CARTA CIRCULAR 411 DE 2000 

(Julio 19)

Ref.: Resoluciones externas 8 y 9 de 2000 de la Junta Directiva del Banco de la República.

Mediante la Resolución Externa 8 del 5 de mayo de 2000, la Junta Directiva del Banco de la República compendió el régimen de cambios internacionales, efectuando entre otras, algunas modificaciones a las disposiciones sobre casas de cambio.

De conformidad con lo establecido en el artículo 85 de la citada Resolución Externa 8 de 2000 y el artículo 3º de la Resolución Externa 9 del mismo año emitida igualmente por la Junta Directiva del Banco de la República, las casas de cambio que pertenecían a la categoría prevista en el literal a) del numeral 1º del artículo 88 de la Resolución Externa 21 de 1993 modificada por la Resolución Externa 4 de 1995, es decir, las autorizadas como casas de cambio propiamente dichas, cuentan con un plazo de un (1) año, contado a partir del 11 de mayo de 2000 para cumplir el requerimiento mínimo de patrimonio previsto en el literal b) del artículo 64 de la Resolución Externa 8, el cual para el presente año es de tres mil quinientos millones de pesos ($ 3.500.000.000).

Dicha cifra, de acuerdo con lo señalado en el mismo literal b) del artículo 64, se reajustará anualmente en el sentido y porcentaje en que varíe el índice de precios al consumidor que suministre el DANE. El primer ajuste se efectuará en enero de 2001 con base en el índice de precios al consumidor registrado durante el año inmediatamente anterior.

Hasta tanto las casas de cambio señaladas en la presente carta circular acrediten ante la Superintendencia Bancaria el cumplimiento del mencionado requisito patrimonial, sólo podrán efectuar las siguientes operaciones de cambio:

1. Compra y venta de divisas o de títulos representativos de las mismas que correspondan a operaciones que no deban canalizarse a través del mercado cambiario.

2. Compra y venta de divisas a los intermediarios del mercado cambiario.

3. Enviar o recibir giros de divisas del exterior para operaciones que no deban canalizarse a través del mercado cambiario.

Una vez acreditado ante esta superintendencia el cumplimiento del requerimiento mínimo de patrimonio dentro del plazo establecido en el artículo 85 de la Resolución Externa 8 y de acuerdo con las cuentas que señale de manera general el Banco de la República en atención a lo previsto en el parágrafo del artículo 64 de la misma resolución, las casas de cambio indicadas podrán realizar, previo pronunciamiento de esta superintendencia, las operaciones contempladas en el numeral 2º del artículo 59 de la mencionada resolución, atendiendo las modificaciones efectuadas mediante los artículos 1º y 2º de la Resolución Externa 9 de 2000 de la Junta Directiva del Banco de la República.

Las casas de cambio a quienes se dirige la presente carta circular que no prevean cumplir el requerimiento patrimonial mínimo y por ende no deseen acogerse al régimen transitorio contemplado en el artículo 85 de la Resolución Externa 8, deberán manifestarlo a esta superintendencia, y en los términos del artículo 75 de la misma resolución, podrán desarrollar la actividad profesional de compra y venta de divisas, efectuando los ajustes a que haya lugar.

Finalmente, de acuerdo con lo señalado en el parágrafo del artículo 85 de la Resolución Externa 8 de 2000 se advierte que las casas de cambio que no acrediten dentro del plazo previsto el mencionado ajuste, deberán liquidarse o efectuar las modificaciones correspondientes en su denominación y objeto social.

N. del D.: Esta circular va dirigida a representantes legales y revisores fiscales de las casas de cambio.

______________________