CARTA CIRCULAR 96 DE 1999 

(Julio 23)

Con el objeto de atender las inquietudes planteadas por algunas entidades en relación con la debida aplicación de la Circular Externa 39 de 1999, referente a la evaluación de cartera de crédito, de contratos de leasing y a bienes recibidos en pago, esta superintendencia se permite precisar lo siguiente:

1. Las normas previstas en la circular de la referencia se aplicarán para la evaluación, calificación y constitución de provisiones de cartera a partir del 1º de julio de 1999. Por lo tanto, mientras no se modifiquen las calificaciones de un deudor con posterioridad a esa fecha, las provisiones continuarán siendo las efectuadas conforme a la reglamentación vigente al momento de hacer la respectiva calificación. De haber cambios en la calificación de un deudor, en fecha posterior al 1º de julio de 1999, deberán aplicarse las normas de la Circular Externa 39 de 1999. Por ejemplo, si un deudor estaba calificado en “C” y tenía como garantía prenda sobre planta industrial de tal forma que a 30 de junio, la deuda no estaba provisionada, este régimen se mantendrá, salvo que el deudor pase a calificación “D”, en cuyo caso la totalidad de la deuda deberá provisionarse con la normativa actual.

2. Una vez establecidos los criterios en los reglamentos internos para clasificar un crédito o un contrato de leasing en comercial o consumo, la clasificación, que de acuerdo con dichos criterios se dé a cada crédito deberá mantenerse hasta su cancelación.

La provisión de la corrección monetaria de que trata el numeral 9.3 deberá calcularse sobre el valor de las cuotas vencidas, en la parte correspondiente a este concepto.

4. De conformidad con el numeral 11 de la circular de la referencia, para efectos de provisiones, no se tendrá en cuenta el valor de las garantías prendarias o hipotecarias que versen sobre los establecimientos de comercio o industriales del deudor para créditos otorgados o reestructurados a partir del 1º de julio de 1999. Por lo tanto, los créditos otorgados o reestructurados antes de dicha fecha que cuenten con tales garantías, se provisionarán teniendo en cuenta el valor de dichas garantías, salvo que su calificación se modifique, según se explica en el numeral 1º de la presente carta circular.

5. Para efectos del numeral 11 de la Circular Externa 39, se entenderá por “garantías prendarias o hipotecarias que versen sobre los establecimientos de comercio o industriales del deudor”, la garantía que se otorgue sobre la totalidad del establecimiento de comercio o industrial, así como aquella que recae sobre uno o más de los elementos que lo conforman: el torno, el molino, la planta extractora, etc.

6. Las reestructuraciones de créditos o contratos de que trata el numeral 12, así como la rehabilitación de la clasificación contenida en el numeral 13, sólo serán posibles si las mismas tienen en cuenta como criterio fundamental la capacidad de pago del deudor y sus codeudores, así como el flujo de caja del proyecto conforme a lo establecido en el numeral 4.1.1 de la circular de la referencia.

7. Se aclara que las evaluaciones de que trata el numeral 20 incluyen el expediente completo del cliente. La no inclusión de la información mencionada dará lugar a los ajustes y reclasificación del caso, pues se entenderá que no se dispone de la misma.

8. El numeral 22.2.2 que exige que las reestructuraciones extraordinarias comprendan por lo menos el ochenta por ciento (80%) del total del endeudamiento de un deudor con el sector financiero, se refiere al total del endeudamiento con las entidades vigiladas por la Superintendencia Bancaria de Colombia.

N. del D.: Esta carta circular va dirigida a representantes legales y revisores fiscales de las entidades vigiladas.

____________________________