiento del término de 15 días para presentar el recurso extraordinario de casación se produjo el 10 de abril de 2015; no obstante, fue presentado ocho días después, el 22 de abril siguiente, sin que obre en el expediente constancia alguna de interrupción de términos, de donde se concluyó que fue propuesto fuera del momento procesal legal para hacerse.

Contra esta decisión, el apoderado de la parte demandante interpuso recurso de reposición, para que se revoque y, en su lugar, se admita el recurso de casación.

En el escrito que lo contiene, explicó que los usuarios de la justicia deben esperar que la Secretaría coloque el expediente al servicio del público y desanote en el sistema el contenido de la sentencia de alzada, y es a partir de esta anotación que podrían ejercer su derecho de defensa, ora los recursos de ley contra la sentencia que consideren agraviosa de sus intereses o derechos.

Aseguró, que a las audiencias de juzgamiento en sede de alzada no es obligatoria la asistencia ni para la parte ni para su «Representación procesal»; entonces, la noticia, publicidad o socialización de la sentencia de segunda instancia solo es a través de la oficina de Secretaría, «cuyos servidores públicos que allí laboran informan al público en general que el expediente de «x» parte pasó de estar al despacho para estar en términos y además se informa que aconteció en la sentencia de alzada».

Agregó, que «…, el proceso ordinario de mi mandante fue registrado en el sistema el 16 de abril (sic) de 2016 y mutó su ubicación de al despacho para ser ubicado en términos y allí mismo se anotó el resultado de la alzada»; que al radicar el 22 de abril de 2015, en la Secretaría de la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, el recurso extraordinario de casación contra la sentencia adiada el 12 de marzo de 2015 ejerció su derecho de defensa dentro de las prescripciones del artículo 41 del Código Procesal del Trabajo y de la Seguridad Social, modificado por el artículo 20 de la Ley 712 de 2001.

Por su parte, el apoderado del Fondo de Pasivo Social de Ferrocarriles Nacionales de Colombia solicitó, no acceder a los argumentos planteados por el apoderado del demandante contra el auto de 22 de junio de 2016.

II. Consideraciones

Esta Corte ha establecido de acuerdo con el ordenamiento jurídico, que uno de los requisitos indispensables para determinar la viabilidad en la concesión y admisión del recurso extraordinario de casación, es que el mismo haya sido interpuesto dentro del término legal, situación que tal y como se advirtió en el auto recurrido no se cumplió en este caso.

En efecto, no le asiste razón al actor cuando afirma que el recurso de casación fue presentado en término el 22 de abril de 2015, teniendo en cuenta el error de que se debía esperar para ejercer el derecho a la defensa, que la Secretaría colocara el expediente al servicio del público y desanotara en el sistema el contenido de la sentencia de alzada, registro que se efectuó el 16 de abril de 2016. Lo anterior, por cuanto existe un mecanismo de notificación legal a efectos de poner en conocimiento de las partes la sentencia, el cual se encuentra establecido en el literal b) del artículo 41 del C.P.T. y de la S.S., modificado por el artículo 20 de la Ley 712 de 2001 que dispone: «(…) Las notificaciones se harán en la siguiente forma: (…) B. En estrados, oralmente, las de las providencias que se dicten en las audiencias públicas. Se entenderán surtidos los efectos de estas notificaciones desde su pronunciamiento».

Así las cosas, como la sentencia de segundo grado, en este asunto, se debe dictar en audiencia pública, la forma de notificación que impera no es otra que en estrados, como en realidad ocurrió, y según la norma los efectos de esta notificación se surten desde su pronunciamiento, estén o no presentes las partes y no como equivocadamente lo entiende el recurrente, desde el momento en que el proceso pasa a la Secretaría en la que se hace la anotación en el sistema, puesto que esto constituye un medio de información, pero no es instrumento destinado a suplir los mecanismos de notificación previstos en la ley para asegurar el conocimiento de las decisiones judiciales por parte de los interesados, a fin de que puedan ejercer frente a ellas su derecho de defensa.

En este caso, las partes estaban debidamente enteradas de la fecha que se fijó para llevar a cabo la audiencia en que se resolvería la apelación, como consta a 107 del cuaderno del Tribunal, y si bien no es obligación asistir, es su deber hacer seguimiento a las actuaciones procesales para poder ejercer su derecho de defensa, de conformidad con las herramientas que les brinda el ordenamiento jurídico.

Por tanto, para contabilizar el término de los 15 días para interponer el recurso extraordinario de casación se debe tener en cuenta la data de la notificación en estrados que se produjo el 12 de marzo de 2015, en consecuencia dicho lapso venció el 10 de abril de igual año, siendo extemporánea su presentación el 22 del mismo mes y anualida.

Por lo anteriormente señalado, se mantendrá el auto recurrido.

Decisión

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral,

RESUELVE:

1. NO REPONER el proveído del 22 de junio de 2016, que inadmitió el recurso extraordinario de casación, dentro del proceso ordinario que adelanta Adalberto Flórez Rocha contra el Fondo de Pasivo Social de Ferrocarriles Nacionales de Colombia.

2. RECONOCER personería para actuar a Álvaro Mauricio Buelvas Jayk, con cédula de ciudadanía No. 1.067.846.954 y tarjeta profesional No. 202880 del C. S. de la J., como apoderado judicial del Fondo Pasivo Social Ferrocarriles Nacionales de Colombia, en los términos y para los fines del poder que obra a folio 11 del cuaderno de la Corte.

Devuélvase el expediente al Tribunal de origen.

Notifíquese y cúmplase.

Magistrados: Jorge Luis Quiroz Alemán, Presidente de la Sala—Gerardo Botero Zuluaga—Jorge Mauricio Burgos Ruiz—Fernando Castillo Cadena—Clara Cecilia Dueñas Quevedo—Rigoberto Echeverri Bueno—Luis Gabriel Miranda Buelvas.