Auto C-228 de mayo 18 de 1993 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA PLENA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

NULIDAD POR INCOMPETENCIA TERRITORIAL

CASO EN QUE SE CONSIDERA SANEADA

EXTRACTOS: «La controversia versa sobre lo siguiente:

1. Las corporaciones involucradas coinciden en afirmar que efectivamente la competencia para el conocimiento del asunto determinada por el factor territorial, corresponde al Tribunal Administrativo del Cauca.

2. La diferencia de criterios entre los mencionados tribunales, radica en que:

a) Para el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, una vez advertida la incompetencia, se debe remitir el expediente al competente, en obedecimiento de lo establecido en el artículo 215 del Código Contencioso Administrativo, y

b) Para el Tribunal Administrativo del Cauca, la norma aplicable en este caso, es la consagrada en el numeral 5º del artículo 144 del Código de Procedimiento Civil, según la cual, la nulidad se considera saneada, cuando la “falta de competencia distinta de la funcional no se haya alegado como excepción previa”. A su entender, en este caso, la nulidad por falta de competencia territorial, se ha saneado y en tal virtud, el Tribunal Administrativo de Cundinamar-ca debe seguir conociendo del asunto hasta su culminación.

3. Es preciso advertir, que en rigor jurídico, en el sub-lite propiamente no existe conflicto de competencia entre los mencionados tribunales, pues el Tribunal Administrativo del Cauca en ningún momento se ha declarado incompetente para conocer del asunto, sino que lo que ha planteado es si la nulidad por falta de competencia territorial fue saneada ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca y en esas condiciones estima que este organismo debe seguir conociendo del proceso hasta su culminación.

4. Así pues, la materia de análisis, se orientará a dilucidar, si efectivamente la nulidad fue saneada, para lo cual se exponen las siguientes razones:

a) La disposición que invoca el Tribunal Administrativo del Cauca, y que le sirve de fundamento para afirmar que la nulidad derivada de incompetencia territorial en esta oportunidad, se ha saneado, dispone:

“Art. 144.—Saneamiento de la nulidad. La nulidad se considera saneada en los siguientes casos: (...).

5. Cuando la falta de competencia distinta de la funcional no se haya alegado como excepción previa. Saneada esta nulidad, el juez seguirá conociendo del proceso”. (Sublíneas fuera del texto).

b) En materia contencioso administrativa, la oportunidad para proponer excepciones, es la consagrada en el numeral 5º del art. 207 del CCA., cuyo tenor literal es el siguiente:

“5. Que se fije en lista por el término de cinco (5) días para que los demandados o los intervinientes puedan contestar la demanda, proponer excepciones y solicitar la práctica de pruebas”. (Sublíneas fuera del texto).

c) En el caso presente, el auto admisorio de la demanda, se notificó en debida forma al Agente del Ministerio Público y a la entidad demandada.

d) Igualmente, y según constancia secretarial visible a folio 118 vuelto del expediente, el asunto se fijó en lista, el 29 de marzo de 1989, término durante el cual la demandada, por conducto de apo-derado, contestó la demanda y no propuso ex-cepciones. La agencia fiscal, teniendo conocimiento del asunto del proceso, no hizo uso del término de la fijación en lista, oportunidad procesal que era la pertinente para que los interesados contestaran la demanda, propusieran excepciones y solicitaran la práctica de pruebas. Solamente hizo esta formulación con motivo de la diligencia judicial de conciliación.

e) En esas condiciones, adquiere plena operancia, la previsión contenida en el numeral 5º del art. 144 del CPC, aplicable por remisión expresa del art. 160 del CCA según el cual, la nulidad proveniente de falta de competencia distinta de la funcional se considera saneada, cuando no se haya alegado como excepción previa.

f) Como ninguna de las partes expresaron inconformidad en relación con la incompetencia del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, derivada del factor territorial —dentro de la oportunidad legal— y no es de las nulidades que el juez puede declarar oficiosamente, se considera saneada y en consecuencia es preciso ordenar la devolución del expediente al Tribunal Administrativo de Cundina-marca, para que siga conociendo del asunto».

(Auto de mayo 18 de 1993. Expediente C-228. Consejero Ponente: Dr. Diego Younes Moreno).

________________________________