CIRCULAR EXTERNA 8 DE 1996 

(Enero 19)

Con respecto a la valoración y contabilización de operaciones carrusel, este despacho se permite dar las siguientes instrucciones:

(Nota: Derogada por la Circular Externa 14 de 1998 de la Superintendencia Bancaria)

1. Introducción

1.1. Definición de la operación. Una operación carrusel es un convenio entre varias entidades para comprar y vender, durante períodos de tiempo sucesivos y por valores de transacción fijados de antemano, un título de renta fija.

En términos financieros, un carrusel consiste en una secuencia de operaciones de compra y venta de un título a futuro. Los precios establecidos para comprar y vender el título determinan la rentabilidad de la operación en cada uno de los períodos de tenencia del título, denominados tramos. El título constituye una garantía y sus condiciones financieras no necesariamente determinan la rentabilidad de cada tramo del carrusel. En el anexo de esta circular se explican detalladamente las características técnicas de la operación.

Para el análisis financiero y valoración de la operación, es conveniente separar la rentabilidad del título ofrecido como garantía de la de cualquier tramo del carrusel.

1.2. Riesgos asociados al carrusel. Las operaciones carrusel son inversiones financieras y como tal están sujetas a los riesgos de mercado, solvencia y jurídicos definidos en la Resolución 200 de 1995 (1).

Adicionalmente, las operaciones carrusel involucran per se un riesgo por incumplimiento en los tramos sea éste de origen financiero o jurídico. En la presente circular, se desarrolla el riesgo por incumplimiento desde una perspectiva financiera, el cual se denomina riesgo de contraparte y se entiende como la contingencia de pérdida por incumplimiento de cualquiera de los compromisos de compra o de venta por parte de las entidades que participan en la operación carrusel, debido a variaciones en los valores de mercado de los compromisos adquiridos en el carrusel o del título que sirve como garantía.

Por su parte, se entenderán como riesgos jurídicos aquellos derivados del incumplimiento de algunas de las partes por causas diferentes a las variaciones del valor del mercado de los títulos o de los compromisos de compra y venta. Tales causas pueden tener origen en situaciones de orden legal atribuibles a la titularidad de los títulos, a la efectiva recuperación de su valor o a la capacidad legal de un participante en el carrusel para cumplir sus compromisos. En ausencia de instrucciones de esta superintendencia sobre títulos o entidades específicas, las entidades deberán evaluar, a su mejor criterio, los riesgos jurídicos asociados a la operación mediante su incorporación en la tasa de descuento para valoración.

(Nota: Derogada por la Circular Externa 14 de 1998 de la Superintendencia Bancaria)

2. Metodología para la valoración de un carrusel. Como operaciones financieras, los carruseles se deben valorar siguiendo los lineamientos de la Resolución 200 de 1995.

En el proceso de valoración de un carrusel, se debe distinguir entre la valoración del título o garantía y la valoración de los flujos del carrusel. A partir de esta diferencia se establece lo siguiente:

2.1. Valoración de la garantía a precios de mercado. La entidad participante en la operación carrusel debe valorar el título a precios de mercado, así no sea la actual poseedora, de acuerdo con los lineamientos dados por la Resolución 200 de 1995 y los parámetros escogidos para valorar sus inversiones financieras. El valor de mercado del título será llamado VG o valor de la garantía.

2.2. Flujos de los tramos del carrusel. Para cualquier tramo del carrusel existen dos flujos. El primero es la compra del título y el segundo es la venta del mismo.

En cada valoración de una operación carrusel, la entidad se encuentra en uno de los siguientes casos:

a) Cuando la entidad no ha entrado a ejecutar el tramo del carrusel, es decir no ha efectuado la compra del título, tiene dos flujos futuros pendientes: el primero es un egreso futuro por la compra del título a un precio fijo establecido al inicio del carrusel (Pc) y el segundo, es un ingreso esperado por la venta del título al final del tramo al precio estipulado inicialmente (Pv). Para la entidad que se encuentra en el último tramo de la operación carrusel, el precio de venta es el valor del título en el momento de su maduración, y

b) Una vez la entidad ejecuta el carrusel, es decir compra el título, la única obligación futura pendiente es la venta del título al precio fijado (Pv).

