CIRCULAR EXTERNA 82 DE 1995 

(Septiembre 22 )

(Nota: Derogada por la Circular Externa 100 de 1995 Capítulo XVI de la Superintendencia Bancaria).

Como es de su conocimiento, el Gobierno Nacional, a través del Decreto 1041 del 20 de junio de 1995, estableció nuevas medidas que permiten orientar los recursos del sistema financiero para la adquisición de la vivienda de interés social y para el estímulo a la financiación de la vivienda usada.

Con el fin de adecuar los sistemas de información necesarios para el correcto ejercicio del control de ley correspondiente, este despacho ha considerado necesario modificar la proforma F.1000-50 (formato 113 para su transmisión vía módem), acorde con las nuevas disposiciones arriba citadas y en consecuencia se permite impartir las siguientes instrucciones:

1. Determinación del requerido de colocación.

1.1. Las corporaciones de ahorro y vivienda y los demás establecimientos de crédito que otorguen créditos hipotecarios de largo plazo para vivienda deberán acreditar ante esta superintendencia, en forma trimestral, que han destinado a financiar vivienda de interés social un 23% del saldo de las operaciones de crédito hipotecario para bienes inmuebles cuyo primer o único desembolso de recursos o cuya subrogación se efectúe o haya efectuado a partir del 1º de julio de 1993 y hasta el último día del trimestre anterior al que se esté evaluando (D. 2654/93, art. 1º, lit. c ))(2).

1.2. Es de advertir que las deducciones de que trata el parágrafo del artículo 3º del Decreto 2654 de 1993, para establecer la base de la cartera nueva, se darán siempre que las subcuentas 005, 010 y 015, unidad de captura 1 del Formato 113, incluyan los créditos hipotecarios para vivienda otorgados a sus propios empleados desde el 1º de julio de 1993 y hasta el corte del trimestre sobre el cual se calcula el requerido de VIS, así como el saldo total de los créditos otorgados para la adquisición o refinanciación de bienes inmuebles usados, cuando se trate de inmuebles respecto de los que exista un crédito concedido previamente por el establecimiento de crédito. En estos casos sólo computará la suma que exceda del saldo vigente del crédito anterior al momento de desembolsarse el nuevo.

1.3. No obstante, el requerido mencionado en el numeral 1.1 podrá reducirse, en el monto de los saldos de los créditos destinados a financiar la adquisición de vivienda usada de valor comercial no superior a diez mil (10.000) unidades de poder adquisitivo constante, UPAC, desembolsados entre el primero (1º) de julio de 1995 y el último día del trimestre para el cual se efectúa el control, sin exceder del treinta (30) de junio de 1996, hasta por el equivalente al 50% del valor total del requerido.

Es de precisar que en aquellos casos en que los desembolsos correspondan a créditos para compra de vivienda usada previamente financiada por la misma entidad, sólo podrá tomarse en consideración, para efectos de la reducción, la diferencia entre el monto desembolsado en el período anotado y el saldo que se cancela de la anterior financiación.

Por ejemplo: si se ha financiado a A la compra de un inmueble y el saldo de esa obligación a agosto 1º de 1995 es de diez millones de pesos ($ 10.000.000), y A le vende a B el inmueble, para lo cual B adquiere con la misma entidad un crédito por veinticinco millones de pesos ($ 25.000.000), el valor a deducir del requerido, por concepto de financiación de vivienda usada, será de quince millones de pesos ($ 15.000.000).

Ahora bien, para ilustrar la reducción del requerido a manera de ejemplo, podría decirse que si un establecimiento de crédito tiene un requerido de inversión en VIS de cien millones de pesos ($ 100.000.000) para el período julio-septiembre de 1995, y presenta, para el mismo período, financiación de vivienda usada cuyo valor comercial no sea superior a 10.000 UPAC, por valor de sesenta millones de pesos ($ 60.000.000), su requerido de colocación en vivienda de interés social se disminuye a cincuenta millones de pesos ($ 50.000.000), esto es, sólo hasta el cincuenta por ciento del valor total del requerido. Si las financiaciones otorgadas para la adquisición de vivienda usada fuesen de treinta millones de pesos ($ 30.000.000), el requerido de colocación para el trimestre correspondiente sería de setenta millones de pesos ($ 70.000.000).

