Superintendencia Financiera

CARTA CIRCULAR 30 DE 2014 

(Marzo 28)

Ref.: Información relacionada con la aplicación del artículo 839-1 del estatuto tributario.

Por solicitud de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN, se hace necesario recordar a las entidades vigiladas por esta Superintendencia, el estricto cumplimiento que deben darle a lo dispuesto en el numeral 2º del artículo 839-1 del estatuto tributario, en el cual está consagrado lo siguiente:

“ART. 839-1.—Trámite para algunos embargos.

(...).

2. El embargo de saldos bancarios, depósitos de ahorro, títulos de contenido crediticio y de los demás valores de que sea titular o beneficiario el contribuyente, depositados en establecimientos bancarios, crediticios, financieros o similares, en cualquiera de sus oficinas o agencias en todo el país se comunicará a la entidad y quedará consumado con la recepción del oficio.

Al recibirse la comunicación, la suma retenida deberá ser consignada al día hábil siguiente en la cuenta de depósitos que se señale, o deberá informarse de la no existencia de sumas de dinero depositadas en dicha entidad.

PAR. 1º—Los embargos no contemplados en esta norma se tramitarán y perfeccionarán de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 681 del Código de Procedimiento Civil.

PAR. 2º—Lo dispuesto en el numeral 1) de este artículo en lo relativo a la prelación de los embargos, será aplicable a todo tipo de embargos (sic) de bienes.

PAR. 3º—Las entidades bancarias, crediticias, financieras y las demás personas y entidades, a quienes se les comunique los embargos, que no den cumplimiento oportuno con las obligaciones impuestas por las normas, responderán solidariamente con el contribuyente por el pago de la obligación”.

Resulta procedente advertir, según lo señalado por la DIAN, que la inobservancia de la anterior disposición conlleva a la sanción prevista en el literal a) del artículo 651 del mismo estatuto.

En consecuencia, se solicita tener en consideración lo anterior y atender las disposiciones señaladas.

N. del D.: la presente carta circular va dirigida a los representantes legales, miembros de junta directiva y revisores fiscales de las entidades vigiladas.