Inusualmente, pueden existir tramos dentro de los cuales se presenten flujos intermedios que obedecen a rendimientos o abonos a capital del título, en cuyo caso se deberán considerar en la valoración del tramo, de acuerdo con lo establecido en el contrato del carrusel.

A continuación se describe el procedimiento para determinar la valoración de los tramos del carrusel.

(Nota: Derogada por la Circular Externa 14de 1998 de la Superintendencia Bancaria)

3. Procedimiento para determinar el valor de mercado del carrusel. Para efectos de la valoración a precios de mercado, la entidad debe tener en cuenta su posición con respecto al tramo del que hace parte dentro de la operación carrusel.

3.1. Cuando la entidad no ha entrado al tramo. Cuando la entidad no ha entrado a ejecutar el tramo del carrusel, el valor de mercado del tramo es la diferencia entre los flujos de efectivo correspondientes al precio de compra (Pc) y al de venta (Pv) descontados al momento de la valoración.

En su forma general, la fórmula correspondiente es:

 

VM:valor de mercado del tramo de carrusel en la fecha de valoración.
Pv:precio de venta acordado al inicio del carrusel.
Pc:precio de compra acordado al inicio del carrusel.
n:número de días entre la fecha de valoración y la fecha acordada para la venta del título.
k:número de días entre la fecha de valoración y la fecha acordada para la compra del título.
iv:tasa de descuento apropiada para el compromiso de venta, se calcula como tbv + mv.
ic:tasa de descuento apropiada para el compromiso de compra, se calcula como tbc + mc.
tbv :tasa básica para inversiones con plazo de n días. La entidad debe aplicar las mismas tasas usadas en la valoración de inversiones de renta fija negociables de conformidad con lo establecido en la Resolución 200 de 1995.
tbc:tasa básica para inversiones con plazo de k días, la entidad debe aplicar las mismas tasas usadas en la valoración de inversiones de renta fija negociables de conformidad con lo establecido en la Resolución 200 de 1995.
mv:margen de venta. Es el margen por todos los riesgos específicos a la contraparte que compra en la operación de venta. mv puede ser igual a cero o mayor que cero.
mc:margen de compra. Es el margen por todos los riesgos específicos a la contraparte que vende en la operación de compra. mc puede ser igual a cero o mayor que cero.

3.2. Cuando la entidad está en el tramo. Si la entidad ejecutó el tramo del carrusel, es decir, compró el título, tiene pendiente solamente un flujo de efectivo correspondiente al precio de venta el cual se valora de acuerdo con la siguiente fórmula:

3.3. Casos posibles para el valor del margen en la valoración de un tramo de carrusel. A continuación se explica en detalle la formulación para hallar el valor de mercado de un tramo del carrusel, de acuerdo con las posibilidades de incumplimiento del contrato por parte del vendedor al inicio del tramo y del comprador al final del mismo. Estas posibilidades de incumplimiento obedecen en primera instancia a la comparación entre el valor de mercado de la garantía y el precio de compra o de venta descontados con la tasa básica utilizada por la entidad en sus valoraciones; estos precios descontados se denominarán en adelante Pc* y Pv*.

3.3.1. Caso 1: No hay riesgo de contraparte en la operación de compra al inicio del tramo, ni riesgo de contraparte en la operación de venta al final del tramo. Este caso ocurre cuando se cumplen simultáneamente las dos siguientes condiciones:

(a) VG <= Pc*

(b) VG >= Pv*

La condición (a) expresa la situación en la cual el valor de mercado de la garantía (VG) es menor o igual al valor descontado del compromiso de compra. Es razonable entonces suponer que el vendedor cumplirá su compromiso de entregar el título al precio pactado, por cuanto éste es superior a lo que puede obtener en el mercado. Por consiguiente, el riesgo de contraparte en la operación de compra se reduce al mínimo. Si no existen otros riesgos que ameriten la existencia de un margen, v. gr. jurídicos, se debe fijar el margen de compra en cero (mc=0).

Cuando se cumple la condición (b), el valor de mercado de la garantía es superior al valor descontado del compromiso de venta. Se puede entonces confiar en que el comprador cumpla su compromiso, por cuanto adquiere un título por un precio inferior al de mercado. Por consiguiente, el riesgo en la operación de venta se reduce también al mínimo y si no existen otras consideraciones que justifiquen lo contrario, el margen en la operación de venta puede fijarse en cero (mv = 0).

