CIRCULAR EXTERNA 6 DE 1996 

(Enero 19)

Ref.: Parágrafo segundo de la Resolución 2170 del 14 de septiembre de 1995.

Este despacho ha considerado procedente extender el término, para acogerse al tratamiento contable de las inversiones negociables de renta variable en acciones poseídas al 31 de marzo de 1995, a que hace referencia el parágrafo segundo de la norma de la referencia, los ajustes correspondientes se deberán reflejar en los estados financieros del mes de diciembre de 1995.

Lo anterior, modifica en lo pertinente el numeral 4.1 del capítulo I de la Circular Externa 100 de 1995. Por lo tanto, se anexan las páginas 11, 12, 13 y 14 de la mencionada circular.

4. Tratamiento contable de las inversiones.

4.1. Contabilización de las inversiones negociables. Con el propósito de dar cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 1º del Decreto 2336 de 1995, “por el cual se reglamentan parcialmente los artículos 271 y 272 del estatuto tributario, modificados respectivamente por los artículos 106 y 108 de la Ley 223 del 20 de diciembre de 1995”, para el registro de las inversiones negociables deben emplearse las instrucciones contenidas en la Circular Externa 17 del 15 de marzo de 1995 o en las normas que la modifiquen o adicionen.

Para efectos del tratamiento contable de las inversiones negociables de renta variable en acciones poseídas a marzo 31 de 1995, las entidades podrán optar por el siguiente procedimiento:

La utilidad o pérdida derivada de la primera valoración, se determinará como la diferencia entre el valor de mercado y el valor registrado a la misma fecha incluyendo los saldos de valorizaciones y provisiones existentes. La utilidad o pérdida se deberá determinar para cada tipo de inversión y tratar en forma individual como se describe a continuación.

Si el resultado de la valoración genera una utilidad, ésta se registrará como superávit por valorizaciones de inversiones negociables de renta variable. Este valor se deberá amortizar en alícuotas mensuales así: 20% en el año 1995, 40% en 1996 y el 40% restante en 1997.

Si el resultado de la primera valoración genera pérdida, ésta se imputará, en primera instancia al superávit por valoración registrado de la correspondiente inversión hasta agotarlo, y a partir de ahí, afectará el estado de resultados a título de pérdida por valoración de inversiones negociables de renta variable.

En las siguientes valoraciones, los efectos se registrarán en el estado de resultados y sólo se podrán imputar contra el superávit por valorizaciones cuando el valor de mercado sea inferior al determinado en la primera valoración.

Las instituciones que se acojan a lo dispuesto en los párrafos anteriores, reflejarán los ajustes correspondientes en los estados financieros del mes de diciembre de 1995 y hasta tanto no se haya amortizado en su totalidad el superávit por valorizaciones, sus efectos deberán revelarse en las notas a los estados financieros.

Para las siguientes valoraciones, respecto de estas inversiones, se continuará utilizando el procedimiento escogido, el cual no podrá ser modificado mientras las inversiones permanezcan en la entidad y deberá aplicarse para todas las inversiones poseídas a marzo 31 de 1995. Las inversiones negociables de renta variable en acciones adquiridas a partir del 1º de abril de 1995, se valorarán y contabilizarán conforme a los parámetros del presente numeral.

Las instituciones que al 14 de septiembre de 1995 hayan celebrado asamblea general de accionistas, en donde se hubiese considerado la distribución de utilidades cuyo resultado incluya el ingreso por valoración de inversiones negociables en acciones, y aquellas que a la misma fecha estén próximas a realizar su asamblea general de accionistas, podrán acordar con la Superintendencia Bancaria el procedimiento a seguir para efectos de aplicar lo acá reglamentado.

4.2. Contabilización de las inversiones no negociables. Los resultados de las valoraciones por el riesgo de mercado de las inversiones no negociables se tratarán contablemente atendiendo las siguientes reglas:

4.2.1. Inversiones de renta variable. a) Su registro se efectuará por el costo ajustado y su ajuste a valor de mercado se efectuará así:

i) En el evento en que el valor de mercado sea superior al costo por el cual se encuentra registrada la inversión, la diferencia se registrará como superávit por valorización.

ii) Cuando el valor de mercado sea inferior al costo por el cual se encuentra registrada la inversión, la diferencia afectará, en primera instancia, el superávit por valorización de la correspondiente inversión hasta agotarlo y a partir de ahí afectará el estado de resultados a título de provisiones por riesgo de mercado;

b) Los dividendos o utilidades que se repartan en especie sobre estas inversiones se tratarán así:

i) Por reparto de las utilidades: se abonan al estado de resultados.

ii) Por reparto de la revalorización del patrimonio: afectarán el estado de resultados en la cuantía que exceda del valor del ajuste por inflación registrado en la inversión;

c) Los dividendos o utilidades que se repartan en efectivo se registrarán con abono al estado de resultados, y

d) En el caso de inversiones de renta variable en moneda extranjera, el valor de mercado se deberá establecer en la moneda en que se emitió el título, para posteriormente reexpresarse a pesos colombianos. La provisión por la disminución en el valor de mercado y el ajuste por reexpresión deberán registrarse de manera independiente. Las reglas para la constitución de provisiones y la contabilización de valorizaciones serán las establecidas en los ordinales anteriores.

4.2.2. Inversiones de renta fija. Las inversiones forzosas se registran por su costo de adquisición y su valoración periódica se efectuará mediante la amortización o causación de los rendimientos hasta su redención o vencimiento. La pérdida o ganancia que se genere en la redención anticipada definitiva se podrá diferir y amortizar en lo que reste del plazo original de los títulos para su redención o vencimiento.

Con el propósito de establecer los efectos derivados de la primera valoración, el valor de mercado establecido para las inversiones de renta variable deberá compararse frente al último valor registrado, incluyendo los saldos de provisiones existentes. Tratándose de inversiones de renta fija el último valor registrado se establecerá adicionando o deduciendo del costo, según corresponda, los rendimientos causados no recaudados o los rendimientos recibidos por anticipado, así como las provisiones existentes.

4.2.3. Contabilización de las inversiones de cobertura. El valor de las inversiones de cobertura deberá contabilizarse y revelarse en forma independiente al elemento cubierto en el balance general.

Las ganancias o pérdidas se deberán registrar en forma compensada con el elemento cubierto de conformidad con las normas contables establecidas para éste.

____________________________