CARTA CIRCULAR 60 DE 2002 

(Mayo 7)

Ref.: Pago de divisas. Artículo 78 de la Resolución Externa 8 de 2000 de la Junta Directiva del Banco de la República.

Esta superintendencia ha recibido algunas quejas e inquietudes relativas a la forma como debe entenderse lo dispuesto en el artículo 78 de la Resolución Externa 8 de 2000 de la Junta Directiva del Banco de la República frente al pronunciamiento emitido por la honorable Corte Constitucional mediante la Sentencia C-041 de 2000 en relación con las formas de restricción sobre la circulación del cheque, razón por la cual se considera importante reiterar a los intermediarios del mercado cambiario sometidos a la inspección, vigilancia y control de este organismo, la importancia de observar estrictamente dicho precepto, a cuyo tenor se establece:

“ART. 78.—Pago de divisas. Los pagos que efectúen los intermediarios del mercado cambiario por compras de divisas por un monto igual o superior a diez mil dólares de los Estados Unidos de América (US$10.000) o su equivalente en otras divisas, se realizarán de la siguiente manera:

El pago se hará mediante la entrega de cheque girado a nombre del beneficiario de las divisas con cláusula que restrinja su libre negociabilidad y para abono en cuenta. No obstante, tratándose de transferencias a través de bancos comerciales, bancos hipotecarios su pago sólo podrá efectuarse mediante abono en cuenta corriente o de ahorros.

PAR.—La cuantía establecida en este artículo será de tres mil dólares de los Estados Unidos de América (US$3000) tratándose de la adquisición de divisas o recibo de giros desde el exterior por parte de las casas de cambio”.

La citada disposición consagra el deber de los intermediarios de efectuar los pagos por compras de divisas o recibo de giros en las operaciones iguales o superiores a los montos señalados, únicamente en las formas indicadas, sin contemplar excepción alguna.

Ahora, las consideraciones planteadas por la Corte en la Sentencia C-041, en la cual abordó el análisis de una demanda de inconstitucionalidad contra normas del Decreto-Ley 410 de 1971 (por el cual se expidió el nuevo Código de Comercio), no inciden en la rigurosa observancia de la obligación contemplada en el transcrito artículo 78, precepto contemplado en el régimen cambiario, conjunto normativo de carácter especial que debe ser estricta y preferentemente atendido por los intermediarios del mercado cambiario.

Sobre el particular señaló recientemente la secretaría de la Junta Directiva del Banco de la República mediante los oficios JDS-27812 del 3 de diciembre de 2001 y JDS-5647 del 14 de marzo de 2002:

“(...) La sentencia se refiere a normas que regulan las relaciones contractuales de derecho privado mientras que las normas cambiarias son normas de carácter administrativo. En efecto, las restricciones contenidas en las normas emitidas por la junta directiva del Banco de la República se imponen en ejercicio de la autoridad cambiaria otorgada por la Constitución y por lo tanto son de orden público económico (...) es evidente que en los pagos por operaciones de venta de divisas que superan los US$ 10.000 el girador no impone por su propia cuenta restricciones a la negociabilidad del título valor abusando de su posición contractual, lo cual está prohibido por la Constitución y que censura en esta sentencia la Corte, sino que está siguiendo los lineamientos de la autoridad cambiaria frente a lo cual carece de toda autonomía”.

En consecuencia, se solicita a los intermediarios del mercado cambiario sometidos al control y vigilancia de esta superintendencia adoptar las medidas necesarias encaminadas a observar estrictamente las disposiciones a las cuales se encuentran sometidas, entre éstas la referida a la citada obligación.

N. del D.: Esta carta circular va dirigida a los representantes legales, miembros de juntas directivas y revisores fiscales de los intermediarios del mercado cambiario vigilados por la Superintendencia Bancaria.

_______________________