Auto AL6969-2016/71676 de octubre 5 de 2016

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

AL6969-2016

Radicación 71676

Acta 37

Magistrado Ponente:

Dr. Jorge Mauricio Burgos Ruiz

Bogotá, D.C., cinco de octubre de dos mil dieciséis.

Decide la Sala sobre el recurso de reposición elevado por el apoderado de Porvenir S. A. (fls. 25 a 29, cdno. 2), dentro del proceso adelantado por Edith Francisca Rodríguez Guzmán contra esta entidad y la Administradora Colombiana de Pensiones, Colpensiones.

I. Antecedentes

El 23 de septiembre de 2014, el apoderado de la Sociedad Administradora de Fondos de Pensiones y Cesantías Porvenir S. A., interpuso recurso extraordinario de casación (fl. 198, cdno. 1) contra la sentencia emitida el 16 de septiembre de 2014 por la Sala Laboral del Tribunal Superior de Bogotá. Así mismo, el representante judicial de Edith Francisca Rodríguez Guzmán presentó recurso extraordinario contra la providencia del ad quem (fl. 199, cdno. 1).

Posteriormente, el colegiado concedió los recursos impetrados, los cuales fueron admitidos por esta corporación. A continuación, se corrió traslado a la parte recurrente Edith Francisca Rodríguez Guzmán, para sustentar el recurso, el cual fue presentado dentro del término, según lo advierte el informe secretarial del 17 de septiembre de 2015 (fl. 17, cdno. 2). Es así como también se surtió el traslado por el término de veinte días a la parte recurrente Porvenir S.A., en auto del 23 de septiembre de 2015 para presentar la demanda de casación, dentro del cual fue planteado el escrito de oposición de la citada demanda. Consecuencialmente, en providencia CSJ AL0165-2016 (fl. 25, cdno. 2) es declarado desierto el recurso de casación por no haber sido sustentado oportunamente, es impuesta multa de diez SMLMV al apoderado de Porvenir S.A., y se ordena correr traslado a los opositores por separado.

En virtud de lo anterior, el representante judicial de la AFP, interpuso recurso de reposición (fls. 26 a 29, cdno. 2), en el cual solicitó “... que la honorable Sala de la Corte revoque la decisión de declarar desierto el recurso y la imposición de la multa y, en consecuencia, ordene correr traslado del recurso a la parte recurrente demandada por el término de ley; o, en su defecto, al menos revoque la multa impuesta al suscrito abogado”. Lo anterior, lo sustentó en que el artículo 93 del CPT, y S.S., modificado por el artículo 49 de la Ley 1395 de 2010, ofrece varias interpretaciones en los casos en que existen dos o más recurrentes, demandantes y demandados, en efecto afirma que:

... La primera, que se corra traslado en forma sucesiva a los recurrentes, cuando se trata de dos o más recurrentes; y la segunda, como también ha sido entendida por la h. Sala, una vez presentada la primera demanda de casación por parte del recurrente demandante, se corre traslado al opositor demandado, para, en consecuencia, una vez presentada la oposición del demandado, se procede a correrle traslado a este como recurrente; y, finalmente, correr traslado como opositor al primigenio recurrente demandante.

Agregado a lo anterior, señaló que la última “aplicación” mencionada, es la que resulta congruente con el ejercicio del derecho de defensa y el debido proceso, y finalmente, relató tres procesos donde esta Sala dio aplicación de la norma, conforme la segunda interpretación mencionada.

Frente a esto, el representante judicial de Colpensiones manifestó que la entidad a la que representa, se atiene a lo que decida esta Sala.

II. Consideraciones

Pretende el memorialista que se revoque la decisión de declarar desierto el recurso, la imposición de la multa, y como consecuencia de ello, se ordene correr traslado a la parte recurrente Porvenir S.A., por el término de ley; o, en su defecto, al menos se revoque la multa impuesta al representante judicial. Para esto, esgrime que los traslados a las partes en los casos en que son varios los recurrentes demandantes y demandados, deben hacerse de la siguiente manera:

... una vez presentada la primera demanda de casación por parte del recurrente demandante, se corre traslado al opositor demandado, para, en consecuencia, una vez presentada la oposición del demandado, se procede a correrle traslado a este como recurrente; y, finalmente, correr traslado como opositor al primigenio recurrente demandante.

Ahora bien, antes de dar respuesta a lo anterior, se hace necesario analizar las reformas que ha sufrido el trámite del recurso extraordinario en materia del trabajo y la seguridad social, en relación: (i) Al traslado que debe surtirse para que el recurrente o recurrentes presenten la demanda de casación, y, (ii) El traslado que debe hacerse para el opositor u opositores, para formular sus alegatos.

En efecto, el artículo 93 del Decreto 2158 de 1948 prescribía:

Recibido el proceso por el tribunal supremo, este resolverá de plano dentro de cinco días si el recurso es o no admisible. En caso afirmativo dispondrá que la tramitación se lleve adelante; si optare por la negativa ordenará la devolución del expediente el tribunal o juzgado de origen.

Y a su vez, el artículo 94 de la misma normatividad señalaba:

Admitido el recurso de mandará dar traslado al recurrente por veinte días para que formule la demanda de casación y al opositor por diez días para que la conteste.

Y el artículo 95 del mismo texto legal consignaba:

Si son dos o más los litigantes que forman la parte opositora, el traslado para la réplica será común para todos ellos y se surtirá en la secretaría, donde se mantendrán los autos a su disposición por el término de diez días.