Como resultado, la valoración a precios de mercado del tramo del carrusel en el caso en que no existan riesgos de contraparte en las operaciones de compra o de venta será, utilizando la ecuación 1, así:

 

3.3.2. Caso 2: No hay riesgo de contraparte en la venta, pero existe riesgo de contraparte en la compra. Este caso ocurre cuando se cumplen las condiciones:

(a) VG > Pc*

(b) VG >= Pv*

En la condición (a), el valor de mercado de la garantía es mayor que el valor descontado del precio de compra, la contraparte en este compromiso podría optar por obtener un mayor pago en el mercado e incumplir su obligación.

Existe entonces un riesgo de contraparte en la operación de compra (mc>0), el cual se estima mediante la expresión:

Pc*:valor presente del precio de compra pactado.
(VG - Pc):monto que tiene en riesgo la entidad.
m:menor riesgo observado en los títulos emitidos por el vendedor, para operaciones de igual plazo.

La entidad evaluadora debe estimar este margen de compra (mc) utilizando el menor margen observado en los títulos emitidos por la parte vendedora como (m). No obstante, con el propósito de simplificar el cálculo del margen por riesgo, la entidad podrá asumir un valor máximo de 1% para m en su aplicación a la fórmula de cálculo de mc.

Así mismo en la condición (b), el valor de mercado de la garantía es mayor o igual que el valor descontado del precio de venta pactado y el riesgo de contraparte en la operación de venta se reduce al mínimo, por las razones expuestas en el caso 1. Si no existen otros riesgos, se puede fijar el margen de venta en cero (mv = 0).

En resumen, el valor de mercado del tramo de carrusel en el caso en que no existe riesgo de contraparte en la venta al final del tramo, pero si existe riesgo en la operación de compra al inicio del tramo será, utilizando la ecuación 1, así:

mc >= 0 y mv = 0

3.3.3. Caso 3: No existe riesgo de contraparte en la operación de compra, pero sí en la operación de venta. En este caso se cumplen las dos condiciones:

(a) VG <= Pc*

(b) VG < Pv*

La condición (a), por las razones expuestas en el caso 1, lleva a concluir que no existe riesgo de contraparte en la operación de compra (mc = 0). La condición (b) expresa la situación en la cual el valor de mercado de la garantía es menor que el valor descontado del precio de venta, por lo tanto el comprador al final del tramo podría optar por obtener el título directamente en el mercado a un menor precio e incumplir su compromiso. Existe por consiguiente un riesgo que se debe reflejar mediante un margen de venta positivo (mv > 0).

La entidad evaluadora debe estimar este margen de contraparte en la venta (mv), utilizando el mayor margen (m) observado en los títulos que del comprador haya en el mercado.

(Pv * - VG) * m

mv =  

Pv*

Pv*:valor presente del precio de venta pactado.
(Pv - VG):monto que tiene en riesgo la entidad en estos momentos.
m:mayor riesgo observado en los títulos emitidos por el comprador, para operaciones de igual plazo.

En la determinación del riesgo de contraparte, la entidad de acuerdo con su criterio, deberá considerar otros factores que afecten negativamente la operación y que lleven a incrementar el valor del riesgo por encima de los montos establecidos anteriormente.

No obstante, con el propósito de simplificar el cálculo del margen por riesgo de la contraparte (mv), en los casos en los cuales no sea factible determinar el margen por referencia a sus títulos (m), la entidad evaluadora deberá asumir un valor mínimo de 5% para aplicar en la fórmula de cálculo de mv.

En síntesis, el valor de mercado del tramo del carrusel en caso de que no exista riesgo de contraparte en la operación inicial de compra del título, pero sí exista riesgo de contraparte en la venta será, utilizando la ecuación 1, así:

 

3.3.4. Caso 4: Existe riesgo de contraparte tanto en la operación de compra, como en la operación de venta. Este caso ocurre cuando se cumplen las condiciones:

 

Por consideraciones similares a las efectuadas en los casos anteriores, se puede concluir que el valor de mercado del título a recibir en garantía no ofrece suficiente protección en las operaciones de compra y de venta. El margen por riesgo en ambas operaciones debe ser por lo tanto diferente de cero (mc >= 0) y (mv > 0) y se calcula de acuerdo con las formulaciones dadas para el margen de venta en el caso 2 y para el margen de compra en el caso 3.

