CIRCULAR EXTERNA 32 DE 1992

(Abril 30)

Con el fin de garantizar que la cesión de los fondos de cesantía se efectúe con sujeción a la ley, en defensa de los intereses de los afiliados al mismo, esta superintendencia considera indispensable impartir las siguientes instrucciones:

1. Cierre. Las sociedades administradoras de fondos de pensiones y de cesantía que, de conformidad con lo previsto en el artículo 2º del Decreto 2772 de 1991, cedan el fondo de cesantía por ellas administrado deberán efectuar un corte de ejercicio en la fecha inmediatamente anterior a aquélla en que se produzca la cesión, siguiendo para el efecto el procedimiento de cierre trimestral establecido por la Superintendencia Bancaria, de tal forma que se determine con exactitud el valor de la unidad que regiría las operaciones en esta última fecha.

2. Identificación. Al momento de la cesión de un fondo de cesantía, la sociedad cedente deberá entregar a la sociedad cesionaria la relación de los afiliados al fondo, con indicación de su participación expresada en pesos y unidades, y del número de días de permanencia durante el trimestre en curso.

3. Garantía de rentabilidad mínima. La sociedad cedente de un fondo de cesantía deberá garantizar la rentabilidad mínima exigida por la ley, correspondiente al último período en el cual se haya administrado el fondo cedido. Para el efecto se compararán la rentabilidad obtenida por el fondo respectivo en el período con el promedio aritmético de las tasas semanales de costo promedio de captación de bancos y corporaciones financieras a través de certificados de depósito a término con plazo de noventa días, solicitada por la Superintendencia Bancaria al Banco de la República, correspondientes al período comprendido entre el primer día del trimestre calendario en curso y aquel en el cual se efectúa el corte. La rentabilidad mínima, para estos efectos, será informada por la Superintendencia Bancaria a las sociedades cedente y cesionaria, dentro de los diez (10) días hábiles siguientes a la cesión del fondo.

Suministrada dicha información, la entidad cedente dispondrá de un plazo de cinco (5) días comunes para cancelar la suma necesaria para alcanzar la rentabilidad mínima exigida.

Esta suma se cancelará, en primer lugar, con cargo a la comisión de manejo causada hasta el día del cierre a favor de la administradora cedente.

Cuando la comisión de manejo causada sea insuficiente para alcanzar la rentabilidad mínima exigida, la diferencia será entregada en efectivo al fondo cesionario, para su abono en las cuentas de capitalización individual de quienes al momento de la cesión se encontraban afiliados al fondo cedido. Este abono se realizará con sujeción al procedimiento señalado en el subnumeral 5.3 de esta circular.

En caso de fusión de la entidad cedente, o cuando la totalidad de sus acciones en circulación hayan sido adquiridas por otra entidad o sus pasivos hayan sido cedidos, la obligación de garantizar la rentabilidad mínima se extenderá a la entidad absorbente o a la nueva sociedad resultante de la fusión, así como a la adquirente de las acciones o de los pasivos, según sea el caso.

4. Procedimiento para la determinación del cumplimiento de la rentabilidad mínima. La rentabilidad obtenida por el fondo respectivo en el período correspondiente al tiempo transcurrido entre el primer día del trimestre calendario en curso y aquel en el cual se efectúe el cierre, se calculará aplicando la siguiente fórmula:

Donde:

A fin de determinar el cumplimiento o no de la rentabilidad mínima, se comparará la rentabilidad del fondo cedido (RC), con la rentabilidad mínima exigida.

5. Procedimiento a realizar en el fondo cesionario.

5.1. El día de la cesión. El fondo de cesantía cedido se incorporará al administrado por la sociedad cesionaria, la cual efectuará la reliquidación de todas las cuentas del fondo cedido, con base en el valor de las unidades del fondo de cesantía por ella administrado vigente para el día de la cesión.

5.2. El día en que la Superintendencia Bancaria informe la tasa de rentabilidad mínima. Se entenderá que se ha cumplido la rentabilidad mínima en el fondo cedido cuando la rentabilidad obtenida sea igual o mayor a la rentabilidad exigida informada por la Superintendencia Bancaria. En caso contrario, se calculará la suma a abonar, a los afiliados vinculados al fondo cedido el día de la cesión, de acuerdo con el procedimiento establecido para el cálculo del valor SA (suma a abonar a los afiliados cuando no se alcance la rentabilidad mínima) indicada por esta superintendencia para el cierre trimestral.

5.3. Procedimiento de abono definitivo. La suma para alcanzar la rentabilidad mínima con cargo a la comisión de manejo causada hasta el día del cierre a favor de la administradora cedente o la suma adicional recibida para completar dicha rentabilidad, se incorporará como aportes a las cuentas de capitalización individual, tomando en consideración el valor de la unidad vigente en cada caso y se distribuirá entre los afiliados trasladados, teniendo en cuenta el procedimiento de abono definitivo establecido por la Superintendencia Bancaria para estos efectos en el cierre trimestral, y la información suministrada por la sociedad cedente respecto del número de unidades y de días de permanencia por afiliado en el fondo cedido.

6. Información a la Superintendencia Bancaria. Copia de todos los documentos en que consten la cesión y los términos en que ésta se ha pactado deberá remitirse a la Superintendencia Bancaria, dentro de los diez (10) días hábiles siguientes a la fecha en que aquella se produzca, referenciando para el efecto el trámite 147 creación/ conversión/fusión/escisión de entidades

__________________________________