De lo precedente, se observa que en un primer momento se reguló expresamente el traslado en los casos en que la parte opositora estaba formada por varios litigantes. Sin embargo, se guardó silencio en las situaciones en que se presentaran varios recurrentes.

Posteriormente, el Decreto 528 de 1964 modificó lo anterior, y en el artículo 64 estableció:

Repartido el expediente en la Corte la Sala decidirá dentro de los diez días siguientes si es o no admisible el recurso. Si fuere admitido, ordenará el traslado al recurrente o recurrentes por treinta días, a cada uno, para que dentro de este término presenten las demandas de casación. En caso contrario dispondrá que se devuelvan los autos al tribunal de origen.

Y el artículo 65 señaló:

Presentada en tiempo la demanda de casación, la Sala resolverá si se ajusta a los requisitos exigidos en el artículo 63. Si así lo hallare, dispondrá que se corra traslado de ella a quienes no sean recurrentes, por quince días a cada uno, para que formulen sus alegatos. Si la demanda no reúne los requisitos legales, o no se presentare en tiempo, se declarará desierto el recurso.

Con la modificación anterior, se reguló el traslado en los casos en que se presentarán varios recurrentes, esto es, primero se le corría traslado a los recurrentes, de manera individual a cada uno para presentar la demanda de casación, y después de calificada la misma, a los opositores de manera particular a cada uno para que allegarán sus alegatos.

Finalmente, el artículo 49 de la Ley 1395 de 2010 subrogó lo anterior, y señaló:

Repartido el expediente en la Corte, la Sala, dentro de los veinte días hábiles siguientes, decidirá si es o no admisible el recurso. Si fuere admitido, dispondrá el traslado al recurrente o recurrentes para que dentro de este término presenten las demandas de casación. En caso contrario se procederá a la devolución del expediente al sentenciador de origen.

Presentada en tiempo la demanda de casación, la Sala resolverá si se ajusta a los requisitos antes señalados. Si así lo hallare ordenará el traslado de ella a quienes no sean recurrentes, por quince días hábiles a cada uno, para que formulen sus alegatos.

Si la demanda no reúne los requisitos, o no se presentare en tiempo, se declarará desierto el recurso, y se impondrá al apoderado judicial una multa de 5 a 10 salarios mínimos mensuales (texto en negrilla declarado inexequible en Sent. CC C-203/2011).

De la anterior reforma, se puede evidenciar un cambio en relación al término que tiene el recurrente para presentar la demanda de casación, no obstante, se mantuvo el orden en que se surten los traslados.

Teniendo en cuenta lo precedente, se puede concluir que en tratándose de procesos donde existan varios recurrentes con distinto apoderado, se debe iniciar el término para presentar la demanda de casación de manera independiente a cada uno, y después de verificado que esta cumple los requisitos de ley, se debe correr traslado por separado a los opositores de la misma, para que presenten sus alegatos.

Esta Sala ya tuvo la oportunidad de pronunciarse respecto al orden en que se deben surtir los traslados en casos como el que hoy nos acontece, esto es, un proceso donde existen varios recurrentes con diferente apoderado, en providencia CSJ SLAL5974-2016 se estimó:

Aduce el apoderado de Mapfre Colombia Vida Seguros S.A. que en el presente asunto se omitió concederle el traslado de ley con el fin de que sustentara el recurso extraordinario de casación interpuesto por él, contra la sentencia proferida el 21 de agosto de 2015 por la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Medellín.

Pues bien, esta Sala advierte que no le asiste razón al peticionario, en tanto aún no es procedente ordenar el traslado a Mapfre Vida Seguros S.A. como recurrente, pues todavía no se ha surtido el trámite pertinente frente al otro recurrente —Porvenir S.A.—. Luego, solamente concretado este, habrá de proceder como lo solicita el memorialista.

Así las cosas, se dejará sin efecto el auto en mención, en punto a la situación descrita en precedencia para, en su lugar, ordenar correr traslado de la demanda de casación presentada por Porvenir S.A. a los opositores María Ofelia Prado Montero y Mapfre Vida Seguros S.A., por separado. Una vez surtidos los mismos habrá de continuarse con el trámite del recurso extraordinario respecto de la hoy impugnante.

Así las cosas, le asiste razón al memorialista en cuanto al haberse presentado la demanda de casación por la parte recurrente demandante, procedía el traslado a los opositores para que presentaran los alegatos frente a la misma.

III. Decisión

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral,

RESUELVE:

1. REPONER el auto de fecha 20 de enero de 2016, visto al folio 25, dejando sin efecto la declaratoria de desierto y la multa impuesta al apoderado de Porvenir S.A., lo cual deberá ser informado al Consejo Superior de la Judicatura para lo de su cargo.

2. Córrase traslado por el término legal a la parte opositora, Administradora Colombiana de Pensiones, Colpensiones, de la demanda de casación presentada por la recurrente Edith Francisca Rodríguez Guzmán, y, terminado esto, córrase traslado por el término legal a la parte recurrente Porvenir S.A., para sustentar el recurso extraordinario.

Notifíquese y cúmplase.

Magistrados: Jorge Luis Quiroz Alemán—Gerardo Botero Zuluaga—Jorge Mauricio Burgos Ruiz—Fernando Castillo Cadena—Clara Cecilia Dueñas Quevedo—Rigoberto Echeverri Bueno—Luis Gabriel Miranda Buelvas.