CIRCULAR EXTERNA 35 DE 1993 

(Junio 7)

Para su conocimiento y fines pertinentes, a continuación se transcribe el artículo 1º del Decreto 847 de 1993, mediante el cual se dictaron normas en materia del ejercicio de la actividad fiduciaria:

“ART. 1º—Los contratos de fiducia mercantil que celebren las sociedades fiduciarias no requerirán de la solemnidad de la escritura pública cuando los bienes fideicomitidos sean exclusivamente bienes muebles.

De conformidad con el artículo 16 de la Ley 35 de 1993, si la transferencia de la propiedad de los bienes fideicomitidos se halla sujeta a registro, el documento privado en que conste el contrato deberá registrarse en los términos y condiciones señalados en el precepto citado”.

Como se observa en los términos del artículo antes transcrito, los contratos de fiducia mercantil que tengan exclusivamente por objeto la transferencia de la propiedad de bienes muebles son consensuales, vale decir, se perfeccionan por el simple consentimiento de las partes según las voces del artículo 1500 del Código Civil y la tradición se efectuará mediante la entrega material de los mismos.

No obstante, en aquellos casos en los cuales la transferencia de la propiedad de los bienes fideicomitidos se encuentre sujeta a registro, el contrato respectivo deberá constar por escrito y la tradición se efectuará mediante la entrega material de dichos bienes y la inscripción del título en los términos y condiciones señalados en el artículo 16 de la Ley 35 de 1993, incorporado al estatuto orgánico del sistema financiero en su artículo 146, numeral 2º.

Por el contrario, cuando dentro de los bienes objeto del contrato de fiducia mercantil existan inmuebles, éste no se perfeccionará mientras no se haya otorgado la correspondiente escritura pública y efectuado la tradición mediante la entrega material y la inscripción del título en la respectiva oficina de registro.

_____________________________________