CARTA CIRCULAR 42 DE 1996 

(Abril 26)

Este despacho se permite impartir las siguientes instrucciones para la correcta aplicación de lo previsto en el parágrafo transitorio del artículo 2º y en los artículos 4º y 5º del decreto de la referencia.

1. Para efectos de lo dispuesto en el parágrafo transitorio del artículo 2º del decreto citado, se considera conveniente formular las siguientes precisiones:

1.1. El derecho de retracto será procedente siempre y cuando se cumplan los siguientes requisitos contenidos en el parágrafo del artículo 2º del Decreto 1642 de 1995:

a) Que el solicitante sea beneficiario del régimen de transición previsto en el artículo 36 de la Ley 100 de 1993 y sus reglamentos, y

b) Que el traslado de régimen evidencia un perjuicio al afiliado frente al régimen del cual se trasladó.

1.2. Por entidad administradora que deberá afiliar sin solución de continuidad al solicitante del retiro, según previsión del inciso final del parágrafo transitorio mencionado, debe entenderse al Instituto de Seguros Sociales y a las cajas, fondos y entidades de seguridad social del nivel territorial declaradas solventes o la respectiva autoridad gubernamental y las del nivel nacional que no hayan sido declaradas insolventes, a las cuales se encontraba afiliado el solicitante antes de su traslado al régimen de ahorro individual. Como será de su conocimiento, conforme con el artículo 52 de la Ley 100 de 1993, estas cajas, fondos y entidades de seguridad social continuarán administrando el régimen de prima media respecto de las personas que a 31 de marzo de 1994 fueren sus afiliados y mientras subsistan.

En todo caso, cuando la caja, fondo o entidad de previsión social haya sido declarada insolvente, el trabajador, en caso de seleccionar el régimen solidario de prima media con prestación definida, deberá afiliarse al Instituto de Seguros Sociales.

1.3. Decidida por la sociedad administradora de fondos de pensiones la procedencia del retracto, para lo cual dispone de diez (10) días hábiles a partir del siguiente a la presentación de la solicitud, aquella debe trasladar a la entidad administradora del régimen de prima media con prestación definida el saldo de la cuenta individual de ahorro pensional. Estos recursos pasarán a formar parte de la reserva para vejez de la entidad administradora de pensiones receptora de los mismos.

Ahora bien, en caso de que el afiliado a la sociedad administradora de fondos de pensiones hubiere efectuado aportes voluntarios, éstos deberán ser devueltos al mismo, con sus respectivos rendimientos, simultáneamente con el traslado de los recursos a la correspondiente entidad administradora del régimen de prima media. En todo caso, la sociedad administradora le presentará al afiliado y a la administradora del régimen de prima media un informe detallado de los períodos cotizados con sus correspondientes valores y rendimientos. De igual manera deberá trasladar la historia laboral del afiliado si la administradora de prima media ya la hubiere trasladado.

Así mismo, la sociedad administradora de fondos de pensiones dará aplicación a lo dispuesto en el artículo 57 del Decreto 1748 de 1995 o a la norma que lo modifique, adicione o sustituya, en todos los casos en que ya hubiere sido expedido bono pensional al trabajador solicitante de retracto, y procederá a comunicar a la oficina de obligaciones pensionales del Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

1.4. Como quiera la sociedad administradora de fondos de pensiones debe trasladar a la administradora del régimen de prima media el saldo de la cuenta individual de ahorro pensional, la correspondiente historia laboral y presentarle un informe detallado de períodos cotizados, conforme se indicó en el número 1.3 de este documento, este despacho, con el objeto de asegurar la efectividad de la disposición legal en referencia, estima razonable un término de diez (10) días hábiles, siguientes a la decisión de la solicitud, para que la sociedad administradora de fondos de pensiones proceda de conformidad.

2. El artículo 4º ibídem regula los aspectos relativos al traslado de las cotizaciones que deben efectuar las entidades de previsión social no habilitadas legalmente para aceptar nuevas afiliaciones a partir de la entrada en vigencia del sistema general de pensiones, tanto en el nivel nacional como en el territorial.

Al respecto este despacho estima que las entidades mencionadas aceptaron dichas afiliaciones no estando facultadas para ello y, en consecuencia, están asumiendo un riesgo por la administración no autorizada de las cotizaciones de afiliados irregulares, durante el tiempo que los recursos permanezcan a su cargo. En tal virtud, las entidades deben disponer lo pertinente para proceder al traslado de las cotizaciones, las cuales deben adicionarse con los rendimientos generados durante la administración de los mismos, de acuerdo con las tasas establecidas en el artículo 4º, inciso tercero del Decreto 1642 de 1995.

3. El artículo 5º ibídem regula los aspectos relativos al traslado de las cotizaciones en aquellos casos en que el empleador no cumplió con la obligación legal de afiliar a sus trabajadores al sistema general de pensiones.

En tales eventos el empleador está igualmente asumiendo el riesgo de la administración de los recursos y, por consiguiente, en la obligación legal de trasladar los mismos a la administradora, aun cuando no hubiere efectuado los descuentos respectivos, para lo cual deberá incluir, a diferencia de lo dispuesto en el artículo 4º del decreto en estudio, en donde se exigen unos rendimientos, los intereses moratorios generados por las cotizaciones no efectuadas. Debe aclararse que en este supuesto, el empleador asume su responsabilidad por los aportes no descontados oportunamente.

___________________________