CARTA CIRCULAR 51 DE 2005 

(Junio 22)

Asunto: Seguimiento a la gestión de la inscripción de cédulas de ciudadanía de personas invidentes.

Mediante Resolución 262 de 2005 la Registraduría Nacional del Estado Civil autorizó un período de inscripción de cédulas de ciudadanía para atender las elecciones de 2006 y así mismo, mediante las cartas circulares 18 y 21 de febrero de 2005, la dirección de censo electoral definió el marco conceptual para adelantar esta labor respecto de las personas invidentes.

Dada la trascendencia del asunto asumido por la registraduría para la consecución de la información que permitirá conocer la identificación de los ciudadanos invidentes que estarían en disposición de ejercer su derecho al voto mediante tarjetas Braille y teniendo en cuenta que el resultado de esta gestión por parte de las delegaciones departamentales y Registraduría Distrital solo ha arrojado la inscripción de ocho (8) ciudadanos invidentes, atentamente les reitero la necesidad de coordinar claras y efectivas estrategias con las entidades que agremian invidentes para motivar y facilitar su inscripción.

No olvidemos que existen dos (2) fallos de tutela de la Corte Constitucional que instan a la registraduría a adelantar todas las gestiones para garantizar a los invidentes su derecho al sufragio “sin acompañante” y que el proyecto de ley que regula esta materia, surtió de manera satisfactoria los trámites en el Congreso de la República; razones más que suficientes para acrecentar los esfuerzos en la aplicación de las cartas circulares 18 y 21 de 2005.

Así las cosas, es importante que se asuma el liderazgo y se ejecuten las actividades planteadas para disponer de los argumentos y soportes que demuestren ante cualquier instancia, la oportunidad y diligencia de nuestra gestión.

En consecuencia, se debe presentar ante la dirección de censo electoral en los primeros ocho (8) días de cada mes un informe consolidado por delegación en el que de manera gráfica y ejecutiva se indique el alcance de las gestiones institucionales que se efectuaron para promocionar y motivar estas inscripciones en el mes inmediatamente anterior. De otra manera, el informe debe reseñar las actividades relacionadas con la divulgación, contactos con instituciones públicas o privadas, número de invidentes que agremia cada institución y cantidad de inscripciones realizadas por centro de discapacitados, etcétera.

El objetivo final, tal como se planteó anteriormente, reviste un trascendental significado institucional toda vez que permitirá en primer término, la identificación y la ubicación en el censo de los ciudadanos con limitación visual para que en adelante y con ocasión de otros debates electorales puedan ejercer su derecho al sufragio con tarjetas electorales que posean el sistema de lectura Braille; y en segundo lugar, permitirá proyectar con la debida prudencia y anticipación, los costos en los que deberá incurrir nuestra Entidad en esta materia.

Agradezco su oportuna y cumplida atención a esta directriz.

N. del D.: Esta Carta Circular va dirigida a: Delegados departamentales y registradores distritales del Estado civil.

_________________________________