Auto AP3917-2015/46368 de julio 13 de 2015

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN PENAL

AP3917-2015

Rad. 46368

Magistrado Ponente:

Dr. Gustavo Enrique Malo Fernández

(Legis considera conveniente que los datos, de las partes y terceros, sean suprimidos por las iniciales de los nombres y apellidos con el propósito de proteger los derechos contemplados en el artículo 15 de la Constitución Política).

Aprobado Acta 236.

Bogotá, D.C., trece de julio de dos mil quince.

EXTRACTOS: «Consideraciones

Conforme a lo regulado en el artículo 32-4 de la Ley 906 de 2004, a la Corte le asiste atribución para pronunciarse respecto de la definición de competencia que con ocasión del presente asunto promueve el Juzgado Penal del Circuito Especializado de Barranquilla, en cuanto considera que de la manifestación de impedimento de su homóloga de Santa Marta, debe conocer el Juez Penal del Circuito Especializado en Descongestión de esa ciudad.

Previamente a abordar el fondo del asunto es necesario precisar que no comporta adecuado trámite procesal el adelantado por el juez de Barranquilla, en lo que toca con el sentido que dio a su manifestación.

Es claro que si precisamente dice ser ajeno a la posibilidad de pronunciarse acerca del impedimento presentado por la Jueza de Santa Marta, al punto que ninguna manifestación efectuó respecto a los motivos aducidos por ella para el efecto, lo suyo no corresponde a rechazar o rehusar la decisión de la funcionaria, sino a un claro tema de incompetencia, por considerar, como expresamente lo anota, que en lugar de enviar el asunto a su despacho, la titular del juzgado de Santa Marta debió hacerlo llegar a su par más próximo.

Así las cosas, lo que compete a la Corte es definir cuál despacho (descongestión de Santa Marta o Penal del Circuito Especializado de Barranquilla), debe pronunciarse acerca del impedimento manifestado por la Jueza Penal del Circuito Especializado de Santa Marta.

Efectuada la precisión, la Sala advierte de entrada que no asiste la razón al Juez Penal del Circuito Especializado de Barranquilla, dado que, si bien, efectivamente al presente en Santa Marta actúan dos Juzgados Penales del Circuito Especializados de Descongestión, que mes a mes ven prorrogado su funcionamiento, ello no los habilita, per se, para asumir el conocimiento del trámite objeto de controversia.

En efecto, a partir de la expedición del Acuerdo PSSA13-10072, del 27 de diciembre de 2013, para la ciudad de Santa Marta se dispuso la creación de los Juzgados Penales del Circuito Especializados de Descongestión, con fecha de expiración en el mes de mayo de 2014.

Esa fecha de expiración ha sido superada mes a mes, al punto que el Acuerdo PSAA15-10363, del 30 de junio de 2015, prorrogó hasta el 31 de julio de 2005 “los Juzgados 751 y 752 Penales de Circuito Especializados de Descongestión de Santa Marta”.

Empero, el mismo acuerdo, en su artículo 10, establece como meta para los despachos de descongestión especializados, la expedición de 15 sentencias.

Ello significa que los juzgados de Descongestión referenciados, solo asumen competencia para expedir sentencias, mas no para tramitar procesos en el juicio, y ni siquiera en el cometido de expedir decisiones con calidad de autos.

Como es claro que los funcionarios públicos, por principio constitucional, no pueden cumplir funciones diferentes a las regladas en la ley, y tampoco se discute la competencia expresa y reducida que se otorga a ellos, limitando su función a la expedición de sentencias, evidente emerge la imposibilidad de ordenar que alguno de los Juzgados Penales del Circuito Especializados de Descongestión de Santa Marta, asuma el trámite del asunto, ora para definir si acepta o no el impedimento de su par institucionalizada, ya en adelantamiento del proceso dentro de la fase del juicio, de admitir adecuadas las argumentaciones de la funcionaria.

Así las cosas, la Corte dirime el conflicto de competencias disponiendo que el asunto retorne el Juzgado Penal del Circuito Especializado de Barranquilla, para que acepte o no el impedimento manifestado por su homóloga de Santa Marta.

En mérito a lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Penal,

RESUELVE

DECLARAR que la competencia para conocer del impedimento manifestado por la Jueza Penal del Circuito Especializada de Santa Marta, en el proceso que se sigue contra WATV, por el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, corresponde al Juzgado Penal del Circuito Especializado de Barranquilla, conforme con las motivaciones plasmadas en el cuerpo del presente proveído.

Envíese lo actuado a esa oficina judicial, para lo de su competencia.

Contra esta decisión no procede recurso alguno.

Cúmplase».