CARTA CIRCULAR 3 DE 1996 

(Enero 17)

En virtud de las inquietudes planteadas en relación con la regulación aplicable a 31 de diciembre de 1995 para la contabilización de las inversiones negociables este despacho se permite efectuar las siguientes aclaraciones:

1. El 29 de diciembre de 1995 fue expedido y publicado el Decreto 2336 por medio del cual se reglamentaron parcialmente los artículos 271 y 272 del estatuto tributario, modificados por los artículos 106 y 108 de la Ley 223 de 1995. En la misma fecha se expidió el Decreto 2337 que adicionó el Decreto 2649 de 1993.

La Ley 223 de 1995 sobre racionalización tributaria entró en vigencia en la fecha de su publicación, esto es, el 22 de diciembre del mismo año según lo establece su artículo 285. Sólo en aquellos casos en los cuales la Ley 223 estableció contribuciones fiscales, los artículos pertinentes señalan la fecha a partir de la cual empiezan a aplicarse, esto es, en vigencias posteriores, en cumplimiento de lo establecido en el artículo 338 de la Constitución Política, el cual establece que, las leyes que regulen contribuciones “... en las que la base sea el resultado de hechos ocurridos durante un período determinado, no pueden aplicarse sino a partir del período que comience después de iniciar la vigencia de la respectiva ley...”.

Teniendo en cuenta que la Ley 223 se encuentra vigente desde el 22 de diciembre de 1995 y que en particular los artículos 106 y 108 de la ley tributaria no establecen contribuciones, este despacho estima que las previsiones contenidas en los Decretos 2336 y 2337 de 1995 son aplicables a los estados financieros cortados a 31 de diciembre de 1995.

2. Los Decretos 2336 y 2337 de 1995 señalan los criterios generales sobre la contabilización de las inversiones, las cuales deben valorarse de conformidad con los sistemas especiales de valoración de inversiones señalados al efecto por las entidades de control.

En tal virtud, este despacho estima que la contabilización de las inversiones negociables a 31 de diciembre de 1995, debe regirse por las reglas contenidas en la Circular Externa 017 de 1995 mediante la cual se modificaron los planes únicos de cuentas para las entidades vigiladas, en consideración a que los decretos antes citados establecieron la aplicación de las reglas especiales expedidas por las entidades de control para la valoración de las inversiones.

En este sentido, es necesario precisar que las reglas contenidas en la Circular Externa 017 de 1995 están en concordancia con la regulación contenida en los decretos antes citados, por lo cual es viable su aplicación a los estados financieros cortados a 31 de diciembre de 1995.

___________________________