Auto S-600 de junio 25 de 1996 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA PLENA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

AUTO DE SUSPENSIÓN PROVISIONAL

CARECE DE RECURSO EXTRAORDINARIO DE SÚPLICA

EXTRACTOS: «Contra el auto de 18 de mayo de 1995, por el cual se decretó la suspensión provisional del acto impugnado en acción de nulidad y restablecimiento, se interpuso apelación para ante esta corporación. La Sección Segunda de la misma confirmó la decisión de primera instancia en auto de enero 29 del presente año. Así mismo contra este último se formuló el recurso extraordinario de súplica.

Para la Sala este último recurso es improcedente en los términos del numeral 6º, inciso final, del artículo 207 del CCA, en armonía con los incisos 2º del artículo 155 y 4º del artículo 158 del mismo estatuto. Aquella norma dispone:

“Cuando se pida la suspensión provisional, ésta se resolverá en el auto que admita la demanda, el cual debe ser proferido por la Sala, sección o subsección y contra este auto sólo procede, en los procesos de única instancia, el recurso de reposición y, en los de primera instancia, el de apelación”. (Subrayas fuera de texto).

La claridad de los textos releva de otras consideraciones. Pero, no obstante, se agrega:

También es improcedente el recurso extraordinario de súplica frente al auto de suspensión provisional, porque esta medida sólo podrá tomarse luego de la confrontación del acto acusado con la normatividad superior; y el recurso de súplica impone una confrontación diferente, o sea entre la providencia suplicada y la jurisprudencia de la Sala Plena, lo que de entrada muestra la improcedencia del recurso.

Por lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala Plena de lo Contencioso Administrativo,

RESUELVE:

Declárase improcedente el recurso extraordinario de súplica interpuesto contra el auto de 29 de enero de 1996, por medio del cual se confirmó el de 18 de mayo de 1995 dictado por el tribunal administrativo del Valle del Cauca.

Cópiese y notifíquese».

(Auto de junio 25 de 1996. Expediente S-600. Consejero Ponente: Dr. Carlos Betancur Jaramillo).

SALVAMENTO DE VOTO

Con el mayor respeto nos permitimos exponer las razones por las cuales nos apartamos de la decisión mayoritaria adoptada en la providencia que antecede:

La figura de la suspensión provisional de los actos administrativos, medida cautelar establecida antes de la Constitución hoy vigente que la conservó, puede solicitarse dentro de los procesos contencioso administrativos en la oportunidad especial prevista por la ley y su decisión debe adoptarse de plano.

La decisión que se tome sobre el particular, puede ser recurrida bien por la vía de los recursos ordinarios, o bien por la de los extraordinarios.

La providencia objeto del presente salvamento, cita las normas que señalan los recursos ordinarios procedentes contra la decisión que se adopte respecto de la solicitud de suspensión provisional y la forma y términos para decidir (arts. 155, 158 y 207 del CCA), pero olvida la disposición de carácter especial para el tema que establece los recursos extraordinarios, el artículo 130 del CCA, tal como quedó subrogado por el artículo 21 del Decreto 2304 de 1989, que a la letra dice:

“El artículo 130 del Código Contencioso Administrativo quedará así:

“Artículo 130. Recursos extraordinarios y asuntos remitidos por las secciones. Habrá recurso de súplica ante la Sala Plena de lo contencioso-administrativo, excluidos los consejeros de la Sala que profirió la decisión, contra los autos interlocutorios, o las sentencias proferidas por las secciones, cuando, sin la aprobación de la Sala Plena, se acoja doctrina contraria a la jurisprudencia de la corporación.

En el escrito en el que interponga el recurso se indicará, en forma precisa, la providencia en donde conste la jurisprudencia que se repute contrariada. El recurso podrá interponerse dentro de los cinco (5) días siguientes al de la notificación del auto o de la sentencia...” (Subrayas fuera del texto).

De la anterior transcripción se deduce sin lugar a dudas que el recurso extraordinario de súplica procede contra sentencias y contra autos interlocutorios.

Debe entenderse, entonces, que las decisiones sobre suspensión provisional a que se refiere el auto anterior, están cobijadas por el control extraordinario establecido en la norma transcrita, en la cual se señala expresamente que puede instaurarse el recurso extraordinario de súplica contra autos interlocutorios, se resalta, sin sustraer expresamente ninguno de los proveídos que tengan dicha naturaleza, entre los cuales se cuenta el que decide sobre la solicitud de suspensión provisional.

A lo anterior debe agregarse que la H. Corte Constitucional al resolver sobre la exequibilidad de la disposición en estudio, por sentencia C-104 del 11 de marzo de 1993, no excluyó del control en estudio, los autos que resuelven sobre la solicitud de suspensión provisional, dentro del juicio contencioso administrativo.

En las condiciones vistas consideramos que el recurso extraordinario de súplica procede contra los autos que deciden sobre la suspensión provisional de un acto administrativo y por ello la Sala ha debido ratificar la jurisprudencia anterior y no rectificarla, como lo hizo.

De los señores consejeros,

Consuelo Sarria Olcos—Mirén de la Lombana de Magyaroff. 

____________________________