Cambios importantes en el proceso de devolución de impuestos

Revista Nº 164 Mar.-Abr. 2011

Carlos Giovanni Rodríguez Vásquez 

Contador tributarista 

Según la exposición de motivos de la Ley 1430, por el gran número de solicitudes de devolución que la DIAN tiene que resolver a diario, producto, entre otros aspectos, de la expedición de la Ley 788 del 2002 que clasificó una importante cantidad de bienes como exentos, era necesario para la entidad ampliar algunos términos e introducir otros medidas con miras a mejorar la fiscalización y el control de las devoluciones.

El hecho de que un solo productor de bienes exentos tenga derecho a solicitar cada bimestre los impuestos descontables utilizados en el proceso de producción, significa que en un solo año gravable, puede radicar varias solicitudes de devolución.

Entre los cambios en el procedimiento de devoluciones se destacan:

Término para efectuar la devolución: Se pasa de un término de 30 a 50 días, el cual es utilizado por la DIAN para realizar un estudio preliminar, en el que se decide si se concede la devolución o si se suspenden los términos hasta por 90 días con el fin de realizar una investigación previa a las devoluciones. Esto implicaría que un contribuyente, al que se le hayan suspendido los términos, podría esperar cerca de 7 meses para que se le conceda la devolución. En el mismo sentido, se modifica el término de 10 a 20 días para devolver cuando la solicitud de devolución se presenta con garantía.

Sanciones por devoluciones improcedentes: El artículo 670 del estatuto tributario establece que cuando una devolución es improcedente se impondrán las sanciones que este desarrolla.

Antes de la expedición de la Ley 1430, la imposición de la sanción de los intereses incrementados tenía lugar únicamente en el evento en que en el proceso de determinación oficial del tributo se notificara liquidación oficial de revisión; si el contribuyente corregía su declaración en respuesta al requerimiento especial, o antes, en respuesta a un emplazamiento para corregir, o simplemente corregía de manera voluntaria; solo se liquidaba la respectiva sanción de corrección, o de inexactitud reducida con los intereses moratorios respectivos.

Con la nueva normativa, las sanciones establecidas en el artículo 670, también se aplicarán en los casos en que el contribuyente o responsable corrija la declaración tributaria, cuyo saldo a favor fue objeto de devolución y/o compensación, tramitada con o sin garantía, previo traslado del pliego de cargos.

Llama la atención que no se establece el procedimiento para que el responsable autoliquide dichas sanciones, sino que, una vez corregida la declaración, tiene que esperar que dentro de los dos (2) años siguientes, la administración profiera el respectivo pliego de cargos.

Devolución con garantía: Además de incrementar el término para devolver, la ley adopta otras medidas tendientes a restringir la utilización de la garantía:

La garantía otorgada por las entidades bancarias o compañías de seguros, debe cubrir el monto de la devolución más las sanciones establecidas en el artículo 670 del estatuto tributario, siempre que dichas sanciones no superen diez (10.000) salarios mínimos.

1. Se establece que el acto administrativo que interrumpe la prescripción de la garantía, es la corrección o la notificación del requerimiento especial dentro de los dos (2) años, la norma anterior reducía los términos a la administración para proferir el requerimiento especial, toda vez que aún siendo la vigencia de la garantía la misma (dos años), la prescripción se interrumpía solo si la administración notificaba liquidación oficial de revisión.

2. Se establece un requisito adicional en el texto de toda garantía constituida a favor de la Nación - DIAN, debe constar expresamente la mención de que la entidad bancaría o compañía de seguros renuncia al beneficio de excusión.

3. Por último, dispone la ley que habrán sectores y contribuyentes para los cuales (así la devolución se presente con garantía), el término para efectuar la devolución será de 50 días, e incluso, se podrá suspender dicho término hasta por 90 días, lo que indica básicamente que en dichos eventos no tendrá ningún efecto práctico constituir garantía para efectos de la solicitud.

Será interesante conocer el desarrollo de esta norma cuando la DIAN establezca cuáles son los factores de riesgo de los sectores para las devoluciones y bajo qué parámetros serán medidos, una vez sean definidos, seguramente los contribuyentes realizarán la debida planeación tributaria para no quedar clasificados en dichos factores de riesgo.

Esperaría la DIAN, que estas medidas ayuden a que el proceso de administración y control de las devoluciones sea más eficiente, sin embargo la pregunta obligada es ¿no es más beneficioso que en lugar de realizar la DIAN grandes esfuerzos para la administración y el control de las devoluciones, se evalúen medidas que no generen tantos saldos a favor? como en el caso de la producción de carnes donde se grava los concentrados al 16% y que después es devuelto a estos productores, y además se replantee la reducción de las tarifas de retención.