CARTA CIRCULAR 60 DE 1999 

(Mayo 6)

Ref.: Circular Externa 73 del 31 de diciembre de 1997.

El Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, mediante sentencia del 26 de marzo de 1999 declaró la nulidad de la Circular Externa 73 del 31 de diciembre de 1997 de la Superintendencia Bancaria, a través de la cual se modificó la Circular Externa 63 del 5 de septiembre del mismo año, en la parte que decía:

“Los párrafos 2º y 3º del numeral 1º quedarán así:

“En armonía con las normas básicas de esencia sobre forma y prudencia, contenidas en los artículos 11 y 17 del Decreto 2649 de 1993 respectivamente, se permite precisar que no habrá lugar a contabilizar impuesto de renta diferido débito, con respecto al tratamiento contable generado por el efecto que tiene la aplicación de las deducciones especiales contempladas en los artículo 147 y 175 del estatuto tributario en los estados financieros de las entidades”.

De esta manera, atendiendo a que la declaración de nulidad implica que la norma no ha existido, debiendo, en consecuencia, retrotraerse las cosas al estado anterior a su vigencia, debe entenderse que los párrafos 2º y 3º del numeral 1º de la Circular Externa 63 del 5 de septiembre de 1997, modificados por la norma anulada, se encuentran vigentes y su texto es el siguiente:

1. Impuesto de renta diferido “débito” por diferencias temporales.

“Por su parte, las diferencias permanentes que se originan como consecuencia de deducciones especiales, como por ejemplo, la deducción ajustada por inflación de pérdidas fiscales de sociedades (E.T., art. 147) y la deducción ajustada por inflación del exceso de renta presuntiva sobre renta liquida ordinaria (E.T., arts. 175 y 188), corresponden a conceptos que se tienen en cuenta única y exclusivamente para efectos fiscales y, por lo tanto, nunca afectarán el estado de resultados.

En armonía con la precisión precedente, las diferencias entre la utilidad contable y la utilidad fiscal ocasionadas por los conceptos mencionados deben ser tratados, para efectos contables, como diferencias permanentes, de tal forma que las afectaciones al estado de resultados, a título de menor impuesto de renta sólo tendrán lugar en el (los) período(s) contable(s) en que efectivamente se ejerza el correspondiente derecho de compensación en las declaraciones tributarias del impuesto a la renta y complementarios”.

Para mayor ilustración anexamos el texto de la Circular Externa 63 de 1997, con los ajustes derivados del citado fallo del Consejo de Estado.

N. del D.: Esta carta circular va dirigida a representantes legales y revisores fiscales de las entidades vigiladas.

______________________________________