CARTA CIRCULAR 90 DE 2001 

(Julio 12)

Ref.: Tasa promedio de compra de operaciones cambiarias para la liquidación del IVA.

Esta superintendencia se permite reiterar lo dispuesto en la Circular Externa 57 del 20 de agosto de 1993, mediante la cual en ejercicio de la facultad conferida en el artículo 486-1 del estatuto tributario, instruyó acerca del procedimiento que deben aplicar las entidades sometidas a su vigilancia para establecer la “Tasa promedio de compra de operaciones cambiarias para la liquidación del IVA”.

Como se desprende del contenido del artículo 486-1 del estatuto tributario, tratándose de operaciones cambiarias, “el impuesto se determina tomando la diferencia entre la tasa de venta de las divisas a la fecha de la operación y la tasa promedio de compra de la respectiva entidad en la misma fecha, establecida en la forma indicada por la Superintendencia Bancaria, (...)” (negrilla fuera de texto).

Con el fin de dar cumplimiento a lo regulado en el mencionado artículo del estatuto tributario, este organismo de supervisión expidió la citada Circular Externa 57, en la que se indica que el procedimiento que se debe aplicar para establecer la tasa promedio de compra, es el contenido en la Circular Externa 64 de 1991 de esta superintendencia, instructivo que en el numeral 3º fijó la metodología de cálculo de la tasa promedio ponderada para establecer la tasa de cambio representativa del mercado.

Al respecto, es oportuno reiterar que la Resolución Externa 8 de 2000 de la Junta Directiva del Banco de la República, define como “’tasa de cambio representativa del mercado” la de las operaciones de compray venta de divisas que calcula y certifica la Superintendencia Bancaria con base en la información disponible (...)”, en tanto que para efectos de la liquidación del IVA en los servicios financieros, el estatuto tributario contempla únicamente la “tasa promedio de compra” (negrilla fuera de texto).

En consecuencia, si bien la Circular Externa 64 de 1991 de esta superintendencia, dentro del numeral 3º antes citado, contempla tanto la compra como la venta de divisas, se reitera que para la liquidación del IVA en los servicios financieros, basados en el mismo procedimiento, se debe ponderar única y exclusivamente la tasa promedio de compra de divisas de la respectiva entidad, tal como lo señala el artículo 486-1 del estatuto tributario ya citado.

De otra parte, no debe olvidarse que el término “compra/venta” al que hace referencia la Circular Externa 057, obedece a las denominaciones legales del contrato civil (C.C., art. 1849) y del comercial (C. Co., art. 905), significado que además tiene plena vigencia para efectos tributarios, disciplina en la que la respectiva factura se denomina: “Factura cambiaria de compraventa”. Así, es claro que se trata de una sola operación, esto es, la compra que de las divisas hace la casa de cambio y la venta que de las mismas le efectúa un tercero.

De igual manera, se reitera que en el inventario de divisas necesario para determinar la tasa promedio de compra deben incluirse todas las divisas recibidas a cualquier título y que, el proceso que se debe cumplir para la determinación de dicha tasa es independiente del procedimiento de reexpresión de divisas acogido para efectos contables en el numeral 3º de la Circular Externa 63 de 1991, modificado por la Circular Externa 041 de 1992, expedidas por esta superintendencia.

N. del D.: La presente circular va dirigida a representantes legales y revisores fiscales casas de cambio.

_____________________