2. Cumplimiento del requerido de colocación. El artículo 2º del Decreto 1041 de 1995 modificó el valor por el cual computan como disponible los créditos para financiar vivienda de interés social, desembolsados a partir del 1º de julio de 1993 y hasta el último día del trimestre para el cual se efectúa el control, con aplicación a partir del 1º de julio de 1995, en el siguiente orden:

2.1. Tres punto cero (3.0) veces el saldo de los siguientes créditos:

2.1.1. Los destinados para vivienda de interés social otorgados a los titulares de las “cuentas de ahorro programado” de que trata el Decreto 1851 de 1992 o demás normas que lo remplacen, modifiquen o adicionen.

2.1.2. Los destinados a financiar la adquisición, construcción, mejoramiento, habilitación o subdivisión de soluciones de vivienda de interés social, otorgados en municipios con población inferior o igual a cien mil (100.000) habitantes.

2.2. Dos punto cero (2.0) veces el saldo de los siguientes créditos:

2.2.1. Los destinados a financiar la adquisición, construcción, mejoramiento, habilitación o subdivisión de soluciones de vivienda de interés social, otorgados en municipios con población superior a cien mil (100.000) habitantes e inferior o igual a doscientos cincuenta mil (250.000) habitantes.

2.2.2. Los destinados a financiar proyectos de soluciones de vivienda de interés social, situados en zonas definidas por las autoridades distritales, metropolitanas o municipales como de renovación urbana, incluida la financiación de la adquisición de los inmuebles necesarios para desarrollar dichos proyectos.

2.2.3. Los destinados a financiar proyectos de soluciones de vivienda de interés social de alto impacto urbano, calificados por el Ministerio de Desarrollo Económico, de conformidad con lo establecido por el Decreto 706 de 1995.

2.2.4. Los destinados a financiar obras de urbanismo que correspondan a programas de soluciones de vivienda de interés social, ya se trate de vivienda nueva o de programas de mejoramiento integral de vivienda y entorno.

2.2.5. Los destinados a financiar la adquisición de terrenos para vivienda de interés social.

2.3. Uno punto cinco (1.5) veces el saldo de los siguientes créditos:

2.3.1. Los destinados a financiar la adquisición, construcción, mejoramiento, habilitación o subdivisión de soluciones de vivienda de interés social, otorgados en municipios con población superior a doscientos cincuenta mil (250.000) habitantes e inferior o igual a un millón (1.000.000) de habitantes.

2.3.2. Los destinados a financiar la adquisición o construcción de soluciones de vivienda de interés social cuyo valor comercial no exceda de mil ochocientos (1.800) unidades de poder adquisitivo constante, UPAC.

2.4. Uno punto cero (1.0) veces el saldo de los siguientes créditos:

2.4.1. Los demás créditos destinados a financiar soluciones de vivienda de interés social.

2.4.2. La cartera nueva de vivienda de interés social que se adquiera definitiva o temporalmente a cualquier establecimiento de crédito.

2.4.3. La cartera nueva de vivienda de interés social que se adquiera definitivamente al Instituto Nacional de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana, Inurbe.

2.4.4. El valor absoluto de los excesos que presentaron las corporaciones de ahorro y vivienda al término del segundo trimestre de 1993, sobre el porcentaje mínimo de colocación en vivienda de interés social establecido por la Junta Directiva del Banco de la República en la Resolución Externa 38 de 1992.

Los factores indicados anteriormente para efectos de acreditar los porcentajes mínimos de colocación no serán acumulativos, es decir, los créditos clasificados en una categoría no podrán ser incluidos en otra.

3. Reporte de la información. Las corporaciones de ahorro y vivienda y los demás establecimientos de crédito que otorguen créditos hipotecarios de largo plazo para vivienda deberán diligenciar y transmitir vía módem a la Superintendencia Bancaria la proforma F.1000-50 (formato 113), conforme las indicaciones del instructivo anexo, junto con la transmisión de los estados financieros de los meses con corte a septiembre y diciembre de 1995 y marzo, junio y septiembre de 1996.

En caso que un establecimiento de crédito no efectúe este tipo de operaciones, el correspondiente formato deberá reportarse de acuerdo con las instrucciones impartidas en la Circular Externa 043 de 1994.

4. Vigencias y derogatorias. La presente circular rige desde la fecha de su publicación en el boletín del Ministerio de Hacienda y Crédito Público-capítulo Superintendencia Bancaria y modifica en lo pertinente la Circular Externa 8 de 1995.

NOTA: Los formatos e instructivos de la presente circular pueden ser consultados en el boletín del Ministerio de Hacienda 226, de septiembre 25 de 1995.

(Nota: Derogada por la Circular Externa 100 de 1995 Capítulo XVI de la Superintendencia Bancaria).

________________________________