Por consiguiente, el valor de mercado del tramo de carrusel en caso de que exista riesgo de contraparte en la operación de compra y en la de venta será, utilizando la ecuación 1, así:

 

La entidad evaluadora debe estimar el margen por riesgo para el vendedor y el comprador, de acuerdo con los criterios expuestos anteriormente para cada caso.

3.4. La escogencia por parte de la entidad en la fórmula de cálculo del margen de contraparte mv y mc utilizando el método descrito en los numerales 3.3.2 y 3.3.3, deberá ser igual para todas las operaciones carrusel y no podrá modificarse sin previa autorización de la Superintendencia Bancaria.

(Nota: Derogada por la Circular Externa 14 de 1998 de la Superintendencia Bancaria)

4. Tratamiento contable de los carruseles

4.1. Cuando la entidad no ha entrado al tramo. En este caso la institución no posee el título, para lo cual deberá seguir las instrucciones que a continuación se desarrollan.

4.1.1. Registro del compromiso de compra. El valor inicial por el cual se debe contabilizar el compromiso de compra será el acordado entre las partes. El derecho y la obligación se contabilizarán por el mismo valor, tal y como se describe a continuación:

 

En forma simultánea se deberá valorar el compromiso de compra y sus efectos se registrarán en el estado de resultados, de acuerdo con las instrucciones contenidas en la presente circular. El valor de mercado del título corresponderá al valor del derecho y el valor de mercado del compromiso de compra será el valor de la obligación.

La diferencia entre el derecho y la obligación se registrará a título de utilidad o pérdida, conforme se indica en el siguiente registro, así:

 

4.1.2. Registro del compromiso de venta. El valor inicial por el cual se debe contabilizar el compromiso de venta es el acordado entre las partes. El derecho y el compromiso se registrarán por el mismo valor, tal y como se describe a continuación:

 

En forma simultánea se deberá valorar el compromiso de venta y sus efectos se registrarán en el estado de resultados, de acuerdo con las instrucciones contenidas en la presente circular. El valor de mercado del título corresponderá al valor de la obligación y el valor de mercado del compromiso de venta corresponderá al valor del derecho. La diferencia entre el derecho y la obligación se registrará a título de utilidad o pérdida, conforme se indica en el siguiente registro, así:

 

Los compromisos de compra y venta se valorarán y contabilizarán con la periodicidad exigida en el plan único de cuentas para cada tipo de entidad.

4.2. Cuando la entidad está en el tramo. La entidad entra en el tramo cuando efectúa la compra del título sobre el cual está constituido el carrusel. En dicha fecha se cancelarán los saldos correspondientes al compromiso de compra y cualquier diferencia entre el valor de mercado del título y el precio de compra pactado, se imputará como mayor o menor costo de la inversión. En la misma fecha, el título se valorará y se registrará a precios de mercado de acuerdo con las instrucciones contenidas en la Resolución 200 de 1995.

4.2.1. Tiene un compromiso de venta posterior. El título se valora conforme a las instrucciones de la Resolución 200 de 1995. El compromiso de venta, así como la operación de venta posterior, se registrará atendiendo las instrucciones del numeral 4.1.2 y de los planes de cuentas, incluyendo la cancelación de los saldos correspondientes al compromiso de venta. Cualquier diferencia entre el derecho y la obligación del compromiso de venta se imputará como utilidad o pérdida en la venta de la inversión.

4.2.2. Se encuentra en el último tramo y no tiene compromiso de venta posterior. El título se valora conforme a las instrucciones de la Resolución 200 de 1995 y de los planes de cuentas, reconociendo la utilidad o pérdida correspondiente.

(Nota: Derogada por la Circular Externa 14 de 1998 de la Superintendencia Bancaria)

5. Vigencia y derogatorias. La presente Circular rige a partir de marzo 1º de 1996 y modifica a la Circular Externa 44 de 1993 (2) en todo lo referente a las operaciones carrusel y las demás normas que le sean contrarias.

(Nota: Derogada por la Circular Externa 14 de 1998 de la Superintendencia Bancaria)

NOTA: Los anexos técnicos a la presente circular, pueden ser consultados en el Boletín de Minhacienda 247 de enero 23 de 1996.

_____________________________